Balmaseda da luz verde a una cuestionada RPT

ELA denuncia que el organigrama laboral presentado "destruye empleos"

08.01.2021 | 01:26
El equipo de gobierno defiende que se prevé reestructurar y optimizar recursos.

Con los votos favorables del equipo de gobierno de la Candidatura Local Independiente y EH Bildu y el rechazo del PNV –el representante socialista no asistió a la sesión– Balmaseda ha aprobado provisionalmente una nueva relación de 51 puestos de trabajo que según el alcalde, Aitor Larrinaga, favorecerá "un funcionamiento más moderno y adaptado a los tiempos optimizando los recursos al reestructurar servicios y crear otros". Sin embargo, el sindicato ELA manifiesta en un comunicado que este organigrama acarreará "la destrucción de empleo", ya que "varios de los puestos desaparecen y asimismo desaparecen áreas tan importantes como Inmigración o Igualdad y los servicios de biblioteca y museo de historia".

"Ya en el año 2016 percibimos la necesidad de abordar la situación del personal en su conjunto. En 2017 se inició la redacción de la RPT (relación de puestos de trabajo). Además, con la apertura del servicio de atención a la ciudadanía, se aprobó un posibilista plan de reordenación de recursos humanos y se iniciaron negociaciones con la parte sindical hasta mediados del año siguiente porque vimos que había que abordar el problema de la temporalidad con un plan de estabilización que diera la opción de consolidar el puesto de trabajo pasando las correspondientes pruebas que contemplara la RPT y llegar posteriormente a una RPT ideal con un funcionamiento ágil que valorase la versatilidad", contextualizó el portavoz jeltzale y anterior regidor, Álvaro Parro, que así lo trasladó en el traspaso de poderes tras la victoria electoral de la CLI en las municipales 2019. De los pasos que se han dado desde entonces "ni siquiera hemos sabido que se había constituido la mesa de negociación y en las actas solicitadas a secretaría hemos conocido que ELA no participó y LAB se levantó sin acuerdo".

Objetivo: "regularizar"

El alcalde es "consciente de que detrás de estos puestos hay personas" y por ello "intentamos buscar el mejor acuerdo" con el objetivo de "regularizar" los empleos "no orgánicamente creados" y avanzar hacia una mayor eficiencia. En este sentido, matiza que no desaparecen prestaciones, sino que "se reorganizan para adecuarlas al volumen de trabajo. Por ejemplo, "bajo un técnico y un coordinador sociocultural se agrupan funciones de Igualdad, Inmigración o Educación, y luego hay administrativos y técnicos de cultura, lo que no significa que se vayan a suprimir la biblioteca o el museo". Se trata de "modernizar la estructura, máxime cuando las competencias de Acción Social están transferidas a la Mancomunidad de las Encartaciones". "Que igualdad, mérito, capacidad y publicidad estén debidamente garantizados en el acceso a la función pública municipal, lo que no se ha cumplido durante demasiados años, y la RPT sea un espejo de la plantilla", expuso el representante de EH Bildu, Aitor Llano, concejal de Promoción Económica, Empleo y Comercio.

"¿Qué va a ocurrir con las personas que actualmente trabajan en Igualdad o Inmigración? ¿Se va a subcontratar la gestión de los museos? ¿Se está dispuesto a indemnizar por despedir a esas personas frente a seguir valorando su trabajo? Personas cuyo modo de vida se pone en peligro", preguntó Álvaro Parro.

En opinión de ELA el documento "supone un grave retroceso", por lo que lo considera "inaceptable" e insta al equipo de gobierno a "dar marcha atrás a esta RPT "unilateral que no atiende solicitud alguna de la parte social". Tras recordar que "Balmaseda tiene un alto índice de interinidad con trabajadoras que prestan servicio de forma irregular hace 15 años y se vieron obligadas a denunciar", el sindicato ratifica su intención de "poner en marcha todas las vías en la defensa del empleo, la consolidación del empleo público y el mantenimiento de los servicios".

noticias de deia