Los Barbis, fieles a su cita con Portugalete

14.08.2020 | 00:16
La gran familia de Los Barbis, en una foto de archivo sacada en su local de ensayo habitual.

El grupo jarrillero da hoy, desde las 22.00 horas en la plaza de San Roque, su primer concierto tras el confinamiento

SON tiempos convulsos, difíciles, en los que la música es más necesaria si cabe para alegrar los corazones, aunque sea solo durante un rato. Los Barbis nacieron hace más de medio siglo para divertirse y hacer disfrutar a los demás. Esta noche volverán a subirse al escenario con ese propósito de gozar y hacer que el público que se dé cita, a partir de las 22.00 horas en la plaza San Roque de Portugalete, se divierta con sus canciones. "Lo vamos a dar todo, vamos a poner todo de nuestra parte para que la gente se lo pase bien y disfrute de un concierto que para nosotros será, sin duda alguna, muy especial", reconoce Txema Lorente, director de Los Barbis desde que formara el grupo hace más de medio siglo.

Lo que hará especial el concierto de esta noche será la situación que se vive actualmente en nuestra sociedad. Todo ello se reflejará en cuestiones como la limitación del aforo, el hecho de que el público permanecerá sentado y llevará mascarillas. Una imagen muy diferente a la que se pudo ver en el último concierto que ofrecieron Los Barbis y es que la de hoy será la primera actuación del grupo jarrillero tras la declaración de la alerta sanitaria a causa del coronavirus. "Los protocolos sanitarios son muy claros y se van a seguir a rajatabla, así que tengo muy claro que va a ser un concierto muy seguro. Los eventos culturales están siendo muy escrupulosos con las medidas sanitarias y creo que, en estos tiempos, debemos dar un impulso a la cultura", desarrolla Lorente.

Las medidas sanitarias y cuestiones como el mantenimiento de la distancia mínima interpersonal para prevenir contagios no solo han hecho que haya variaciones más que evidentes en las zonas en las que se ubicará el público que vaya a presenciar este concierto, sino que los cambios han llegado también hasta el propio escenario. Así las cosas, Los Barbis han tenido que adaptarse a las nuevas medidas y reducir a cerca de la mitad el número de cantantes que compartirán escenario en la noche de hoy. "Normalmente somos unos cuarenta cantantes sobre el escenario, pero en este primer concierto solo habrá una veintena. Hemos tenido que hacer cambios y ha costado elegir quiénes actúan. Quiero agradecer a todos los integrantes del grupo su disposición y su comprensión ante la situación", destacó el director de Los Barbis.

Aunque sea en condiciones muy especiales, el emblemático grupo jarrillero podrá cumplir con su tradición de ofrecer un concierto en agosto cuando la villa celebra San Roque. Este año no habrá fiestas, aunque sí una serie de actos culturales, entre los que figura el concierto de Los Barbis. "Durante los momentos más difíciles de la pandemia llegamos a creer que no habría concierto. Hubiese sido algo muy triste porque en los últimos cincuenta años hemos actuado año tras año. Por eso, creemos que es de agradecer la apuesta que ha hecho el Ayuntamiento por mantener, aunque sea en pequeño formato, las actividades culturales", explica Lorente.

Como ocurre en todos los órdenes de la vida, Los Barbis han vivido con incertidumbre no solo las consecuencias sanitarias de la pandemia, sino también las consecuencias que pudiera tener en cuanto a la suspensión de eventos y conciertos en los que deberían haber actuado.

Lo cierto es que la pandemia no solo ha hecho que no hayan podido ofrecer algunos conciertos tradicionales en su calendario anual y que el que afrontan hoy tenga un formato diferente al de sus actuaciones tradicionales. El confinamiento, como no podía ser de otra forma, frenó en seco sus ensayos, esas sesiones en las que el grupo pule su amplísimo repertorio y suma nuevas canciones. "Desde que se declaró el estado de alarma en marzo hasta julio no pudimos ensayar. Por suerte, antes de que todo esto pasase, ya teníamos muy pulido el recital", reconoce Lorente. Así, la vuelta a una mínima normalidad en el grupo llegó el mes pasado, aunque, sus ensayos tuvieron que cambiar de emplazamiento para ganar en seguridad sanitaria. De esta manera, dejaron el local de ensayo que el grupo tiene en la noble villa para pasar a ensayar al aire libre. Para ello, las inmediaciones del centro cultural Santa Clara fueron el lugar ideal, donde además contaron con el beneficio de que las condiciones meteorológicas ayudaron a que se pudiesen desarrollar con normalidad los ensayos.

Un recital variado Precisamente, uno de los aspectos que más preocupa al grupo de cara a la actuación de esta noche es que no llueva. "Esperemos que el tiempo nos respete y que podamos realizar el concierto sin ninguna pega", desea el director de Los Barbis. Para este concierto, el grupo portugalujo cuenta con un amplio y variado repertorio que servirá para que la ciudadanía cante y se divierta. "Hemos preparado un repertorio bastante amplio, con 19 canciones muy variadas y que, esperemos, guste a quien venga a vernos", señala Lorente.

El repertorio que ha preparado la formación musical para esta actuación gira en torno a tres ejes. El primero de ellos son las canciones tradicionales jarrilleras entre las que no faltará, como no podía ser de otra forma, la Diana portugaluja. El segundo bloque de temas del concierto serán canciones en euskera, un campo que Los Barbis trabajan de forma incesante, mientras que la tercera de las patas en las que se sustentará la actuación de esta noche serán temas de folk reivindicativo.

La de hoy será una buena oportunidad para ver a Los Barbis, un grupo que, tal y como indica su director, Txema Lorente, no tiene nuevas fechas de actuación en el horizonte. "De momento, no tenemos ningún concierto previsto para los próximos meses", asegura. Un síntoma más de la incertidumbre que vive, en general, la sociedad y, en particular, el mundo de la cultura. Todo ello hace que por el lugar, la fecha y la situación que se vive, el de esta noche sea un concierto muy especial. "Lo afrontamos con especial ilusión porque es, de alguna manera, la vuelta tras este periodo tan difícil para todos. Por ello, animamos a la gente a que venga al concierto, que no tenga miedo porque hay un amplio protocolo de seguridad que, estoy segurísimo, todos vamos a cumplir", concluye Lorente, el director de Los Barbis, una formación que, a pesar de los pesares, no fallará con su cita con Portugalete en torno a la celebración del día de San Roque, patrón de la villa.

"Durante los días más difíciles creímos que no podríamos dar este concierto que llevamos medio siglo ofreciendo"

"Para esta noche hemos preparado un amplio repertorio con un total de 19 canciones"

Txema Lorente

Director de Los Barbis