Hasta el 30 de septiembre

La temporada de verano de las piscinas exteriores de Barakaldo comienza el miércoles

Será necesario solicitar cita previa en la web de Barakaldo Kirolak

29.06.2020 | 14:20
La alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo, en las piscinas de Gorostiza.

La temporada de verano de las piscinas exteriores del municipio de Barakaldo comenzará este miércoles, 1 de julio, y las instalaciones de Gorostiza estarán abiertas hasta el 30 de septiembre, con un aforo del 50%. Para acceder a ellas, será necesario solicitar cita previa, a través de la web de Barakaldo Kirolak, con una antelación máxima de dos días.

La alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo, ha visitado este lunes las instalaciones de las piscinas exteriores de Gorostiza para comprobar los protocolos que se aplicarán a partir del miércoles, así como el estado de las instalaciones.

La regidora ha destacado que se han establecido diferentes protocolos, a fin de que los vecinos "se sientan seguros y puedan disfrutar de las instalaciones, teniendo siempre presente el principio de prudencia y las medidas de prevención", dado que el virus sigue estando "en la calle".

El hecho de que las piscinas cuenten con un aforo máximo del 50% implica, según han indicado, que podrán hacer uso de ellas un total de 787 personas en turno de mañana, de diez y media de la mañana a tres de las tarde, y otras tantas en el turno vespertino, entre las cuatro y las ocho de las tarde, mientras que las instalaciones se limpiarán entre turno y turno, de tres a cuatro de la tarde.

Quienes deseen acceder a las piscinas deberán solicitar cita previa, bien a través de la página web de Barakaldo Kirolak, (barakaldokirolak.eus), o bien en las máquinas expendedoras de los polideportivos, con una antelación máxima de dos días.

UN ACCESO POR PERSONA


Únicamente se reservará un acceso por persona, por día y por franja horaria y no será posible formalizar más de una reserva el mismo día y en las mismas franjas horarias. Para poder realizar esta reserva, será necesario solicitar una clave a Barakaldo Kirolak, que será enviada por correo electrónico a cada uno de los usuarios.

Además, el Ayuntamiento ha establecido diferentes medidas de prevención para que el uso de las piscinas sea lo más ordenado posible y el acceso a las instalaciones se realizará por la puerta azul situada junto al aparcamiento.

Según han indicado, no será necesario parcelar el terreno dadas sus grandes dimensiones, pero durante el horario de apertura habrá vigilantes que controlarán que se respete el distanciamiento social.

Junto a ello, los vestuarios de Gorostiza permanecerán cerrados, siguiendo las recomendaciones del personal técnico, debido a que los pasillos son más estrechos y es difícil asegurar que se respeten esas medidas de distanciamiento social. Por ese motivo, ha explicado la alcaldesa, se han instalado baños químicos, con el fin de que no sea necesario acceder al interior del polideportivo.

También se han establecido una calle para la ida y otra para la vuelta para nadar en las piscinas, con el fin de evitar el cruce entre dos nadadores en la misma calle y se recomienda la utilización de gafas de piscina, dado que los niveles de desinfectante de la piscina se mantendrán en los baremos más altos que permite la normativa.

REFORMA DEL SOLARIUM


Además, durante las últimas semanas, el Ayuntamiento ha culminado unos trabajos de mejora del solarium de la piscina, que estaba deteriorado, lo que provocaba filtraciones de agua, una obra que ha supuesto una inversión de 97.500 euros.

De Campo ha asegurado que los vecinos de Barakaldo son "privilegiados", por contar con unas piscinas en el entorno donde se ubican y ha afirmado que se ha "trabajado mucho" las últimas semanas con el único objetivo de que, después de estos meses de pandemia, los ciudadanos de Barakaldo "puedan volver a disfrutar de este entorno".

No obstante, la regidora ha realizado un "llamamiento a la prudencia", porque según ha dicho se puede "disfrutar", pero ha de hacerse cumpliendo con las medidas establecidas, "respetando los dos metros de distancia entre personas y usando las mascarillas siempre que no sea posible". En ese sentido ha asegurado que el virus "sigue estando entre nosotros", por lo que no se puede "bajar la guardia".