ezkerraldea

Sestao se corta la coleta contra el cáncer

La lluvia no impidió que decenas de personas donasen sus mechones de pelo para ayudar a crear pelucas

09.02.2020 | 05:34
El corte de coleta fue el gesto más repetido.

La lluvia no impidió que decenas de personas donasen sus mechones de pelo para ayudar a crear pelucas

NO hay que cortarse un pelo en la lucha contra el cáncer, si acaso, hay que cortarse la coleta. Eso fue lo que, a lo largo de la tarde de ayer hicieron decenas de personas en la plaza San Pedro de Sestao en la acción solidaria en favor de la organización Mechones Solidarios organizada por la estilista sestaoarra Marian Martín. La de ayer fue una tarde intensa desde su mismo comienzo, ya que la incesante lluvia obligó a trastocar los planes iniciales y trasladar la celebración de este evento de la plaza del Kasko a la plaza San Pedro, un espacio cubierto en el que, evidentemente, la incidencia de la lluvia sería mucho menor. Ni las precipitaciones ni el cambio de escenario de la acción solidaria evitaron que muchas personas, sobre todo mujeres, se fuesen acercando paulatinamente hasta esta plaza que se convirtió en un salón de belleza. "Visto cómo estaba la meteorología hemos pedido permiso a la mañana al Ayuntamiento para poder trasladar la actividad a la plaza de San Pedro en caso de lluvia y, finalmente, para las cuatro de la tarde hemos tomado la decisión definitiva", indicó Marian Martín.

A lo largo de la tarde se vivieron momentos e imágenes muy curiosas. Una de ellas tuvo como protagonista a Mari Nieves, una vecina de Santurtzi que conoció esta iniciativa en una visita a la planta infantil de oncología del hospital de Cruces. Ella se cortó la melena al completo, cambió completamente de look con el único propósito de ayudar. "Nunca he tenido el pelo tan corto como lo voy a tener ahora, pero me parece una buenísima causa. Total, el pelo me va a volver a crecer y ayudar a las personas que tienen cáncer tiene un gran valor", señaló esta mujer. Sus mechones de pelo, como los de otras muchas personas, una vez cortados, fueron envueltos y trasladados hasta el puesto que la asociación Mechones Solidarios dispuso en la plaza sestaoarra. Allí, por un lado, anotaban la longitud del mechón y si era de un niño o de un adulto. En base a ellos, se crearán pelucas que servirán para devolver la sonrisa a aquellas personas que han perdido su pelo a causa de los tratamientos contra el cáncer. "La función que tiene Mechones Solidarios en el día a día es colaborar con las personas que precisan pelucas. La asociación realiza las pelucas a coste cero y, por ello, también son muy importantes las donaciones económicas, además de las capilares que se van a hacer en esta actividad", subrayaron Sergio Beioles y Alba Lázaro, quienes eran los encargados de medir cada mechón de pelo recogido en la jornada de ayer. En efecto, la mayoría de los participantes en esta iniciativa, además de cortarse la melena en favor de la lucha contra el cáncer, también realizó una donación de cinco euros destinada a Mechones Solidarios. Con esas aportaciones económicas, la asociación trabajará para seguir creando pelucas que serán gratuitas para los enfermos de cáncer. "El coste aproximado de elaboración de cada peluca es de unos 300 euros", precisó Beioles. Así, la cuenta estaba bien clara: con la aportación solidaria de 60 personas en la jornada de ayer, no solo habría pelo suficiente para realizar varias pelucas, sino que también se contaría con la dotación económica mínima para hacer una peluca.

Entre los mechones recopilados en esta actividad solidaria también estaban los de varias misses, entre ellas Zuriñe Ruiz, Miss Grand Euskadi 2019. La bilbaina no quiso faltar a su cita con la solidaridad y puso su mechoncito de pelo para colaborar con la causa. "Colaborar con una causa como esta es un auténtico placer. Saber que un mechón de tu pelo puede servir para ayudar a personas que lo están pasando mal es muy gratificante y, además, el pelo vuelve a crecer", comentó Ruiz, quien estuvo acompañada de otras Miss Grand como las de Cantabria y Aragón, entre otras. Todas ellas aportaron parte de sus melenas a esta causa. Asimismo, Aspanovas también estuvo presente en la cita con un stand. "Nos avisó Marian para ver si queríamos colaborar en este evento y no lo dudamos. Teníamos que estar aquí para apoyar esta iniciativa y, además, que la gente conozca de cerca lo que hacemos", explicó Sara Enrique, miembro de Aspanovas, entidad que también se cortó melenas en la lucha contra el cáncer.