enkarterri

En la ‘pole’ de la solidaridad

Fernando Alonso unirá Falces y Zalla en 57 horas de marcha del 13 al 15 de junio

Cubrirá 280 kilómetros con 20.000 metros de desnivel a beneficio de la Cruz Roja

09.02.2020 | 04:26
El pasado septiembre Fernando Alonso cubrió 250 kilómetros entre Castrillo de la Reina y Zalla.

Cubrirá 280 kilómetros con 20.000 metros de desnivel a beneficio de la Cruz Roja

Zalla - Llamarse Fernando Alonso como el campeón del automovilismo le predispone para los retos deportivos de altura, en su caso literalmente y con su cuerpo por carrocería. Después de su primer reto benéfico, completado con éxito el pasado mes de septiembre, vuelve a la carga elevando la apuesta: entre el 13 y el 15 de junio recorrerá 280 kilómetros y 20.000 metros de desnivel acumulado entre la localidad navarra de Falces y su Zalla natal en un tiempo máximo de 57 horas. El mayor desafío al que se ha enfrentado en sus experiencias en pruebas de resistencia también estará revestido de solidaridad, al colaborar con la Cruz Roja de Enkarterri.

"Atravesaremos las cimas más emblemáticas: Urbasa, Txindoki, Aizkorri, Urkiola, Gorbeia y Ganekogorta, entre otros", describe hablando en plural. Porque con él se apunta a la experiencia su amigo Pedro Olcoz, originario del municipio del que saldrán. Allí, en Falces, se conocieron durante una carrera de resistencia creada por el navarro en la que "tuvimos que dar vueltas a un circuito durante 24 horas". En la próxima aventura se apoyarán el uno al otro "en los momentos malos que siempre se presentan y en los que se agradece poder conversar".

Ambos intentan sincronizarse durante el proceso de preparación programado con más intensidad en los últimos tres meses tratando de recrear las condiciones que se encontrarán. "Me gusta entrenar fuerte muchos días seguidos para simular el cansancio que sentiremos", cuenta Fernando, que también se ha inscrito en la Galdames Mendi Bira del sábado, en la modalidad que consta de 64 kilómetros. Ha practicado ciclismo y alpinismo antes de dar un paso hacia las carreras de montaña. No contento con eso ha hecho del proyecto Reta tu solidaridad una marca que va camino de afianzarse. "¿Si pienso en una tercera edición? Alguna idea hay, pero todavía es muy pronto", afirma.

Primero, hay que encaminarse a la línea de salida de este año. La caravana se pondrá en marcha en Falces el 13 de junio a las 8.00 horas. Varias personas seguirán de cerca a Fernando y Pedro para facilitarles la intendencia y la comida que necesitarán en los avituallamientos. La llegada a la meta de Zalla está prevista para el sábado 15 sobre las 19.00 horas con un recibimiento preparado por sus compañeros de la Cruz Roja. Los fondos que se recauden a través de Reta tu solidaridad se entregarán al equipo de albergue de respuesta inmediata en emergencias. Tiene como objetivo proporcionar Equipado con 250 camas, otros tantos sacos de dormir y 800 mantas, dispone de mesas plegables, kits de higiene personal, stock permanente de alimentación y agua, un camión de transporte pesado, un remolque de transporte y un food truck presentado la semana pasada en Galdames, que abastece de comida en caso de emergencias. Todo el dispositivo se gestiona desde el centro de logística situado en Güeñes.

"Se puede contribuir de distintas formas: adquiriendo papeletas por cinco euros en la Cruz Roja o el centro Terapia T de Zalla -de ayuda al deportista, que gestiona el propio Fernando-" o en el número de cuenta que la Cruz Roja habilita para donaciones directas a través de Kutxabank: ES80 2095 0078 41 3830074428.

El año pasado, con Bidesari El recuerdo de la emoción vivida en el primer desafío Reta tu solidaridad el pasado mes de septiembre empujará a Fernando a continuar en los momentos de flaqueza. Con el objetivo de ayudar a Bidesari, la asociación que asiste a presos, Fernando Alonso cubrió 250 kilómetros entre Castrillo de la Reina, en Burgos, y Zalla. Los metros finales conducían al escenario de la plaza en torno al cual cientos de cuadrillas participaban en una de las comidas populares de las fiestas patronales de San Miguel y le brindaron una calurosa ovación. "La entrada fue preciosa. Mi madre y amigos estaban esperando, aunque al principio estás tan cansado que no te das cuenta de todo", rememora.

Los treinta kilómetros que ha añadido este año a priori no suponen tanta diferencia. Sin embargo, el desnivel se duplica: "la vez anterior atravesé más zonas llanas ", compara un Fernando Alonso que ya calienta motores.