ezkerraldea

Cien jarrilleros conocerán los secretos del Palacio Chávarri

Las visitas a la actual sede del Gobierno Civil en Bilbao serán los días 4 y 5 de abril

08.02.2020 | 22:34

Las visitas a la actual sede del Gobierno Civil en Bilbao serán los días 4 y 5 de abril

Portugalete - La huella que dejó el empresario jarrillero Víctor Chávarri entre sus paisanos es muy prolongada. Han pasado casi 120 años desde su muerte, pero su figura aún sigue despertando curiosidad entre los portugalujos. En este sentido, un grupo de cien vecinos de la noble villa podrán conocer mucho más de Víctor Chávarri con la visita guiada que los próximos días 4 y 5 de abril se harán al Palacio Chávarri, sede actual del Gobierno Civil y que se sitúa en la plaza Moyua de Bilbao.

Este edificio, que fue construido en 1894, fue propiedad del afamado empresario y fue allí donde vivió sus últimos años en compañía de su pareja, Soledad Anduiza. Ahora, 125 años después de su construcción, merced al acuerdo al que han llegado el Ayuntamiento de Portugalete y la Subdelegación del Gobierno, se harán dos jornadas de visitas guiadas exclusivamente para vecinos y vecinas de la villa jarrillera. "En homenaje a los orígenes de Víctor Chávarri y por su importancia en la villa un centenar de jarrilleros van a poder visitar en exclusiva el Palacio Chávarri, un edificio de estilo neoflamenco. Con esta visita los participantes en la misma podrán conocer mejor la historia de la familia Chávarri, no solo de Víctor y también la historia de este histórico edificio", declaró Mikel Torres, alcalde de Portugalete.

Para poder tomar parte en estas dos visitas guiadas al emblemático edificio de la bilbaina plaza Moyua será necesario inscribirse previamente. Así, las personas que deseen conocer los secretos del Palacio Chávarri y profundizar en la historia de esta familia deberán acudir al Área de Turismo del Consistorio jarrillero hasta el próximo martes. Para poder reservar su plaza deberán dar sus datos personales en una instancia formal dirigida al Consistorio. - Miguel A. Pardo