Aure, el profe que enseña Educación Física en el mar o en la montaña de Getxo

Maestro en Geroa Ikastola, en sus clases sube a los alumnos a una tabla o bici

17.03.2021 | 00:45
El profesor de Educación Física, en el puerto deportivo rodeado de tablas de surf y de stand up paddle, de una vela y de bicis.

"Intento salir del modo estándar". Así concibe sus clases Aure Medina Amorrortu, el profesor poco convencional de Educación Física de Geroa Ikastola, en Getxo. Por eso, sus alumnos disfrutan y conocen de una manera práctica los deportes de vela, piragüismo, stand up paddle, surf o mountain bike. Aure gana metros y kilómetros al gimnasio, le quita la cubierta y le pone agua, salitre, verde y aire. "Lo hago para que los críos aprendan, para que tengan esa oportunidad", desliza.

Así que desde el inicio de este curso, las clases de Educación Física en Primaria van sobre ruedas o con remos. "Propuse hacer este tipo de actividades, que son mi vida. Y a la ikastola le encantó la idea. También se lo comenté a diversos críos, porque siempre que se me ocurre algo me gusta hablarlo con ellos. No soy de los que se plantea una unidad didáctica y la hace hasta el final, porque la tiene que hacer. Si hay algo que he pensado y luego no sale bien, lo cambio, sin problema", analiza este profesor. Pero el resultado, en efecto, está siendo satisfactorio. "Lo agradecen los críos y también los padres. Cuando haces cosas al aire libre, les parece muy buena idea; muchos me han ayudado y hasta me han traído bicis al colegio", desvela Aure. Los otros compinches de este sopeloztarra son las escuelas deportivas que tienen respaldo municipal, porque como él asegura: "Intento que el precio de estas actividades no sea desorbitado, porque si ya pasan de 10 o 15 euros, no todo el mundo puede, y a mí me gusta llegar a todos los niños". De ahí que las clases de vela, por ejemplo, se den en la escuela de Unai Basurko; o las de stand up paddle, con la colaboración del Club Northwind. "Es muy importante que los ayuntamientos subvencionen el deporte y que sea asequible para todos; creo que se podrían hacer más cosas de este tipo, si las instituciones concedieran más ayudas y engancharan a los colegios. Esto repercute todo: en salud, economía, bienestar€", considera Aure. Él, sobra decirlo, es un apasionado de este mundo. No en vano, compite a nivel europeo en stand up paddle, hace dos años participó en dos mundiales de vela en la categoría J-80, y también es surfista. "El mar, desde pequeñito, ha sido lo mío y es lo que intento inculcar a los críos", sostiene. En Aulesti, donde también estuvo trabajando como docente, ya puso en marcha su particular asignatura. "Todos los años, en junio, llevaba unas piraguas y unos kayaks e íbamos al río. Es uno de los mejores recuerdos que tengo como profe de Educación Física, junto a la experiencia de este año en Getxo, que la estoy disfrutando tanto o más que los alumnos", destaca.

Control
 

Por supuesto, la seguridad es la principal pauta a tener en cuenta al desarrollar estas prácticas acuáticas. "Tienes que tener todo muy planificado. Siempre: orden, control y disciplina. Y en eso soy muy cuadriculado", admite Aure, que no duda, en contar a los chavales "historias y anécdotas sobre el mar" mientras realizan estas clases. Pero no todo es agua, porque este sopeloztarra también ha subido a los alumnos a la bici y ha paseado con ellos. "Les he hecho unos talleres para aprender a manejarla y un circuito de coordinación y control de la bici en el patio; la tercera parte ha sido salir por el bidegorri hasta La Galea", describe. Y aún hay más en el manual de Aure: deporte rural vasco, juegos en el parque entre árboles, algo de yoga... "Y este año estoy haciendo otro experimento con los entrenamientos de intensidad alta, como el crossfit, las sesiones tabata...", apunta. Todo ello, compaginado con los ejercicios y los deportes que habitualmente forman parte de las clases de Educación Física en los colegios.

noticias de deia