Cuando el envoltorio es parte del regalo...

La getxotarra Elsa López enseña a envolver regalos de manera creativa

24.06.2020 | 01:29
Elsa López muestra unos ejemplos de su trabajo con unos regalos. Foto: E. L.

Ya ha conquistado a muchas manos inquietas: más de 16.000 personas se han apuntado a sus clases

Con el proyecto de Elsa López, las escenas de romper con ansia el papel de regalo para ver qué esconde o las de mosquearse un poco porque el obsequio viene, sin más, metido en una bolsa, son algo del pasado. Esta getxotarra ofrece cursos on line para aprender a envolver regalos de forma creativa: con telas, pinturas, accesorios como flores... La idea, que puso en marcha hace dos meses ha conquistado a muchas manos inquietas: más de 16.000 personas se han apuntado a sus clases.



El confinamiento agitó este proyecto de Elsa, ya que las manualidades fueron, para muchos, el mejor compañero de viaje entre cuatro paredes inquebrantables. No obstante, las originales técnicas para añadir emoción a un regalo siguen cosechando éxito. "Ya tengo también 11.000 seguidores en Instagram. Casi soy influencer", bromea esta getxotarra, consultora y formadora de marketing de profesión, que tiene su propio negocio en Internet desde 2014. Los minicursos –que son gratuitos– para saber cómo envolver regalos de manera artística se enmarcan en su proyecto Café con gatos y en ellos, Elsa enseña técnicas de manualidades para sus empaquetados: cómo hacer envoltorios con papel personalizado con pintura acrílica y sellos estampados; con tela bordada usando técnicas japonesas como furoshiki o sashiko; con fórmulas de plegado de papel y papel reciclado; con accesorios como sellos de lacre, flores naturales y secas, origami... "Son envoltorios diferentes para que se vea que el regalo empieza ya desde ahí, porque a mí me da mucha rabia recibir uno en una bolsa y sin envolver. Ya me ha pasado alguna vez. ¡No dedican ni un segundo a envolverlo! Pero cuando te dan un regalo así, de una forma personalizada, ya es otra cosa, tiene otro significado. Y no solo para detalles entre amigos, familia... sino cuando tienes un negocio y regalas algo, o cuando mandas el producto desde una tienda on line€", comenta Elsa. Además, este sistema en el que el regalo ya es su revestimiento viene muy bien para artículos que tienen unas formas más difíciles o redondas... Lo que hace Elsa es enviar a quien esté interesado en ello un vídeo cada día durante cinco jornadas.

Gran acogida "La gente está muy contenta, lo está agradeciendo mucho en esta época, porque con las manualidades no piensa en la situación laboral, en la pandemia... Me han llegado mensajes muy bonitos, como: La generosidad ante estas contingencias siempre hace más amable el confinamiento y las distracciones para afrontar la crisis, también. Te mando un abrazo virtual de confinamiento y te doy las gracias por tu iniciativa creativa en estos días difíciles para todos o Nos encontramos en cuarentena para protegernos del covid-19, así que el curso me ha ayudado a aprender algo nuevo y que me gusta y al mismo tiempo desestresarme. Muchas gracias", resume la getxotarra.

Ahora dará un paso más en este camino de sorpresas: "Estoy planificando ya un curso on line de pago. También voy a hacer un taller en directo para crear envoltorios con fotos y luego tengo idea de ofrecer clases para empresas", adelanta Elsa, que como sus otras dos hermanas –son trillizas– es una aventurera emprendedora. Las tres fundaron Trimarketers, para ayudar a otros emprendedores y profesionales freelance a mejorar la imagen y comunicación de sus marcas. "Tenemos esa iniciativa conjunta, pero luego cada una tenemos nuestra especialización y nuestros trabajos", puntualiza Elsa. Además, a Laura y a Maite también les gustan las manualidades. "Laura tiene un proyecto de macramé on line y con el confinamiento también ha tenido éxito. Y Maite ahora está aprendiendo bordado con aguja mágica", desvela Elsa. Ella seguirá con sus envoltorios.