Once perros saldrán a buscar el cariño de una familia en Getxo

El Consistorio mostrará a mascotas de su servicio de acogida los días 26, 27 y 28

18.06.2020 | 00:31
Un perro da la patita a una niña, en una campaña anterior.

Getxo Luma, Tyrion, Canela, Wanda y otros amigos buscan hogar en Getxo. Son cuatro de los once perros que el Ayuntamiento mantiene en las instalaciones de su servicio de recogida de animales domésticos y que el último fin de semana de este mes saldrán a la calle para tratar de encontrar una familia a la que dar muchos mimos. El día 26 estarán en Algorta; el 27, en Romo y el 28, en Las Arenas.

Este paseo perruno por los barrios getxotarras forma parte de una nueva edición de la campaña No compres, ¡adopta! que tiene como objetivo "ofrecer una segunda oportunidad a las mascotas encontradas en la calle y que están esperando una nueva familia", como señala el concejal de Servicios Urbanos Ambientales y Calidad Ambiental, Joseba Arregi. "Con tal motivo, durante tres días de este mes de junio se mostrarán al público los perros que se encuentran en la actualidad en el servicio de recogida de animales y que se darán en adopción", añade Arregi. Así, los perros que a buen seguro van a conquistar muchos corazones estarán el viernes, día 26, en la plaza de San Nicolás de Algorta, en horario de 16.00 a 20.00 horas; el sábado 27, en la plaza de Santa Eugenia de Romo, de 10.00 a 14.00; y el domingo 28 en la plaza de la Estación de Las Arenas, de 10.00 a 14.00 horas también. Así que quienes estén buscando un amigo de lo más fiel o los que quieran ayudar a estos perretes tienen que apuntar estas fechas en su agenda. "El Ayuntamiento recuerda que aquellas personas que acudan a visitar la exposición canina deberán cumplir con las medidas sanitarias en relación al distanciamiento social, el uso de la mascarilla y evitar las aglomeraciones, entre otras", enfatizan desde el equipo de gobierno.

Asimismo, el Consistorio ha elaborado un cartel en el que se pueden ver todos los perros recogidos en Getxo. Canes de distintas edades y razas, la mayoría calificados como sociables. Como, por ejemplo, Wanda, la benjamina de este grupo con 6 meses de edad. Es una mestiza blanca y negra de tamaño mediano. Los veteranos de esta cuadrilla, mientras tanto, son la valiente Txula, una mestiza de 16 añazos; HugoBoss, un elegante macho stanfford inglés, de 8 años; los mismos que el simpático Duke, un american stanfford inglés. Tigre, por su parte, es un pit bull muy atento de 6 años y medio y Tyrion, también de esta raza, tiene 2 años y 9 meses y muchas ganas de vivir aventuras. Luma es una pillina mestiza, de tamaño grande y de 2 años y cuatro meses, una edad similar a la de Canela, otra mestiza más pequeña y deseosa de dar lametones.

Todos ellos se encuentran en las instalaciones de Zaunk, en Iurreta, ya que es este centro el que tiene adjudicado el servicio municipal de animales domésticos del Ayuntamiento de Getxo.

Publicidad Estas mascotas en adopción estarán reflejadas en el cartel que el Ayuntamiento colocará de forma visible en aquellos puntos cercanos en los que se mostrarán los animales durante la campaña, y que también incluye una recomendación sobre cómo actuar en caso de encontrarse con un perro perdido en la calle: se aconseja no llevárselo a casa y llamar a la Policía Local (94 466 02 02) o al Área de Medio Ambiente (94 466 01 91). En el servicio de recogida municipal se ocuparán de identificar al animal y localizar a la persona propietaria del mismo. Desde el Consistorio piden, además, que no sea entregado en otra localidad, ya que "si no tiene colocado el chip dificulta enormemente que sea localizado". En este sentido, tal y como indica el Código Penal, todo el que abandone a un animal en condiciones en que pueda peligrar su vida o integridad será castigado con una pena de multa de uno a seis meses. La justicia puede igualmente imponer pena de inhabilitación especial de tres meses a un año para el ejercicio que cualquier tipo de profesión, oficio o comercio que pueda tener relación con animales o tenencia de animales. La propia ordenanza municipal de tenencia y protección de animales determina que queda "expresamente prohibido" abandonarlos y, por supuesto, su maltrato.