Durango mantiene paralizado el proyecto de los terrenos liberados del tren

El Gobierno vasco y el Ayuntamiento se reunieron sin éxito ayer jueves en Gasteiz

22.10.2021 | 00:13
Intenciones previstas en su día para los terrenos liberados del tren.

El proyecto más estratégico para el futuro urbanístico de Durango continúa en stand by. Esta es la conclusión que puede sacarse del encuentro ayer jueves  entre el Departamento de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes del Gobierno vasco y una delegación del Ayuntamiento durangarra que buscaban soluciones consensuadas para hacer uso de los espacios liberados en el municipio tras el soterramiento del tren a su paso por la localidad.

En la reunión, que tuvo lugar en la sede del Ejecutivo en Gasteiz, tomaron parte por parte del Departamento de Transportes, el viceconsejero, Pedro Marco y la directora de Infraestructuras del Transporte, Loly de Juan. En representación del Ayuntamiento de Durango acudieron la alcaldesa, Ima Garrastatxu, así como los concejales Aritz Bravo y Jorge Varela. En dicho encuentro el Consistorio durangarra planteó la puesta en marcha de otro proceso participativo que comenzará antes de que termine el año y que pretende construir una alternativa viable para dichos terrenos. Por otro lado, el Gobierno vasco recordó la necesidad de garantizar el cumplimiento de los compromisos adquiridos en materia financiera por parte de Durango para afrontar el soterramiento.

En este sentido, ambas delegaciones mostraron en todo momento su voluntad de llegar al máximo consenso posible y lograr un acuerdo satisfactorio para ambas partes y para la ciudadanía de Durango, aunque el proyecto sigue sin avanzar.

Fuel el pasado mes de marzo cuando Iñaki Arriola, consejero de Planificación Territorial, Transportes y Vivienda, recordó insistentemente que el convenio sobre el proyecto urbanístico sigue vigente. "Nosotros lo que tenemos es un convenio con el Ayuntamiento de Durango donde se contemplan unas plusvalías urbanísticas que deben financiar una parte del coste de la llamada Operación Durango. No es una cuestión de torres o no torres; la cuestión son unas plusvalías que están reconocidas en el convenio y deben financiar una parte del esfuerzo que se ha hecho con el dinero de los contribuyentes vascos", aseguró el lunes Iñaki Arriola, consejero de Planificación Territorial, Transportes y Vivienda", cuando fue preguntado por la consulta popular convocada por el Ayuntamiento de Durango el pasado 14 de marzo.

En la que fue la primera consulta popular celebrada en la villa se cuestionaba a la población sobre si quería seguir adelante con el proyecto planteado para los terrenos ganados a las vías del tren, tras su soterramiento, o no. El plan diseñado para los terrenos liberados tras el soterramiento del tren en Durango, denominado PERI 1 Ferrocarril, se aprobó en el año 2006 con la intención de construir cinco torres de hasta 18 alturas en pleno corazón del municipio, además de parques y zonas de esparcimiento como canchas deportivas, juegos infantiles, etc.

Convenio
 

El Ejecutivo vasco, dueño de los terrenos, pretendía invertir casi 11 millones de euros para finalizar los trabajos de reurbanización que posibilitaban que el 73% de los 62.000 metros cuadrados, es decir, más de 45.000, fuesen zonas con urbanización blanda, espacios verdes y zonas para canchas de baloncesto y parques infantiles. "Si no hubiese habido un convenio con esas plusvalías no hubiera existido la Operación Durango. Euskotren no ha ganado un viajero con la Operación Durango, pero Durango ha ganado mucho con ella", recordó Arriola.

durango

¿Otra consulta sobre el plan?

La primera. El Ayuntamiento de Durango plantea un proceso participativo con la ciudadanía para decidir sobre la Operación Durango. Este llegaría tras la consulta popular que organizaron en marzo. En ella se cuestionaba a la población sobre si seguir adelante o no con el proyecto planteado para los terrenos ganados a las vías del tren tras su soterramiento.

Participación. Dirigido a mayores de 18 años empadronados en Durango, 24.768 vecinos estaban llamados a las urnas. La cita contó con la participación de 7.076 personas.6.680 votaron a favor de paralizar el proyecto.

noticias de deia