Durango expone sus heridas de la cámara de Anzola

El Museo de Arte e Historia acoge una exposición con instantáneas del fotógrafo republicano bilbaino

27.03.2021 | 00:44
Fotografías del bombardeo de Durango. Fotos: José María Anzola

Un año más, Durango conmemorará el aniversario del bombardeo que, el 31 de marzo de 1937, asoló y tiñó de miedo la villa. Con el propósito de recordar para jamás olvidar, el Museo de Arte e Historia del municipio inaugura en la jornada de hoy una exposición con fotografías tomadas por José María Anzola durante el trágico suceso. Y es que 84 años después de los bombardeos fascistas, la exposición fotográfica permitirá poner rostro a la persona republicana que tomó las instantáneas de los ataques aéreos del 31 de marzo de 1937 y días posteriores. Todo ello, gracias a un trabajo del fotógrafo Mauro Saravia y el periodista Iban Gorriti que presentan la exposición Anzola: el Robert Capa vasco. El fotógrafo republicano del bombardeo de Durango de 1937. "Son fotografías cedidas por el archivo de la familia Anzola por lo que me gustaría agradecerlo. Realizamos muchas investigaciones sobre publicaciones antiguas que tienen que ver con los conflictos bélicos. En este caso, fue lo que había pasado en Durango en 1936 y 1937", explicó Mauro Saravia, profesor del Centro de Fotografía Contemporánea de Bilbao.

El bilbaino José María Anzola fue gudari del batallón Otxandiano y a continuación comandante de gudaris del batallón Malato y espía para la inteligencia americana durante la Segunda Guerra Mundial. Anzola –que firmaba como Antzola– fue de los pocos fotógrafos del bando republicano vasco. La mayoría eran enemigos que obtenían imágenes con las que mentir en sus medios. "La exposición es una vuelta de tuerca a su obra. Lo es porque se expondrán por primera vez fotografías que se hicieron en Durango en 1937 y que positivadas por el autor en su exilio en Caracas salieron publicadas en Euzko Deia. 84 años después vuelven a Durango cerrando el ciclo y, de algún modo, rindiendo homenaje por primera vez a José María Anzola y su familia que colabora con esta muestra, así como Iñaki Anasagasti por el material que nos ha cedido", explicaron desde el comisariado de la exposición.

Desde el Museo de Arte e Historia de Durango se mostraron muy agradecidos por la oportunidad de contar con esta exposición fotográfica ensalzando el trabajo realizado para conseguirlo. "La familia Anzola nos ha ayudado muchísimo cediendo todo el material. Destacar también el trabajo fantástico que habéis hecho durante 84 años cuidando el material fotográfico. Poder ver la cámara que estuvo paseando por estas calles después del bombardeo es algo muy importante para el museo, Durango y toda la ciudadanía", valoró Garazi Arrizabalaga, directora de la pinacoteca.

Enmarcado dentro de la exposición, se organizarán cuatro conferencias con aforo limitado. Una de ellas, impartida por Iban Gorriti, está pensada para niños, padres y madres donde se hablará de lo que pasó en Durango de una manera familia. Bajo el título Coeducar en paz, anécdotas del bombardeo de Durango, la jornada se celebrará en abril con fecha aún por concretar.

noticias de deia