La rotonda de Atxondo será una realidad en 2021

Tras veinte años de espera, el proyecto incluye la ejecución de una travesía

14.07.2020 | 00:09
Dos décadas después, el cruce de Irubide de Atxondo se convertirá en una glorieta. Foto: O.Buruaga

 Después de varias décadas reivindicando la mejora de la accesibilidad del municipio con la construcción de una rotonda en la carretera que une Abadiño y Elorrio a su paso por Atxondo, finalmente el Ayuntamiento y la Diputación firmarán este septiembre un acuerdo para que el proyecto pueda ser una realidad durante el 2021. Con un desembolso estimado de 800.000 euros por parte del ente foral, las obras incluirán la conversión de toda la vía de Atxondo en una travesía con aceras a ambos lados de la carretera, que además de mejorar la accesibilidad, la movilidad y la comunicación, dotará al municipio de una mayor seguridad vial.

Este punto, conocido como el cruce de Irubide, ha supuesto durante décadas un peligro para las y los vecinos de Atxondo a la hora de salir del centro urbano de la localidad e incorporarse a la carretera BI-632 que une Abadiño y Elorrio. Por ello desde su llegada al equipo de gobierno, los jeltzales volvieron a iniciar conversaciones con la Diputación Foral de Bizkaia para poder llevar a cabo la ejecución de esta glorieta, que supondrá mejorar la accesibilidad y la movilidad, además de reforzar la seguridad de la localidad.

Hay que tener en cuenta que este proyecto era una demanda que ya se contemplaba en las Normas Subsidiarias de 1999 y en las modificaciones urbanísticas posteriores de la zona. De hecho, un proyecto inicial de la construcción de la zona industrial de Markoida incluía la ejecución de esta rotonda para dar salida tanto al polígono como al cruce de Irubide del municipio. Sin embargo, en 2009 la Dirección de Aguas del Gobierno vasco, paralizó las obras de construcción de este polígono, por peligro de inundabilidad del río Ibaizabal que atravesaba la mitad del terreno. Tras esa calificación de suelo no urbanizable, la empresa que se iba a encargar tanto de la construcción del polígono como de la glorieta decidió que sin polígono tampoco iba a construir la rotonda.

Finalmente, y con casi dos décadas de retraso respecto a los planes iniciales, la actual corporación ha podido llegar a un acuerdo con la Diputación para que de cara al año que viene puedan comenzar los trabajos y poder culminar este proyecto tan esperado por las y los vecinos de la localidad.

Travesía Responsables municipales anunciaron también que la ejecución de este proyecto contempla la conversión de la vía en su tramo de Atxondo en una travesía, concretamente desde la empresa Cemosa hasta el puente de Santa Catalina. Lo que supondrá un cambio realmente importante para el municipio ya que este tramo de la antigua N-636 pasará a ser una vía mucho más amable y segura para los atxondotarras con aceras a ambos lados de la carretera que servirán para mejorar la movilidad y la accesibilidad peatonal a ambos lados de la carretera de entrada al municipio.

En lo económico y según previsiones municipales, el proyecto ya está redactado y supondrá una inversión de unos 800.000 euros por parte de la Diputación Foral de Bizkaia. "Se trata de una noticia muy positiva, después de tantos años luchando la rotonda se construirá en unos meses, dotando al municipio de unos accesos mucho más seguros", subrayó el alcalde de la localidad, Xabier Azkarate.

Los datos

Desde 1999. Este proyecto era una demanda que ya se contemplaba en las Normas Subsidiarias de 1999 y en las modificaciones urbanísticas posteriores.

2009. Se paralizan las obras de construcción del polígono industrial de Markoida, por peligro de inundabilidad y sin zona industrial que construir, tampoco se ejecutó la glorieta de acceso.

2020. Con la llegada de la nueva corporación en 2019 se retoma las conversaciones con la Diputación para darle solución.

El proyecto. En septiembre se firma el acuerdo por el cual se construirá la rotonda y una gran travesía para mejorar la seguridad del municipio.