Paseo por el renovado pasado de Durango

Culmina la reforma del museo de arte e historia locales

18.02.2020 | 06:15
Belén Bengoetxea, Julián Ríos, Garazi Arrizabalaga e Inma Garrastatxu en el acto de presentación

Pese a que los trabajos de remodelación del Museo de Arte e Historia de Durango concluyeron en enero 2018, desde entonces se siguió trabajando en la reforma integral de la sala de historia, y finalmente ayer dieron a conocer el fruto de los dos años de trabajo en el que han recogido, ordenado y contextualizado la historia de Durango y Durangaldea desde la Prehistoria hasta nuestros días.

Con la intención de contar el pasado de una forma abierta, dinámica e inclusiva, los responsables del museo reconocieron que resumir tantos siglos de historia no ha sido tarea sencilla. En esta línea, la directora del Museo de Arte e Historia, Garazi Arrizabalaga, explicó que, aunque la sala de historia ubicada en la primera planta de la pinacoteca durangarra, ha permanecido abierta durante este tiempo, se ha estado trabajando en la exposición durante los últimos años y se ha empezado desde cero. "Han sido dos años de duro y largo trabajo. Teníamos mucha información y teníamos que encontrar los objetos o elementos apropiados y queríamos ponerlos en valor como, por ejemplo, el reconocimiento del papel de la mujer a lo largo de nuestra historia", detalló Garazi Arrizabalaga.

Para esta laboriosa, tarea el museo contó con la colaboración de la arqueóloga y profesora de la UPV Belén Bengoetxea, en la recopilación y realización de los textos, y Beatriz Pi, en el apartado del diseño.

CONTEXTUALIZAR

Bengoetxea quiso subrayar que "la historia no es algo muerto, sino que lo estamos sobreescribiendo continuamente con nuevas fuentes, nuevas metodologías y lo más importante ha sido contextualizar cada momento".

De esa forma, la exposición recoge los hitos más importantes de la localidad y de Durangaldea y entre otros grandes momentos históricos se podrán ver las réplicas prehistóricas de Bolinkoba, una maqueta del municipio de finales del siglo XV, documentos que explican el incendio de 1554, algunos objetos carlistas y su contextualización en la historia, imágenes del bombardeo de la localidad durante la Guerra Civil cedidas por Gerediaga Elkartea e, incluso, el propio visitante podrá dejar su huella como partícipe de la herencia de Durango con su foto plasmada en una de las paredes del museo. En definitiva, un recorrido para saber de dónde venimos y hacía donde vamos con los nuevos desafíos y retos del futuro. La puerta hacia la globalización, la identidad, el consumismo, la ecología y de los avances tecnológicos.

Asimismo para poder ver y entender mejor este recorrido histórico, el museo ha realizado nuevas audioguías por medio de un código QR y estará disponible gratuitamente en euskera, castellano e inglés.

Al acto acudieron la alcaldesa de la localidad, Ima Garrastatxu, y el teniente de alcalde, Julián Ríos, quienes no dudaron el alabar y reconocer la labor de los trabajadores del museo durante estos años. "Paso a paso, poco a poco, en este museo se ha construido un espacio para entender la historia de Durango y Durangaldea" afirmó Garrastatxu. Julian Ríos, por su parte, quiso destacar las positivas cifras del museo que en el último año registró un incremento del 20% en sus visitas, superando los 17.000 visitantes en total.

noticias de deia