XII Laboral Kutxa DEIA hemendik sariak

Personas construyen que Durangaldea

El Zornotza Aretoa acogerá el jueves la ceremonia de entrega de los XII Laboral Kutxa DEIA Hemendik Sariak de Durangaldea, un reconocimiento a la labor de catorce personas, entidades, empresas y asociaciones

09.02.2020 | 19:32
04. Jon Sarobe, dantzari durangarra que lleva más de medio siglo bailando y cerca de cuatro décadas haciéndolo el día de San Fausto, 13 de octubre, en la plaza del Ayuntamiento.

rECONOCER y valorar las acciones desarrolladas por un amplio número de personas anónimas, asociaciones y entidades del entorno que permiten que Durangaldea continúe creciendo día a día con el trabajo y la constancia como señas de identidad. Para ello, el Zornotza Aretoa de Iurreta Amorebieta acogerá el próximo jueves, a las 20.00 horas, la duodécima edición de los Laboral Kutxa DEIA Hemendik Sariak. En la gala, conducida por el durangarra Alain Salterain, se repartirán hasta catorce distinciones.

En deferencia al municipio anfitrión, destacar el primer reconocimiento especial, que recaerá en el zornotzarra Pedro Juan Arana Mediana. Fallecido el pasado mes de agosto, fue presidente de la Sociedad Artístico Cultural Zornoza durante 18 años. Para el recuerdo quedarán sus inquietudes culturales, gestionando el fondo fotográfico de la Sociedad. Además, lideró el grupo de trabajo que recogió 5.000 imágenes de caseríos de Amorebieta-Etxano y apoyó todo lo relacionado con la vida cultural. En los últimos tiempos, se centró en recopilar información relativa a las ermitas del municipio y, a petición de la junta directiva, en redactar una pequeña historia de la SAC Zornoza, donde su conocimiento era piedra angular. "Su saber, su buen hacer y su experiencia propiciaron que su entorno y las generaciones que les precedemos tengamos hoy un espejo en el que mirarnos. El Presidente Honorífico de la SAC Zornoza nos ha dejado, pero nos queda su legado. Pedro Juan, estamos seguros que allí donde quiera que estés, seguirás transmitiéndonos tu fuerza, tu constancia y tu ilusión. Nos comprometemos a seguir mimando tu legado", agradecieron sus amigos.

El segundo galardón que se quedará en casa guarda relación con el comercio. Y es que hay establecimientos que van ligados a la historia de Amorebieta. Uno de los mejores ejemplos es la perfumería Edertu. Ubicada en la calle Sabino Arana, el negocio familiar abrió sus puertas el 1 de septiembre de 1973. Desde sus inicios se ha dedicado a la perfumería y complementos. Fue en 2008 cuando Edertu comenzó a trabajar también con moda de mujer. "Las tres hermanas hemos estado implicadas desde pequeñas en el establecimiento y llevo ya más de veinte años a cargo de él", explica satisfecha Aintzane Eskubi, responsable de la tienda tras coger el relevo de su ama, Begoña Goienetxe.

A lo largo de estos 46 años, perfumería Edertu se ha consolidado como un referente en el sector. Caracterizado por la cercanía con el cliente, preserva los valores de la confianza y un trato más personal, lo que le han permitido "mantener hoy día clientas que ya tenía mi madre en su época", agradece Aintzane añadiendo que "la gente del pueblo es muy fiel" a sus comercios de toda la vida. Su trayectoria y labor es premiada por DEIA, concediéndoles uno de los reconocimientos. "Sudamos la gotita día a día. Siempre ilusiona y es gratificante que valoren y reconozcan el trabajo que se viene haciendo desde hace tantos años", aseguran desde el histórico comercio.

Un año más, la cultura jugará un papel fundamental. En este apartado se encuentra la bertsolari iurretarra Kristina Mardaras. Fue una de las primeras mujeres en subirse a un escenario para cantar bertsos, en 1982, en los festejos del barrio iurretarra de Oromiño. Unos meses después, también participó de manera oficial con otras escuelas de bertsos en las fiestas de Bilbao. Interesada por este mundo desde muy joven, guarda en su memoria otra fecha: la de 1986, cuando Kristina se convirtió en la primera mujer en concursar en el campeonato de Euskal Herria. "Se crearon muchas expectativas por este motivo, pero me quedo con que a partir de entonces las mujeres comenzaron a tomar parte en los campeonatos", rememoró, orgullosa. Reconoce que "nunca lo he dejado del todo" al recordar con cariño cómo hace unos años llevó sus bertsos al el campeonato de Bizkaia junto a su marido, Justo Alberdi, y Juan Mari Areitio. Fiel defensora del folklore vasco, la iurretarra sigue participando en diferentes recitales. Agradecida por este reconocimiento, Kristina participa activamente en la vida cultural del Iurreta y más aún en todo aquello relacionado con las tradiciones vascas. En este sentido, no quiso perderse la festividad de Urrijena del pasado día 12, donde las mujeres ezpatadantzaris bailaron por primera vez en la plaza. Como era de esperar, los bertsos están muy presentes todavía en la vida de Kristina. "Todos los días recito con mi marido. Para nosotros es una manera más de comunicarnos", asegura la histórica bertsolari.

Sin salir del mundo del bertso, DEIA reconocerá la trayectoria de Eta abar Zornotzako Bertso Eskola. Funciona de manera oficial desde 2014, aunque viene ofreciendo clases desde 1988 de la mano de su hoy presidente, Andoni Larrea. En la actualidad, la escuela cuenta con 25 alumnos divididos en cuatro clases. Con edades comprendidas entre los 11 y 65 años, "en Amorebieta no hay limite de edad para los bertsos", indica satisfecho Andoni Larrea, que lleva toda una vida ligado a este mundo.

Muy relacionado también con el folklore vasco, se premiará a Jon Sarobe. Tras más de medio siglo bailando euskal dantzak, a sus 59 años, ha perdido la cuenta del número de aurreskus que ha podido realizar desde entonces. Entre ellos se encuentran los que ejecuta desde hace cuarenta años el día de San Fausto, 13 de octubre. Y es que su aurresku encima de escenario situado en la plaza del Ayuntamiento se ha convertido en uno de los momentos más emocionantes de las fiestas. Orgulloso de que su hijo, Oier de 17 años, forme parte de Kriskitin e incluso imparta clases a los más jóvenes, Sarobe recuerda los inicios con su primo Juanjo Zumarraga. "Ha sido mi maestro. Con 5 años, cuando íbamos a comer a casa de la tía, me machacaba a bailar", relató sin olvidarse de Iturralde y Zarrabeitia, aurreskularis con quienes siguió formándose, y Juan Antonio Aroma, txistulari con quien con quién ha bailado desde que era un crío.

Por otro lado, no podía faltar el tradicional Bizkaia Saria que este año será para Eroski. Empresa de referencia en Euskadi, con puntos de venta en el estado, celebra su cincuenta aniversario. En el apartado educativo, se premiará la labor impulsada por alumnos de San Antonio de Durango. Y es que preocupados por el futuro medioambiental, jóvenes de primero de Secundaria impulsaron el proyecto Plastik Out. Todo surgió cuando la de profesora de Biología Ana Sagastizabal propuso al alumnado trabajar sobre un proyecto dentro del programa Aztertu del Gobierno vasco. La acuciante situación de la acumulación de plásticos de mares, ríos y montes, junto al elevado consumo de este material hizo que Ana les propusiera aunar esfuerzos y profundizar tanto el problema actual como la concienciación de la sociedad.

Decidido el protocolo de actuación, algunos se encargaron de dar a conocer el proyecto a los partidos políticos y presentarlo en la Diputación. Otros, de hablar con los medios de comunicación y los demás grupos diseñaron un programa para expandir el mensaje a los estudiantes del centro. Todo eso después de que ellos en sus propias casas convivieran un fin de semana sin plásticos y este curso trasladarán la propuesta también a todos los centros educativos de la villa.

Asociadas y ganaderas

Reconocimiento también para Izar Gaztea. Fundada hace 25 años, la asociación de mujeres de Berriz sigue luchando a favor de la igualdad entre sexos. "Gure Izarrak nació para sacar a las mujeres de casa porque estaban todo el día cocinando y planchando, no teníamos otra cosa que hacer", evocó Caridad Molina, integrante de la entidad desde los inicios. Con local propio en el antiguo ambulatorio, el trabajo y la constancia diaria, han permitido a Gure Izarrak alcanzar las 160 socias. Los cursos de talla de madera, manualidades, yoga y la lectura creativa son algunas de las alternativas que se ofrecen semanalmente. "Nos hace muchísima ilusión que se valore el trabajo que emprendimos hace ya 25 años. Estamos muy contentas porque se está produciendo relevo generacional. Hay chicas jóvenes muy preparadas que garantizan la continuidad de la asociación", aseguraron optimistas desde Gure Izarrak.

De un grupo de mujeres a una garaitarra. Dedicándose al mundo rural desde niña, Iratxe Martínez será otra de las galardonadas en la gala del próximo jueves. A sus 49 años y con toda una vida dedicada al caserío, tomó el relevo de su madre, Tere Mazaga, cuidadora de vacas, para centrarse en la producción de gallinas. En la actualidad, Iratxe dirige desde hace una década una explotación de huevo ecológico con 3.000 gallinas en un caserío de Momoitio. "Me dedico profesionalmente al mundo rural desde hace 17 años. Poder trabajar en plena naturaleza y tener mi propio horario, que me permite ver envejecer a mis padres y crecer a mis hijas, es una satisfacción total", celebra la ganadera. Presidenta de la Asociación Landa XXI, cuyo objetivo es defender, representar y promover los intereses de la mujer y las familias del ámbito rural, Iratxe Martínez aprovechó el Día Internacional de las Mujeres Rurales, para presentar su labor. "Buscamos el reconocimiento de nuestras antecesoras y dar a conocer el trabajo que hacemos nosotras. Pensamos que si nuestras hijas ven cómo sus madres están económicamente bien, hacen lo que les gusta y la sociedad lo valora, tendremos más facilidades de que se queden en el medio", valoró la ganadera, antes de añadir que "me encantaría que mis hijas, Udane y Paule, sigan mis pasos".

Sokatira, fútbol y pelota

El deporte también tendrá alto protagonismo en los Hemendik Sariak de este año con el merecido reconocimiento para Abadiño Sokatira Taldea. Convertido a base de tirones en la potencia en Euskal Herria y fuera de nuestras fronteras, todo comenzó en octubre de 1991 en unas fiestas de Abadiño, cuando 16 chicos se juntaron para formar un equipo.

Los hombres dirigidos por Edu Mendizabal llevan más de un cuarto de siglo ganándolo todo: setenta oros en campeonatos de Euskadi, tres triunfos en mundiales y trece oros en torneos internacionales. La historia no facilita ninguna fecha ni lugar de origen de la sokatira, lo que si se sabe es que Abadiño Sokatira Taldea, está entrando en la historia de este deporte. Sin duda alguna, merecido este Laboral Kutxa Hemendik Saria.

De la soga al balón. Mención especial también para la Cultural de Durango. Fundada en 1919 por un grupo de entusiastas durangueses amigos del deporte, el conjunto durangarra se encuentra inmerso en la celebración de su centenario.

Cien años dan para mucho y los campos de San Fausto primero y Tabira en las últimas siete décadas, han sido testigo en todo este tiempo de innumerables logros deportivos, de sonrisas y lágrimas de celebración por los ascensos y la frustración de los descensos. Diez equipos y una Futbol Eskola consolidan un proyecto que no termina en noventa minutos sino que empieza cada lunes de entreno, con buen o mal tiempo, persiguiendo un futuro en el que la Cultu pueda seguir creciendo y siendo un referente. Cerca de 250 jugadores, más de una treintena de técnicos forman la familia Culturalista, "aunque sin la ayuda de los padres y madres, socios, anunciantes y colaboradores del club no habríamos podido llegar hasta donde hemos llegado. Sin duda nuestro bien más preciado", agradecen desde el conjunto durangarra.

Siguiendo con el fútbol, se premiará al Club Deportivo Elorrio. Fundado en 1924, en su larga trayectoria, han pasado por la entidad grandes jugadores que han militado en equipos de primera división. Cabe destacar, la presencia durante dos temporadas (1979/80 - 1980/81), en Tercera División. Actualmente, dispone de una estructura formada por tres secciones (escolar, federado femenino y masculino) con veinte equipos que suman más de 325 componentes entre jugadores, jugadoras y técnicos. Dentro de su filosofía, "uno de nuestros objetivos es que el jugador o jugadora, tenga ganas e ilusión por practicar este deporte", trasladan desde el conjunto de Eleizalde, que fue uno de los primeros de Euskadi en contar con equipo femenino.

Del campo del fútbol al frontón. Y es que Zaldibar siempre ha sido un municipio pelotazale y más aún desde la fundación del apartado de pelota del Zaldua Kirol Elkartea. Afianzada como uno de los grandes referentes de la comarca, la escuela de pelota, fundada en 1977, fue de las primeras que se crearon en Bizkaia. "Recuerdo cómo cuando empezamos no había frontón cubierto y cuando llovía teníamos que marcharnos a Berriz o Abadiño a jugar", describió Enrique Agirrebeitia, uno de los fundadores de la entidad pelotazale, sobre aquellos inicios . Organizadores del prestigioso Torneo Olazar, que viene celebrándose desde hace 33 años, cuentan con cerca de sesenta pelotaris con edades comprendidas entre los 5 y los 18 años. Centrados en seguir formando a los jóvenes, (dos de ellos, Garita y Artamendi, ya dieron el salto a profesionales), el club continuará fomentando la práctica de la pelota con la idea de dar una alternativa deportiva a todos los jóvenes del municipio. En este sentido, Agirrebeitia lamentó como "muchos con 14 años dejan la pelota y se marchan al fútbol y no tienen la afición que se respiraba antes en el frontón". A pesar de esta realidad generalizada en la comarca desde hace años, "mantendremos el trabajo por y para la pelota", ratifican desde la entidad zaldibartarra.

Por último, y no por ello menos importante, se premiará la trayectoria de la empresa zornotzarra Anticimex. Y es que garantizar una sociedad en la que los problemas de salud pública sean una utopía es su especialidad. Los diferentes servicios que ofrece a instituciones y empresas han convertido a esta compañía en un referente en el control de plagas de todo tipo.

noticias de deia