Bilbao promueve nuevos negocios en el Casco Viejo para rescatar 78 lonjas vacías

El Consistorio bilbaino ultima un programa especial de ayudas para devolver la plenitud comercial a esta zona

11.05.2022 | 00:25
Daniel, Pau, Janire y Ana son cuatro comerciantes que cuentan en la actualidad con negocios ubicados en la Siete Calles de Bilbao.

Siempre que puede, Josefina Martín, de Lezama, sigue acercárdonse a realizar compras a las Siete Calles de Bilbao. Una tradición que, según cuenta su amama Eustaquia le inculcó siendo una niña. "Solía venir en autobús con amama de compras a Bilbao. Junto con el Mercado de la Ribera esta ha sido la zona comercial históricamente en Bilbao", apunta esta mujer. Cuatro décadas después continúa manteniendo aquella costumbre aunque, Josefina muestra su preocupación ante la proliferación de tantos locales vacíos. "Han abierto negocios muy bonitos y con identidad, pero hay muchos locales cerrados".

En la actualidad, en la Siete Calles de Bilbao de los 351 locales comerciales, 273 están abiertos, y 78 permanecen vacíos y sin actividad. "Es una pena. Hay muchas lonjas cerradas y negocios de toda la vida han acabado bajando la persiana", apunta la mujer. Para conseguir que esta zona de la villa recupere aquella plenitud comercial por la que siempre ha brillado, el Ayuntamiento de Bilbao está ultimando un programa especial de ayudas económicas para facilitar la puesta en marcha de iniciativas empresariales en locales actualmente vacíos. Para ello se va a sufragar parte de los gastos derivados tanto del alquiler de las lonjas comerciales como de la firma de avales que garanticen el cobro por parte de los arrendadores. Para Janire Chaparro, responsable de la tiendaTuinkis American Market, ubicada en Artekale, la propuesta es positiva pero cree que no todos los negocios valen para las Siete Calles. "Lo que se instaure en esta zona deben ser negocios con alma, pueden ser franquicias, pero tienen que ser negocios singulares, diferentes", comenta la responsable del negocio.

Con un carácter experimental, el nuevo programa se va a dirigir a las Siete Calles del Casco Viejo, y con un foco especial en la instalación de nuevos negocios en Belosticalle, Somera, Tendería y Artecalle. Estas cuatro arterias podrán acceder a ambas modalidades de ayudas (alquileres y avales) mientras que las otras tres Barrencalle, Barrencalle Barrena y Carnicería Vieja solo a las de avales. En el caso de la subvención a los gastos de avales con entidades financieras que garanticen el pago de los mismos, el Ayuntamiento va a suscribir un acuerdo de colaboración con la entidad Elkargi, aunque podrán proceder de cualquier otra entidad.

NEGOcios artesanos

En el mismo plan, y sin excluir ninguna actividad, como estrategia complementaria para la activación de locales vacíos, tendrán preferencia aquellos proyectos que impulsen productos o servicios artesanos, el diseño y otras iniciativas con identidad propia, que de alguna manera, complementen la actividad comercial y hostelera ya existente. "Su objetivo es crear una zona de referencia de especial interés que aumente su atractivo y ayude a recuperar la actividad originaria de la zona", destacan desde el Consistorio bilbaino.

Con un presupuesto total de 70.000 euros, ampliables en otros 70.000 euros según la aceptación del programa, la ayuda otorgada por el Ayuntamiento de Bilbao subvencionará los gastos en función de la calle en la que se ubique el nuevo negocio: 50% del coste del alquiler durante los 12 primeros meses de pago con un máximo de 400 euros al mes por local (no serán subvencionables impuestos, tasas, gastos de gestión inmobiliaria, etc.); gastos derivados de la firma de avales para el alquiler de los locales comerciales en los que se desarrolle las actividades con un máximo de 400 euros por lonja.

Aunque en las calles Artekale y Tendería han predominado, tradicionalmente, las tiendas de consumo más generalizado como negocios de moda para señora y caballero, lencerías, ropa de hogar, zapaterías, mercerías y droguerías... en la actualidad la realidad en la actualidadha experimentado una renovación. Junto a negocios de toda la vida, nuevos emprendedores han ido abriendo sus nuevos negocios ofreciendo artículos de una gran diversidad de sectores, muchos de ellos locales dedicados a alimentación y artesanía.

La calle Somera –zona de mayor tradición chiquitera– se divide en dos zonas diferenciadas, por un lado la que discurre desde el Portal de Zamudio hasta el cantón de Sota y en la que predominan los locales de hostelería, básicamente bares, que alternan su espacio con algunas tiendas de estilos innovadores. La otra se de divide desde eel cantón de Sota hasta la Ribera y ahí destacan algunos negocios clásicos, de larga tradición histórica en el Casco Viejo, los cuales se alternan con otros de más reciente creación. Daniel Duñabeitia es la cuarta generación de Meltxora, comercio dedicado a la confección de trajes tradicionales vascos. "Es necesario seguir trabajando para conservar lo que existe y crear nuevas oportunidades para nuevos comercios", apunta Daniel.

Belostikale y Carnicería Vieja son, de las siete arterias, las calles más cortas, ya que quedan limitadas por la catedral y su plazuela respectivamente. En ellas han predominado, tradicionalmente, los negocios de más alta especialización, comercios dedicados a un consumo menos generalista. No obstante, en la actualidad, ambas calles han seguido caminos muy distintos, y así, mientras en Belostikale se mantiene el mayor número de comercios tradicionales, algunos de ellos únicos en la villa, Carnicería Vieja ha sufrido una transformación en los últimos años, albergando en la actualidad una gran mayoría de comercios innovadores. Las calles Barrenkale y Barrenkale Barrena conservan la vocación hostelera. 

Tuinkis (Artekale)


Salsas de los cinco continentes

Janire, en el exterior del Tuinkis. Foto: Oskar M. Bernal
 


Vinalium (Tendería)

 
Variedad de licores y vinos del mundo 

Pau, en el exterior de su tienda. Foto: Oskar M. Bernal
 

Meltxora (Somera)

 
Meltxora: alma con más de cien años de historia

Daniel, en el exterior de Meltxora. Foto: Oskar M. Bernal

 

Flamingos (Belostikale)

 
Ropa vintage a peso en Belostikale

Ana, en el exterior de Flamingos
 

En breve

Plan. El Ayuntamiento impulsará un plan para implantar negocios empresariales nuevos.

Presupuesto. Con un presupuesto total de 70.000 euros, ampliables en otros 70.000 euros según la aceptación del programa, la ayuda otorgada subvencionará los gastos en función de la calle en la que se ubique el nuevo negocio.

Nuevo negocio. Tendrán preferencia aquellos proyectos que impulsen productos o servicios artesanos, el diseño y otras iniciativas con identidad propia.

noticias de deia