Socio fundador de La Salve y organizador del Bilbao Bizkaia Beer

Eduardo Saiz Lekue: "Las cervezas vascas están al nivel que el consumidor más exigente está pidiendo"

¿Cómo es hacer realidad un sueño? Eduardo Saiz Lekue, organizador de la Bilbao Bizkaia Beer, cuenta cómo ha sido traer a la villa la mayor cita cervecera del año

11.10.2021 | 00:11
Eduardo Saiz Lekue, socio fundador de La Salve y organizador del Bilbao Bizkaia Beer.

Durante tres días el Palacio Euskalduna ha congregado a 70 cerveceras de 15 países diferentes poniendo a Bilbao en el epicentro de la industria cervecera. Tras haber recuperado la cerveza de Bilbao era un sueño para La Salve volver a traer a la villa eventos relacionados con la cerveza. Con la Bilbao Bizkaia Beer los fundadores de La Salve lo han conseguido.

El Euskalduna acoge el Bilbao Bizkaia Beer. Fotos: Oskar González y Oskar M. Bernal

El Bilbao Bizkaia Beer ha sido la mayor cita cervecera del año, ¿cómo surgió la idea?

—La idea nace desde el principio de la recuperación de La Salve como proyecto cervecero de Bilbao. Al final, si Bilbao tiene una cerveza y tiene una fábrica, solo por esos motivos debe tener eventos que sean cerveceros. Para La Salve es una obligación traer a la ciudad eventos que nos permitan explotar, desarrollar y presentar a la ciudadanía lo que es el mundo de la cerveza.

Es, en cierta manera, un sueño hecho realidad.

—Totalmente, es un sueño hecho realidad. Es una frase que hemos repetido mucho estos días porque al final recuperar la cerveza de Bilbao es traer a la ciudad una serie de eventos que se habían perdido cuando las empresas locales en los años 70 cerraron. Al final, cuando se cierra una industria no solamente cierran las empresas, sino que cierra también todo el ecosistema que estaba alrededor. Por eso nosotros, desde que recuperamos La Salve de Bilbao, queríamos recuperar también eventos como el de este fin de semana.

Hace años las cerveceras bajaban las persianas. Ahora, ¿en qué momento se encuentra el sector?

—La industria cervecera goza de buena salud, llevamos ya años con crecimientos constantes porque el consumidor se está incorporando cada vez más al mundo de la cerveza. Lo importante es que esos crecimientos de consumo sigan evolucionando y se siga ampliando esa cultura cervecera que es tan importante. Tenemos que pasar de ser un territorio que pide un zurito de rubia o de tostada a ser un territorio que pide en base al estilo o especialidad que más le gusta.

Especialidades no han faltado en la Bilbao Bizkaia Beer, 70 cerveceras de 15 países diferentes ¿Cómo ha reaccionado el público ante esta gran variedad de cervezas?

—Espectacularmente. No podemos estar más contentos de la respuesta de la ciudad de Bilbao y del público que ha pasado por el Palacio Euskalduna.

¿La gente tiene reparos a la hora de probar variedades nuevas?

—En el mundo de la cerveza el público más joven, de entre 30-40 años, cada vez más está buscando nuevas experiencias cerveceras. A día de hoy en el mundo cervecero tenemos censados más de 150 estilos, pero sí que es verdad que casi siempre son dos los que mayoritariamente se consumen. Por una parte la IPA, que lleva años pegando fuerte y, por otra, las tostadas, que tienen más personalidad.

Y en Euskadi, ¿cuál triunfa más?

—En nuestra zona somos un territorio que preferimos las cervezas con personalidad, con un punto más de sabor. Aquí las tostadas gozan de muy buena salud respecto a otros sitios del Estado. Al final en la zona norte el clima, nuestra forma de relacionarnos y la gastronomía hace que haya diferencias respecto a otros sitios como el sur del Estado o el centro.

¿Qué es lo más diferente que ha podido probar el público en el Bilbao Bizkaia Beer?

—Ha habido cervezas con muchísima potencia y grados de alcohol. Hemos tenido algunas que ahora mismo están pegando muy fuerte en EE.UU. y que están llegando a Europa; son cervezas más extremas con un punto más ácido.

El producto local ha tenido una especial importancia en la feria.

—Aquí trabajamos cervezas de alta calidad que están al nivel que el consumidor más exigente está pidiendo. Nosotros las hemos puesto al mismo nivel para que los asistentes a la feria se den cuenta de lo que tenemos en casa. A partir de ahí, el consumidor elige más desde el estilo que desde la marca.

El producto vasco, por lo tanto, gusta.

—El consumidor quiere cosas nuevas, pero también calidad y la cerveza vasca la tiene. El sábado por la noche tuvimos en muchísimas referencias de productos locales una venta total.

Por lo tanto, superasteis expectativas.

—Desde luego. Tuvimos que plegar algunos de los grifos porque en algunos de los productos habíamos agotado todo el stock y no pudimos reponer. Para la próxima edición trataremos de que no pase.

Además de agotar stock, hubo quien se quedó sin poder entrar por la gran demanda.

—Desde que abríamos las puertas hasta que cerrábamos pasaban unas 2.300 personas por la feria. No estaban todas a la vez, el flujo era constante pero a las 8-9 de la tarde del sábado hubo quien tuvo que esperar cola durante cierto tiempo y al final no pudo entrar. Desde la organización pedimos disculpas y nos sentimos en deuda con esa gente. Pondremos todo nuestro esfuerzo para que el año que viene no pase y que toda la gente que venga al congreso o a la feria pueda entrar en todo momento.

Habrá, por lo tanto, una segunda edición.

—Este congreso nace con carácter anual, con intención de poner a Bilbao como ciudad referente en el mundo de la cerveza de calidad. Esta feria viene para quedarse y, sobre todo, para ser punto de encuentro de las tendencias para el consumidor y los profesionales del sector.

¿Podemos despedirnos entonces con un 'hasta el año que viene'?

—Por supuesto, hasta el año que viene. Tenemos una deuda con todos esos fans apasionados de la cerveza que no han podido disfrutar este año de la Bilbao Bizkaia Beer.

"Tenemos censados más de 150 estilos diferentes pero mayoritariamente se beben IPA y tostadas"

"Esta feria nace con la intención de poner a Bilbao como ciudad referente en el mundo de la cerveza"


noticias de deia