Congreso de Movilidad Sostenible

Bilbao acotará el coche en el centro en 2023 con una ordenanza flexible

El concejal de Movilidad se fija en la norma de Barcelona

08.10.2021 | 00:20
El congreso de movilidad concluyó con una declaración conjunta de más de 30 entidades públicas y privadas a favor de una transición energética.

Solo la zona del centro de Bilbao será Zona de Bajas Emisiones en 2023, atendiendo a la Ley de Cambio Climático que obliga a a aquellas urbes de más de 50.000 habitantes a reservar este tipo de espacios. En la clausura del Congreso de Movilidad Urbana Sostenible, SUM21, que se ha celebrado estos días en el Palacio Euskalduna, el concejal de Movilidad y Sostenibilidad, Alfonso Gil, adelantó que "trabajamos en una ordenanza que regule la limitación de vehículos para evitar las emisiones que sea más parecida a la de Barcelona, por su flexibilidad, que a la de Madrid".

El próximo año su área va a tener que trabajar de manera dura para cumplir lo que estipulan las normas contra el cambio climático, que determinan que en 2023, 149 ciudades están obligadas a crear Zonas de Bajas Emisiones, para lo que recibirán ayuda de los fondos europeos.

188 municipios ya han solicitado subvenciones por unos 1.500 millones de euros para acelerar la descarbonización de las urbes, mejorar la calidad del aire y mitigar el ruido. Una parte importante de estas solicitudes están encaminadas a acelerar el despliegue de zonas e itinerarios peatonales en el centro de las ciudades y el uso de la bicicleta y otros medios de transporte personales con la construcción de carriles bici, la adecuación de vías y del espacio urbano, la habilitación de aparcamientos seguros y el despliegue de servicios de alquiler de bicicletas.

Del mismo modo, los municipios han pedido subvenciones para limitar el uso del vehículo privado en los centros de las ciudades mediante medidas para calmar el tráfico rodado, construir aparcamientos disuasorios y establecer zonas de estacionamiento no regulado fuera de las zonas de bajas emisiones.

En Bilbao, según dijo ayer jueves Gil, la Zona de Bajas Emisiones se reservará a la zona central, aunque en un principio se pensó en extenderla a toda la ciudad. "No es necesario porque Zorrotzaurre va a ser una zona donde el transporte estará electrificado con lo cual no va a haber emisiones y en el Casco Viejo con la nueva ordenanza que regula la entrada de vehículos de los residentes, se acota bastante el tránsito".

Así, el Área de Movilidad se ha fijado como objetivo liberar de emisiones al espacio entre El Ensanche, Autonomía y Moyua. Esta zona estará sujeta a una ordenanza que limitará la entrada de los vehículos. Sin embargo, Gil explica que se están basando en la ordenanza que ya se aprobó en Barcelona "porque es más flexible aunque afecta a una zona más extensa pero no ha dado problemas como la de Madrid, que finalmente está suspendida".

Asimismo, destacó que a la FVEM y Eudel les preocupa "no volver locos" a los ciudadanos y también que en Bilbao se establezcan unas reglas de juego y en otros municipios el ciudadano "se encuentre otras". Por ello, cree que hay que buscar una homogeneización, por lo menos, de "ciertos patrones para que el ciudadano vaya a donde vaya sepa las reglas de juego".

Además cree que hay que trabajar en un futuro "con certidumbre tecnológica y normativa". "Esto no va contra el coche, sabemos del peso del sector de la automoción en España".

El concejal señaló que en este tiempo están trabajando con varias empresas de manera piloto para implantar también la lectura de los marcadores y así poder conocer la medida de emisiones de cada coche on line y on time.

También el alcalde de Gasteiz y presidente de la asociación de municipios vascos, Eudel, Gorka Urtaran, afirmó que las zonas de baja emisión son "una ventana de futuro" para transitar "de la forma más ordenada posible" hacia un escenario urbano "que dé respuesta a las amenazas que sufre el planeta". Además, aseguró que "prácticamente el 70% del espacio" de la capital alavesa se destina al vehículo, que "debe ir perdiendo protagonismo en las ciudades" con una transición que apuesta por el transporte sostenible.

Por lo tanto, asegura que quiere seguir teniendo una industria de automoción "potentísima", pero los coches "tienen que ser distintos" .

noticias de deia