Bilbao cierra sus segundas no fiestas de Aste Nagusia sin incidentes reseñables

El alcalde, Juan Mari Aburto, agradece el comportamiento de los ciudadanos y el esfuerzo de los dispositivos policiales

30.08.2021 | 00:11
La coordinación de la Ertzaintza y Policía Local ha evitado la celebración de botellones a lo largo de las 'no fiestas' de Bilbao. Foto: Oskar González

"Ni Aste Nagusia, ni no fiestas. En Bilbao no caben las conductas incívicas, ni los comportamiento irresponsables para esquivar las obligaciones de seguridad". La advertencia rotunda el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, junto con el importante despliegue policial que ha vigilado cada noche los posibles escenarios festivos de la villa han logrado el objetivo marcado: disuadir y controlar la celebración de macrobotellones o fiestas en esta era covid.

La capital vizcaina cierra así su semana de no fiestas con apenas incidentes reseñables en este segundo año en el que Aste Nagusia no se ha vuelto a celebrar por responsabilidad debido a la pandemia del coronavirus. El alcalde de Bilbao, a través de sus redes sociales, agradeció y felicitó el comportamiento de los bilbaino y bilbainas. "Quiero dar las gracias y felicitar a bilbainos y bilbainas por atender las medidas sanitarias y no caer en actitudes incívicas e insolidarias", escribió.


Aunque desde el Consistorio bilbaino no tienen previsto realizar un balance de una semana en la que no ha habido fiestas, el propio Aburto asegura sentirse orgullo "por el comportamiento general de la población de Bilbao estos días".

La Ertzaintza y Policía Municipal han sido los dos organismos encargados del operativo de las no fiestas de Bilbao a lo largo de toda la semana . Agentes uniformados y no uniformados han vigilado y patrullado desde el 21 hasta ayer domingo diferentes puntos de la ciudad. El propio Aburto no ha querido dejar sin agradecer el esfuerzo que ambos cuerpos han realizado durante esta semana. "Mi reconocimiento a la labor profesional de la Policía Municipal y Ertzaintza por el eficaz dispositivo desplegado en Bilbao", cuyo fin no ha sido otro que "evitar aglomeraciones o comportamientos incívicos que pudieran poner en riesgo la salud.

Aunque el Consistorio bilbaino consideraba que el dispositivo con el que contaba era más que suficiente –la plantilla de agentes locales actual cuenta con más de 130 efectivos– desde el Ayuntamiento decidieron reforzarlo ante la posibilidad de que se realizasen botellones en estos días. "Tolerancia cero con los comportamientos incívicos a quien ponga en riesgo la integridad y la vida de las personas en esta ciudad", advirtió Aburto.

Lo cierto es que, con el dispositivo y el control policial, la capital vizcaina ha conseguido frenar las fiestas y la concentración de personas en la vía pública. La tranquilidad ha reinado en estos nueve días de no fiestas de la villa, una imagen de la que no pueden presumir otras localidades vascas. Y es que ni siquiera los numerosos llamamientos oficiales recordando que este año no hay fiestas han conseguido parar los botellones, las aglomeraciones de personas con ganas de fiesta, las celebraciones improvisadas y los enfrentamientos de pequeños grupos con la Ertzaintza y policías locales en capitales como Gasteiz y Donostia durante sus fiestas patronales.

MULTAS

Desde el Ayuntamiento de Bilbao se han empeñado durante estos nueve días en garantizar la seguridad y el propio alcalde de Bilbao remarcó que para lograrlo se iba a seguir multando y sancionando los comportamientos inapropiados que se produjesen y que pusieran en peligro la seguridad y la situación sanitaria de los ciudadanos. Concretamente durante los meses de pandemia en Bilbao se han impuesto 19.000 multas, 1.800 por botellones. Aunque Bilbao no ha celebrado su Aste Nagusia, un equipo –con el alcalde de Bilbao a la cabeza– y formado por la concejala de Seguridad, el director del gabinete y la oficina de comunicación, además del área de limpieza y servicios no han bajado la guardia toda la semana. "Sigamos así. Este es el camino para vencer al virus, recuperar la normalidad y revitalizar Bilbao, una ciudad modélica y ejemplar", añadió el alcalde Aburto en su cuenta de Facebok.

'BILBOKO IRRIA'

Bilboko Konpartsak, por su parte, valoró positivamente el festival de cultura popular Bilboko Irria que se ha desarrollado estos días en la capital vizcaina: "Estamos contentas de que la iniciativa cultura haya contribuido a devolver la sonrisa a Bilbao", explicaron ayer a través de una nota. Las comparsas destacaron, además, que se puede hacer cultura según el "modelo participativo, popular, euskaldun e internacionalista", pero eso sí, respetando las medidas sanitarias, los aforos y los protocolos contra el coronavirus.

Tras la acogida que han tenido los datos programados en esta iniciativa, desde Bilboko Konpartsak han valorado "positivamente" los cinco días de jornadas culturales que se han desarrollado en la villa. Además, los organizadores han destacado el recibimiento que han tenido por parte de las vecinas y vecinos. Entre otras actividades, han destacado la gran acogida que tuvo el desfile de gigantes que se desarrolló el sábado por el Casco Viejo de Bilbao, así como las dianas. A juicio de Bilboko Konpartsak, el buen tiempo ha facilitado que todas las actividades se pudieran realizar en la calle, lo que ha permitido aplicar las medidas sanitarias más fácilmente.

Las comparsas han agradecido su participación a todas los miembros del mundo de la cultura que han colaborado en dar forma a la iniciativa cultura Bilboko Irria así como a los diferentes grupos que ha apoyada la iniciativa.

noticias de deia