El turismo sobre ruedas se recupera en Kobetas

El parking de caravanas de Bilbao tuvo ocupadas el domingo cincuenta de las 72 plazas de las que dispone

13.07.2021 | 00:06
Varias usuarias en el parking de autocaravanas de Kobetamendi.
Dos campistas ayer lunes, instalando la toma de agua y electricidad en el aparcamiento de Kobetas.

Ata las dos tablas de surf al techo, quita la toma de electricidad y le pega un manguerazo al capó. Quiere tener la caravana lista para su siguiente parada en Francia, donde ha quedado con un conocido. Anette Etezadzadeh, de Hamburgo, se encuentra en el ecuador de su viaje a bordo de su Volkswagen Ocean, que comenzó hace dos semanas en el sur del Estado español y tiene como destino Reino Unido.

Anteayer salió sola desde Galicia, donde estuvo con unas amigas, pero paró a hacer noche en el parking de autocaravanas situado sobre Bilbao en la cima del monte Kobetas para recargar las pilas. "Tiene unas vistas increíbles. Es la primera vez que vengo, pero el sitio está muy bien. El chico que me ha recibido es muy majo y los servicios están fenomenal", compartió.

Etezadzadeh forma parte del 14% de los turistas de procedencia alemana que han visitado este lugar desde su reapertura el pasado día 1, según informó el agente de aparcamiento, Matías Avanzini, quien también indicó que alrededor del 60% de los visitantes llegan desde el propio Estado, especialmente desde Catalunya y las comunidades sureñas como Andalucía.

Una mujer saca las zapatillas al exterior para evitar fuertes olores en el interior de su autocaravana instalada en el aparcamiento de Kobetas. Fotos: José Mari Martínez

Aunque no han pasado ni dos semanas desde que el recinto volvió a abrir después de haber estado cerrado desde marzo del año pasado, al comienzo de la pandemia, los huéspedes han aumentado rápidamente, hasta ocupar el domingo casi 50 de las 72 plazas disponibles. Entre sus servicios más destacables se encuentra la toma de agua y de electricidad y el vaciado de aguas grises y negras.

"Nos vamos recuperando"
 

"Todavía no estamos a tope, pero nos vamos recuperando. Yo creo que agosto va a estar movido, confío en que antes de que acabe este mes tendremos el primer lleno de la temporada. Estoy notando un aumento sobre todo en las autocaravanas alquiladas. Hay mucha gente que llega y se tiene que bajar a mirar la matrícula porque no se la sabe", explica Avanzini.

Parking de autocaravanas de Kobetamendi. Vídeo: Ayuntamiento de Bilbao



Un piso más arriba, José Manuel Casado y sus tres acompañantes instalan la toma de agua y de electricidad con la ciudad de fondo. "Acabamos de llegar, ya hemos estado en Bilbao más veces pero nunca en caravana. Hemos venido a este parking porque nos lo han recomendado y aunque no nos ha dado a tiempo ni a ir al baño todavía, el sitio tiene una pinta estupenda y las vistas son maravillosas", comentó Casado. Del mismo modo, consideró que cada vez más gente opta por pasar las vacaciones sobre ruedas, ya que no quiere compartir espacio con desconocidos en otros medios de transporte como el avión y asegura que este año está viendo más caravanas por las carreteras que los anteriores.

"La mejor parte de tener una casa móvil es la libertad y autonomía que proporciona. Puedes hacer lo que te de la gana y dormir donde quieras. Sin embargo, es cierto que son vehículos muy grandes, por lo que en muchas ocasiones circular y aparcar en zonas céntricas se complica bastante", apunta el gaditano.

Cinco parcelas a la izquierda, la canaria Consuelo Bañares, que salió de Madrid el viernes, realiza junto a sus dos compañeras el mismo ritual que Casado. "Llevamos una hora en el parking y lo hemos estado preparando todo. Siempre que venimos a Bilbao paramos aquí, la vista es espectacular y puedes coger la guagua aquí al lado por si quieres bajar a la ciudad", afirmó. Además, destacó las salidas de agua, que no suelen ser habituales.

Viajes improvisados
 

Según comentó, antes viajaban de hotel, pero luego descubrieron la autocaravana. "Lo mejor es la posibilidad de ir y pararte donde quieras, ves un sitio bonito y dices: Nos quedamos. No es un viaje organizado y te da la oportunidad de descubrir muchos sitios que no están en la típica ruta turística. Por otro lado, lo peor es el espacio, que es bastante apretado para cuatro personas, y la gasolina, que está por las nubes", concluyó Bañares.

"Siempre que venimos a Bilbao paramos en este parking porque la vista es espectacular"

Consuelo Bañares

Desde Madrid con dos acompañantes

"Hemos venido a este aparcamiento porque nos lo han recomendado varias personas"

José Manuel Casado

Desde Cádiz con tres acompañantes

"Es la primera vez que vengo, he estado muy a gusto y los servicios están fenomenal"

Annette Etezadzadeh

Viene sola desde Hamburgo

 

noticias de deia