Los hosteleros vascos reclaman que se pueda consumir en el interior de los locales

En vísperas del Labi del miércoles, los profesionales del sector redoblan su presión para abrir a partir del 10 de diciembre no solo las terrazas

07.12.2020 | 17:44
Movilización de hosteleros este lunes en Santutxu

Hosteleros del barrio de Santutxu han pedido este lunes al Gobierno vasco que se permita el consumo en bares y restaurantes a partir del próximo 10 de diciembre no sólo en las terrazas, sino también en el interior de los locales, con el aforo máximo tras adoptar las medidas de seguridad, porque "no se puede dejar fuera a un 70% del gremio".

"En Bilbao hay entre un 30 y un 40% de locales con terraza. ¿El resto qué hacen?", se ha preguntado Jesús Belloso, del bar Gure Mendi, minutos antes de que comenzara una manifestación en la que unos doscientos hosteleros de Santutxu han recorrido las calles del barrio al grito de No somos delincuentes, somos hosteleros.

Belloso ha reconocido que no cree que la decisión que salga tras la reunión del LABI (el Plan de Protección Civil de Euskadi) este miércoles vaya a ser "justa", y que, si finalmente se opta por permitir solo el consumo en el exterior, "igual no abrimos ninguno", ha adelantado.

También ha asegurado que se podría permitir la apertura en interiores al cien por cien, pues los propietarios controlarían el aforo máximo respetando las distancias entre mesas y en barra.

"Yo no puedo tener en mi bar, que tiene 40 metros cuadrados, a cien personas. Pero la gente va rulando. Soy yo el que me tengo que encargar de que, una vez que estén los veinte, para cumplir con las distancias, no se deje entrar a más gente", ha afirmado.

"Nos sentimos indefensos -ha recalcado el hostelero-. Por muchas ayudas que nos den, seguimos teniendo unos gastos que muchos no podemos afrontar. Si hacemos cuentas reales de lo que cuesta un local de hostelería cerrado, no se puede soportar".


APOYO VECINAL


Durante la manifestación, formada por tres hileras que pronto se han convertido en dos por la estrechez de algunas calles del barrio, los hosteleros han hecho sonar silbatos y bocinas y han recibido los aplausos de algunos comerciantes y vecinos que se encontraban tanto en las calles, como incluso en los balcones.

"Nos están echando la culpa de todo lo que está pasando y lo que queremos simplemente es trabajar", ha declarado a Efe María, del Bar Sorginzulo, que además de en Santutxu, cuenta otro local en la Plaza Nueva de Bilbao.

noticias de deia