Pleno municipal de 2020

El PGOU de Bilbao estudiará 84 alegaciones

El primer pleno de este año someterá a votación la exposición del texto con las incorporaciones

23.01.2020 | 06:20
Bilbao establece su nueva herramienta urbana.

BILBAO - El primer pleno municipal de 2020, que se celebrará la próxima semana, aprobará la exposición pública del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) una vez incluidas las alegaciones estimadas para su incorporación. Se cumple así el calendario previsto para aprobar la base sobre la que se construirá el Bilbao de los próximos años. La previsión es que a mediados de este año el PGOU sea aprobado definitivamente. Las alegaciones presentadas fueron suscritas por 2.371 personas, y las estimadas, por 1.168, casi el 87% de las presentadas.

El pasado diciembre, el Consejo Asesor de Planeamiento Municipal de Bilbao dictaminó positivamente el documento modificado del nuevo PGOU, tras la presentación de las alegaciones y especificidades incorporadas al mismo en su anterior sesión, la primera del mandato. Las modificaciones presentadas, resultado de la información pública del nuevo PGOU de Bilbao, realizada entre marzo y mayo del año pasado, se concentraron en 19 informes sectoriales de la Administración del Estado, del Gobierno vasco, de la Administración Foral y del Ayuntamiento de Etxebarri.

Asimismo, entidades, organizaciones, asociaciones vecinales, empresas, grupos políticos y personas a título individual presentaron 265 alegaciones, de las que 84 fueron estimadas en su totalidad y 59 parcialmente.

Entre las cuestiones planteadas para su revisión se plantean reajustes y complementaciones referentes a nuevos desarrollos urbanísticos y a la subzonificación pormenorizada. ?Así se plantea el incremento del número de viviendas en el subámbito del nuevo desarrollo de Olabeaga, para pasar de 420 a 620, aproximadamente. También el? cambio de calificación de Equipamiento a Terciario del Palacio de Olabarri, antigua sede del Puerto de Bilbao.

Se propone la reconsideración de la ordenación pormenorizada del Colegio de Esclavas en Huertas de la Villa-Tiboli, obteniendo un nuevo Espacio Libre en Anselma de Salces y sustituir el edificio por viviendas libres y tasadas y por un nuevo edificio para uso docente.

Otra de las alegaciones se refiere a la modificación de la ordenación del subámbito de la antigua Escuela de Peritos, en La Casilla, que pasa de residencial a contemplar una mezcla de usos, con equipamiento, para oficinas de la Diputación, y residencial.

Igualmente se plantea la revisión de la ordenanza para la autorización de viviendas en locales de planta baja de edificaciones residenciales. En este sentido se revisan completamente los criterios para la autorización de conversión de locales de plantas bajas en viviendas, incorporando nuevas condiciones de exclusión.