Un aperitivo de la Navidad en Bilbao

Las compras navideñas abarrotan la Gran Vía en un día repleto de acontecimientos en diferentes puntos de la villa

17.12.2019 | 21:07
La Gran Vía bilbaina estuvo ayer abarrotada de gente que compraba regalos para Navidad, así como de athletictzales con motivo del derbi contra el Eibar. Foto: Oskar González

Las compras navideñas abarrotan la Gran Vía en un día repleto de acontecimientos en la villa

LAS compras navideñas, las comidas y cenas de empresa, el partido del Athletic... Ayer todo se concentró en el centro de la capital vizcaina donde quedaron abarrotadas todas sus calles, en especial la Gran Vía. "Hay demasiada gente. Esto es una agobio", se escuchaba decir a la salida de uno de los comercios de la ciudad. Y es que una de las actividades que nunca fallan en esta época, y más en fin de semana, son las compras para hacer regalos. "Aprovechamos que no tenemos que trabajar para mirar y si encontramos algo lo cogemos aunque estos son los últimos porque llevamos desde noviembre adelantando las compras", dijo Eider García que como cada año hace las compras acompañada de su madre.

Como ella miles de personas aprovechan los días previos a la Navidad para no dejar ningún detalle para el último día. No obstante, los hay quienes cada año se prometen adelantar sus compras, pero continúa siendo un reto. "Acabo haciendo todo cuatro o cinco días antes porque me confío. Pienso que todavía queda mucho tiempo y al final se me junta todo", lamentó Alfonso López, que aprovechó para ver el alumbrado navideño junto a su mujer, Elvira. "Si se da la ocasión y vemos algo que nos guste en los mercadillos navideños lo compraremos, pero son fechas muy malas porque luego nos toca también la cena de empresa y son muchos gastos", admitieron.

Otra de las zonas más transitadas ayer fue la zona de Hurtado de Amezaga y Zabalburu con motivo del espectáculo Revolution on ice del medallista olímpico y bicampeón mundial de patinaje sobre hielo, Javier Fernández, que se celebró en el Bilbao Arena.

Más seguridad Pasar unas fiestas con más vigilancia es el deseo de muchos. Los robos, los despistes... Es una época en la que el jolgorio pasa factura a cualquier momento del día. Por ello, el Consistorio ha decidido preservar la seguridad durante el periodo de Navidad con un dispositivo conjunto de Ertzaintza y Policía Municipal de Bilbao que reforzarán las principales zonas comerciales de la Villa, algo que ya se pudo percibir ayer. Además, junto a la iniciativa de custodiar las zonas comerciales también se incrementará la vigilancia en las zonas de ocio nocturno más frecuentadas.

Uno de los muchos propósitos del Ayuntamiento de Bilbao es prevenir los hurtos y los robos en las zonas de Abando, Casco Viejo, Indautxu y Deusto, principalmente. El dispositivo está compuesto por agentes uniformados y de paisano y se prolongará hasta el 18 de enero y estará activo de lunes a sábado durante el horario comercial. En los próximos días, además, se avisará a las asociaciones de comerciantes sobre el plan y recomendaciones para prevenir este tipo de delitos y sobre cómo actuar en caso de que se produzcan.

Extremar la precaución Tanto la Ertzaintza como la Policía Municipal hacen un llamamiento a la ciudadanía para extremar la precaución, sobre todo, en comercios y vías públicas con alta afluencia de personas. Igualmente, recomiendan prestar especial atención sobre las pertenencias, llevar el bolso o mochila cerrados, así como desconfiar de quienes se aproximen físicamente de forma sospechosa.

Asimismo, alertan también de otras técnicas de robo como la del abrazo solidario o la de abordar a la víctima en la vía pública con cualquier pretexto o pregunta. Las personas autoras de este tipo de delitos aprovechan el descuido de las víctimas, tanto en la calle como en comercios para sustraerles teléfonos y carteras, principalmente. También las furgonetas de reparto son objetivo de este tipo de infracción, ya que aprovechan los momentos de entrega para apropiarse de la mercancía.

Por otro lado, ambos cuerpos policiales reforzarán la vigilancia en las zonas de ocio nocturno más frecuentadas como son Casco Viejo, Bolueta, alrededores de la plaza Corazón de Jesús, Riberas de Deusto y de Zorrotzaurre y Abando. En este caso, la vigilancia se intensificará los jueves, viernes, sábados y vísperas de festivos en turnos de noche, más concretamente, desde las 21.00 horas hasta las 06.00 horas.

Este es el cuarto año que se pone en marcha este dispositivo conjunto gracias al cual el pasado año 59 personas fueron detenidas y 128 fueron investigadas. Y es que según adelantan, en estas fechas se registran alrededor de 25 denuncias diarias por hurtos y robos en comercios y vía pública y aunque en su mayoría son sustracciones sin fuerza ni daño personal es una época en la que todos los bilbainos quieren sentirse seguros.

noticias de deia