La necesidad de verse reflejadas en el arte

Varios jóvenes bilbainos crean ‘vorágine’, una webserie inclusiva de 17 capítulos que enlaza la ficción con lo real

09.02.2020 | 09:49
Laura Reguera, Vicky P. Rojas, Leo Alves y Dalila Cabrera son parte del equipo de ‘Vorágine’.

Varios jóvenes bilbainos crean ‘vorágine’, una webserie inclusiva de 17 capítulos que enlaza la ficción con lo real

TIENEN pasión por todo lo que hacen. Se implican en su proyecto porque creen en él con todas sus ganas. Pero, sobre todo, creen que es urgente sacarlo a la luz porque es algo que consideran necesario para la sociedad. Próximamente, el primer tráiler de Vorágine, una webserie bilbaina de 17 capítulos, verá la luz.

Con su proyecto rompen tabúes. Normalizan la transexualidad, la cultura y el sexo. Vorágine es una historia sobre realidades paralelas pero que, a pesar de su contexto de ciencia ficción, se centra en sus personajes. Sus tres principales protagonistas -Marina, Alicia y Verónica- "pertenecen a grupos minoritarios" porque Marina es transexual; Alicia, latina, y Verónica tiene depresión y ansiedad. "Con esta serie queremos normalizar todos estos aspectos", comentan las directoras del proyecto, Dalila Cabrera y Vicky P. Rojas. Sin duda, aseguran que es algo que les hubiera gustado ver cuando eran pequeñas. "Siempre nos han gustado las películas, las series... pero hemos echado en falta vernos reflejadas en uno de los personajes".

Por eso, aprovechando la inspiración y la facilidad de Dalila para escribir, esta enseñó un pequeño relato a Vicky. "Yo enseguida le vi el potencial que tenía y aunque en un principio era pequeño, supimos que se podría hacer muy grande", explica Vicky. Estas dos compañeras trabajaron durante dos años en el guion y tras finalizarlo se dieron cuenta de que necesitaban ampliar el equipo. "Estaba realizando el curso de cámara y conocí a Laura, Leo e Izas. Me gustaba mucho cómo trabajaban y, además, les conocía también como personas. Se lo comenté a Dalila y, tras su positiva respuesta, nos juntamos para hacer la primera lectura del guion y fue increíble", explica.

Ahí comenzó todo. Crearon redes sociales, su página web y a finales del mes pasado organizaron el casting. "Ese día fue una pasada, fue uno de nuestros mejores días", comentó Dalila. Y es que, para su sorpresa, acudieron actores y actrices desde Soria y Zaragoza exclusivamente para participar en el proceso de selección. "No nos lo podíamos creer", dijeron emocionadas. Vorágine, que es una historia sobre realidades paralelas, pero que, a pesar de su contexto de ciencia ficción, se centra en sus personajes, pretende abrir mentes y miradas. "Partimos de la base de que es una historia de ciencia ficción pero, a su vez, estamos hablando de realidades paralelas", cuentan.

En la misma línea, confirman que se centran en qué es lo que les pasa a sus personajes en la vida cotidiana. "Creemos que van a encontrar algo mucho más real de lo que nos venden", explican. Esa es la razón, entre otros aspectos, por la que imaginan que su proyecto está teniendo tan buena acogida. "Cuando hicimos la convocatoria del casting recibimos muchísimos mensajes de gente que no podía venir, pero que les hubiera encantado participar pese a lo poco que saben del proyecto. Que haya gente que sin haber visto nada, sin saber realmente de qué va la serie, se moleste en mandar esos mensajes... dice mucho. Todo el equipo está muy agradecido", admitieron.

En agosto comenzará el rodaje de la serie y, tal y como explicaron, en su mayoría será en interiores pero también habrá exteriores, donde se podrán ver lugares característicos de la capital vizcaina. El proyecto se presenta con presupuesto cero, por el momento, ya que el equipo está centrado en la búsqueda de financiación. Sin embargo, la intención de las directoras no es vender su idea, sino encontrar empresas que quieran colaborar y que les permitan realizar esta historia de forma fiel a la idea original del equipo. "Tenemos presupuesto cero y no queremos que nadie nos compre la idea. Lo que queremos, por ejemplo, es que si en el supuesto caso de que venga Netflix diga: Guau, me encanta este proyecto, quiero que lo hagáis como queráis, yo os pongo el dinero para que lo podáis financiar y podáis pagar a los trabajadores del equipo, dicen. "Para nosotros es muy importante porque nos da miedo que si se mete alguna empresa o productora de por medio nos quiera cambiar la historia y por ahí no vamos a pasar", relatan

"Las etiquetas, necesarias"

Su proyecto habla de todo lo que puede sentir cualquier persona en su día a día, pero sin centrarse en ello. Así es, según las directoras, como se consigue la evolución de la sociedad y, con ello, la visión de que no solamente hay una realidad y la normalidad en todos los aspectos. "Las etiquetas creemos que son muy necesarias porque si no sabes lo que te pasa, es mucho peor a que si le pones un nombre. Además, tienes también una comunidad y sabes que hay más gente igual que tú", cuenta Vicky. "Ahora se están estancando un poco en que, por ejemplo, si un personaje es bisexual todo gira en torno a ese personaje por su orientación", opina. Pero ellas no tienen esa mentalidad porque creen que hay que dar un paso hacia adelante y normalizarlo. "Los dramas de nuestro personaje trans, por ejemplo, son por su trabajo, no porque sea trans", cuentan.

Las directoras reconocen que su serie "es lo que nos hubiera gustado ver desde niñas". Y es que, nunca se han visto reflejadas en las series que triunfan. "El protagonista era siempre un chico que estaba con una chica blanca. No había diferencia", cuentan. Así, Vorágine romperá con las normas establecidas.