plataforma vecinal

“Con la reunión del lunes se agotan las vías de diálogo”

El Ayuntamiento de Bilbao, la AMPA, el Obispado y la plataforma vecinal tratarán de “aclarar malentendidos”

09.02.2020 | 09:01
Pablo Rey posa en la entrada del colegio Cervantes con unos carteles de protesta por el proyecto del hospital de Mutualia.

El Ayuntamiento de Bilbao, la AMPA, el Obispado y la plataforma vecinal tratarán de “aclarar malentendidos”

Bilbao - El Ayuntamiento de Bilbao, el Obispado y la plataforma vecinal Abando Habitable se reunirán por primera vez, de manera conjunta, el lunes para conversar sobre la polémica del edificio que está previsto construir en el terreno que ocupa la Escuela Universitaria de Magisterio, donde se albergarán los servicios de la Diócesis de Bilbao y un hospital de Mutualia, quienes pretenden estar en funcionamiento en diciembre de 2021.

En una comisión municipal celebrada ayer, el concejal de Obras, Asier Abaunza, explicó que la reunión del lunes servirá para "aclarar malentendidos" y a su vez estudiar el proyecto, aunque el edil afirmó "que queda poco margen de maniobra" para modificarlo. Por su parte, Pablo Rey, que forma parte de la AMPA del Colegio Cervantes y de la plataforma Abando Habitable, expresó ayer a DEIA que tienen "esperanzas" con el encuentro, pero que a pesar de "abogar siempre por el diálogo porque es la mejor herramienta, no sabemos qué es lo que va a pasar y se están agotando las vías de diálogo".

Según Reyes, desde la plataforma vecinal y desde la AMPA del Cervantes han enviado un escrito al Gobierno vasco para la preservación del patrimonio de las palmeras centenarias y del edificio "que es un valor urbano porque también es un espacio de memoria". Por ello, solicitan que para iniciar la construcción del nuevo centro se espere, "al menos", hasta que el Gobierno vasco dé una respuesta.

No a la expropiación Abaunza indicó ayer que el Consistorio bilbaino "nunca ha barajado la expropiación de la parcela", lo que podría ser la "única alternativa" para cumplir con las solicitudes de los vecinos. Además, recordó que la parcela "siempre ha sido privada en su totalidad". Sin embargo, Abaunza indicó que el Ayuntamiento propone "una peatonalización parcial" como alternativa entre las calles Lersundi -donde se ubica el Colegio Público Cervantes- y la calle Heros, un hecho que mejoraría el acceso al colegio y permitiría ganar "una gran zona estacional" para los niños. Al mismo tiempo, el edil indicó que existe otra posibilidad de atender las demandas de los vecinos. Para ello, el Obispado tendría que renunciar a parte de su proyecto. Sin embargo, el edil señaló que la diócesis no prevé cambiar de plan, ya que lo considera la única vía para la unificación de sus servicios.

Los grupos de la oposición recordaron que el Ayuntamiento aprobó en junio de 2018 una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana para que la parcela pasara de "equipamiento docente" a "otros equipamientos". A preguntas de la oposición, Abaunza afirmó que el Consistorio sabía que el Obispado iba a dar usos no docentes a la parcela, aunque no conocía el proyecto conjunto con Mutualia. Asimismo, negó que el proyecto suponga una mayor edificabilidad de la autorizada y dijo que el nuevo edificio tendrá incluso "1.000 metros cuadrados menos".

La portavoz de EH Bildu, Jone Goirizelaia, solicitó a Abaunza que traslade el tema al consejo de distrito, al tratarse de algo que afecta "al colegio, a sus alumnos y padres y madres, pero también al barrio a sus vecinos y vecinas y a sus necesidades".

En corto

La reunión

15