El pleno de Galdakao apoya la memoria y consulta para la segregación de Usansolo

La oposición planteó dudas y advirtió de un posible delito de prevaricación

28.01.2022 | 00:23
Concentración por la desanexión de Usansolo.

La memoria sobre la segregación de Usansolo como parte del territorio de Galdakao para la constitución de un municipio independiente y la convocatoria de un proceso de consulta en relación a la desanexión no cumplen la Ley de Base de Régimen Local. Fue el argumento esgrimido por EAJ-PNV, PSE y el concejal no adscrito, Miguel Ángel Martín, para no dar su apoyo a estas dos importantes propuestas del equipo de gobierno que fueron intensamente debatidas ayer jueves, durante más de dos horas, por el pleno de la corporación local. Tal es su convencimiento, que las formaciones políticas y el edil que forman parte de la oposición registraron conjuntamente una pregunta al secretario del Ayuntamiento para conocer si se podría incurrir en un posible delito de prevaricación en caso de posicionarse a favor de ambas iniciativas, una pregunta para la que no hubo respuesta. "Los partidos tenemos derecho a ser asesorados y saber el alcance de las decisiones que adoptamos. No se nos ha contestado y puede haber importantes responsabilidades que, a día de hoy, desconocemos, porque la consulta popular que se propone va a suponer un coste económico y de personal", afirmó con rotundidad el portavoz jeltzale, Fernando Izagirre, que llegó, incluso, a pedir "el aplazamiento de los dos puntos hasta no tener un informe".

Fueron varias las ocasiones en las que jeltzales, socialistas y Miguel Ángel Martín solicitaron en sus intervenciones una contestación clara y ajustada a derecho y la única que obtuvieron fue la del alcalde, Iñigo Hernando (EH Bildu): "No es preceptivo. El secretario tiene 10 días para responder, la pregunta se registró el miércoles 26 de enero y en el expediente constan todos los informes necesarios para poder emitir un posicionamiento sobre estos dos asuntos", indicó para dar, inmediatamente después, por cerrado el debate y pasar al turno de votaciones. Como era de esperar, las dos iniciativas salieron adelante ya que todas las formaciones que integran el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Galdakao –EH Bildu, Usansolo Herria, Auzoak y Podemos– se posicionaron a favor tanto de la memoria como de la convocatoria de una consulta popular en Usansolo, mientras que PSE y el concejal no adscrito votaron en contra y EAJ-PNV se abstuvo.

EH Bildu dejó claro que "nosotros no queremos que se pare este proceso, hemos dicho que sí porque la memoria cumple con todos los requisitos para que Usansolo decida sobre su futuro. Llevan décadas esperando este momento y no les vamos a fallar". Sobre la consulta popular, que previsiblemente se celebrará a finales del mes de marzo, Agustín Aizpuri, de la plataforma Usansolo Herria, insistió en que "el proceso no puede llegar a su fin si los usansolotarras no pueden expresar su opinión y queremos conocerla". Por su parte, la portavoz de Auzoak, Mari Paz Losada, apuntó que la aprobación de las propuestas "no es el final del camino, sino un paso más para avanzar en un proceso que permitirá a Usansolo decidir qué tipo de organización quiere tener"; mientras que desde las filas de Podemos su único edil, José Luis Bernal, dejó claro que "nosotros no vamos a paralizar este proceso porque apoyamos la libre decisión de los pueblos y, en este caso, se han respetado las leyes, el periodo de alegaciones y los requisitos que establece la Norma Foral".

Obtenida la necesaria mayoría absoluta, el equipo de gobierno puede continuar con el procedimiento, es decir, en primer lugar trasladar el resultado de la futura consulta popular y la memoria sobre la segregación a la Diputación Foral para que el departamento competente redacte la propuesta y la remita a la Comisión Jurídica Asesora. Posteriormente, este último órgano deberá emitir un dictamen basado en la propuesta que tendrá que ser aprobada por la administración foral y remitido, después, a las Juntas Generales de Bizkaia, quien tendrá la última palabra. El Ayuntamiento de Galdakao prevé que todo ese proceso podría concluir antes de verano.

noticias de deia