Presidente de la asociación cultural Gaztek-abi

Josean Chica: "La suspensión más dura de la Pasión Viviente de Arkotxa fue la de 2019"

La pandemia ha obligado a suspender nuevamente la Semana Santa de Arkotxa y ya son tres años consecutivos sin poder celebrarla, aunque hay esperanza de cara a 2022

09.03.2021 | 00:53
Josean Chica, presidente de la asociación cultural Gaztek-abi.

Josean Chica, presidente de la asociación cultural Gaztek-abi, organizadora de la Semana Santa en Arkotxa (Zaratamo), valora lo que supone tener que haber suspendido por tercer año consecutivo las representaciones vivientes que organizan desde 1966 y que suponen sin duda uno de los actos más multitudinarios y populares en el municipio y la comarca.

Es el tercer año consecutivo en el que no se va a poder celebrar la Pasión Viviente de Arkotxa. ¿Había pasado esto alguna vez desde que la organizan?

—La primera edición fue en 1966, y nunca se había suspendido una edición hasta 2019. Nuestra última edición, 2018, fue la número 53, por lo tanto es algo inédito.

¿Cómo y cuándo se tomó la decisión de no salir tampoco este año?

—No ha hecho falta tomar ninguna decisión. Lo primero es la salud y aunque teníamos todo preparado para salir, creíamos que no se dan las condiciones para hacerlo.

El año pasado sería duro por ser la segunda vez, pero en esta ocasión les habrá costado incluso más tener que decir que no se puede celebrar€

—Lo más duro fue en 2019, porque fue una decisión nuestra debido a diferentes circunstancias, pero ante la pandemia solo podemos dar gracias a Dios de estar todos y todas bien, aunque como a muchas familias, sí nos ha tocado a algunos familiares de amigos y de antiguos compañeros y participantes. El año pasado era un año muy ilusionante, hubo mucha participación y compromiso para sacarla adelante y nos veíamos también con optimismo de cara al futuro, y tener que dejarlo todo parado por la pandemia resultó difícil, sí.

¿Cómo están las personas que forman parte de la asociación Gaztek-abi?

—Yo les noto con ganas de volver a realizar de nuevo nuestras representaciones vivientes, pero es verdad que ahora aún nos queda un año para poder organizarlo y celebrar la Semana Santa de Arkotxa, ya de cara al 2022.

¿Qué supone para Gaztek-abi el no poder celebrar por tercer año consecutivo la Pasión?

—Bueno, para nosotros, claro que lo vivimos con mucha tristeza, pero lo importante es mirar todo esto con optimismo. Las personas que participan están a la espera y con ganas, las empresas que nos ayudan y patrocinan, y con las que mantenemos una relación de muchos años, siguen ahí para seguir apoyándonos cuando podamos volver. También de nuestro Ayuntamiento de Zaratamo y la Diputación Foral esperamos lo mismo. Esto es lo que nos da mucho ánimo y optimismo, ver que la gente va a estar detrás apoyándonos. También queremos reconocer a la cofradía de los cruzados eucarísticos, que no pudieron celebrar sus 75 años y a la centuria de los Corhors Cariestum Et Veniescum, que forman parte de nuestras representaciones desde hace muchísimos años.

El año pasado llegaron a celebrar varios ensayos. ¿Este año también estaban ensayando o intentando adelantar en la organización?

—El año pasado estábamos perfectamente preparados. Los ensayos se realizaron todos los programados hasta marzo, todos los escenarios, vestuario, escenografía, publicidad, cartelería€ Pero ante la pandemia todo quedó para esta edición, que al final, tampoco podrá ser. Este año ya veíamos desde hace tiempo que no iba a poder celebrarse.

¿Creen que esto puede influir de cara a los años siguientes? Es decir, si piensan que esto puede hacer que de alguna manera pierda fuerza desde el punto de vista de que la gente se desmotive, se aparte un poco, etc.

—Es una buena pregunta, yo espero que no, diría más, yo creo que no, pero será una pregunta de cara a la edición de 2023, por que para los miembros de la actual junta directiva y los socios y socias de Gaztek-abi, sin duda alguna saldremos la próxima edición de 2022.

¿No se han planteado en ningún momento algún acto alternativo que pudiera celebrarse?

—Pues sí, pero tendría que ser algo que podamos realizar a través de las redes sociales, como colgar vídeos de ediciones anteriores, montajes fotográficos...

¿Creen que el año que viene podrán celebrarla?

—Creemos que sí, no solo por nuestras representaciones vivientes, sino por el bien de todos y todas. Esta pandemia ha dejado a muchas personas por el camino, y económicamente es una catástrofe. La cultura ha pasado, no sé si a un segundo, tercer o cuarto plano, pero somos ya optimistas de que más pronto que tarde, volveremos a nuestra querida y añorada normalidad.

"La cultura ha pasado, no sé si a un segundo, tercer o cuarto plano, pero somos ya optimistas"

"Lo primero es la salud y aunque teníamos todo preparado para salir no se dan las condiciones"

"El objetivo de la junta y los socios de Gaztek-abi, sin ninguna duda, es salir la próxima edición del 2022"


noticias de deia