Actividades para mancharse y aprender

BBK Kuna organiza hasta el mes de mayo actividades lúdicas vinculadas con la sostenibilidad y la agenda 2030

30.12.2021 | 00:35
Varios niños, participando en el taller científico para crear una lámpara de lava.

El juego es una de las formas más valiosas que tienen los más pequeños para aprender y por eso BBK Kuna ha puesto en marcha una diversidad de actividades infantiles con el fin de concienciar al público infantil sobre los retos de futuro de la sociedad.

La creación de una lámpara de lava fue ayer miércoles la actividad con la que se transmitió a los niños y niñas que se acercaron al espacio BBK Kuna, La Casa de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) la necesidad de luchar contra la desertización del planeta y cómo proteger ecosistemas terrestres como las zonas volcánicas.

"Buscamos que a través del juego y de manera lúdica nuestros peques trabajen diferentes valores con el desarrollo sostenible; por ejemplo vinculadas con el cambio climático como está ocurriendo este mes", explicaba Eider Inunciaga, directora de BBK Kuna. Y es que, aunque en diciembre se está tratando la vida y ecosistemas terrestres, durante las próximas semanas se irán sucediendo talleres que aborden los ODS.

Los talleres empezaron el pasado día 22 e Inunciaga aseguraba que "la acogida entre los más pequeños ha sido muy buena, además de que ahora en esta época que no está habiendo tantas actividades como se podría esperar los peques salen encantados y los que han venido están repitiendo".

Una monitora explicaba a los niños, antes de iniciar la manualidad el motivo del taller, trasladando a los más pequeños la importancia de cuidar los ecosistemas terrestres. Eder fue uno de los niños que no quiso perderse el taller y su amatxu, Edurne Dalmau, contaba que se habían animado varias amatxus y niños "en modo ikastola group. Tenemos una amatxu de la ikastola que nos comentó que en el edificio Kuna había un montón de actividades y de ama a ama con el WhatsApp de la ikastola nos animamos. Hemos venido tipo ikastolagroup", contaba. "Nos parece que para las vacaciones es algo diferente, algo muy chulo. Nosotras seguro que volvemos. Son cosas de mancharse así que no dudamos que se lo van a pasar genial", señalaba.

Para mancharse y aprender, los talleres están dirigidos a niños de entre 3 y 10 años y no dejan a ningún peque atrás. "Hay monitoras y monitores y ponemos también un apoyo a la diversidad. Si el peque necesita apoyo en alguna cuestión viene una monitora o monitor específico para esos niños", indicaba Inunciaga.

noticias de deia