Una treintena de residencias de mayores de Bizkaia estrenarán unidades más pequeñas el año que viene

En cada unidad convivencial vivirá una media de 18 personas

14.10.2021 | 10:47
El modelo de atención a las personas mayores está inmerso en un proceso de transformación

Un total de 31 residencias de Bizkaia se organizarán el próximo año en unidades convivenciales, pequeños minicentros en los que vivirán un máximo de 25 personas y que funcionarán de forma similar a un hogar. El diputado de Acción Social, Sergio Murillo, ha anunciado este jueves que en total se ofertarán 668 plazas con este nuevo modelo de atención, más personalizado y centrado en los deseos y preferencias de los mayores que viven en las residencias.

En una comparecencia en las Juntas Generales, a petición de Elkarrekin Bizkaia, Murillo ha señalado que el modelo se adaptará en toda la red residencial, de forma paulatina, para personas mayores dependientes del territorio, formado por 150 centros con más de 10.000 plazas. Es decir, tanto en las residencias de gestión propia como en las concertadas y las conveniadas con los ayuntamientos.

El objetivo que se había marcado la Diputación era lograr que las residencias concertadas ofertaran para el próximo año 500 de las 3.100 plazas incluidas en la concertación, aspiración que se ha visto "superada" por la respuesta de los propios centros, se ha felicitado Murillo.

De hecho, un total de 24 centros concertados dispondrán de 668 plazas en 38 unidades convivenciales, con una media de 18 plazas en cada una de ellas. "Ha sido una respuesta voluntaria de las residencias", ha destacado el diputado de Acción Social. A ellas se unirán al menos otras seis residencias municipales y una de gestión propia. El objetivo para 2023 es que haya 1.200 plazas en este tipo de unidades en la red concertada.

Esta transformación en la atención residencial se acompañará, por parte de la Diputación, con un proceso de formación de 48 horas que se desarrollará en 12 sesiones a las que asistirán tres personas de cada residencia, ya que tiene implicaciones no solo físicas para el propio centro sino también de adaptación en el funcionamiento del mismo.

El presupuesto que se prevé para acometer este proceso es de 113 millones de euros entre 2022 y 2023, ya que cada plaza supondrá un coste un 5% superior a las ordinarias.

noticias de deia