'Cerrojazo' de localidades vizcainas para evitar incidentes

El cierre afectó este fin de semana a municipios como Plentzia, Lekeitio o Elorrio donde se disolvió un botellón de 150 personas

06.09.2021 | 01:07
Una patrulla de la Ertzaintza vigilando, ayer domingo, los accesos a Lekeitio.

Las imprudencias no cesan. Otro fin de semana más se han repetido las escenas de botellones, aglomeraciones e incidentes con pueblos obligados a decretar el cierre para evitar incidentes como Plentzia, Lekeitio o Elorrio. En este último municipios, efectivos de la Ertzaintza disolvieron la madrugada del domingo una reunión de unas 150 personas que llevaban a cabo un botellón. Los hechos se produjeron sobre las 2.30 horas, momento en el que, ante la presencia de la Policía Vasca, la mayoría de los participantes se dispersaron. Sin embargo, un pequeño grupo comenzó a lanzar piedras a los agentes y alguno de los proyectiles alcanzó a los vehículos policiales, por lo que los ertzainas se vieron obligados a cargar contra los alborotadores.

El Ayuntamiento de Elorrio decidió el sábado prohibir el acceso al municipio a los vehículos de personas no residentes tras los incidentes registrados esa madrugada en la localidad y que se saldaron con la detención de seis personas. Por otra parte, sobre las 5.00 horas, en Donostia, otro grupo de personas lanzaron objetos contra los operarios que perimetraban con vallas el Paseo de La Concha con motivo de las regatas de traineras. Al lugar acudieron varias dotaciones de la Ertzaintza que también fueron recibidas con el lanzamiento de objetos por parte de los alborotadores.

Ante el incidente más grave en Elorrio, el viceconsejero de Seguridad del Gobierno vasco, Josu Zubiaga, señaló ayer domingo que en en estos enfrentamientos "no hubo improvisación", y lamentó que "una parte muy minoritaria busca ese enfrentamiento como vía de diversión". En una entrevista en la Cadena Ser, afirmó que en esos incidentes hubo "una premeditación en los actos y un nivel de organización".

lekeitio, acorazado

Con el fin de evitar altercados, Lekeitio también permaneció ayer domingo blindado tanto por tierra como por mar mediante el cierre del acceso de vehículos y barcos a la localidad para evitar aglomeraciones en la jornada en la que debería celebrarse su Día de los Gansos, suspendido por la pandemia.

El Ayuntamiento mantuvo cerrado hasta las cuatro de la tarde el acceso de vehículos de residentes y visitantes a la localidad, la que mayor tasa de incidencia de covid tiene de Bizkaia. Los controles comenzaron el sábado con la restricción de la entrada de los vehículos de no residentes.

Además, durante toda la mañana de ayer domingo y hasta las 15.30 horas del mediodía, tampoco llegaron a Lekeitio los autobuses urbanos de la Diputación de Bizkaia, Bizkaibus, a petición del Ayuntamiento, para evitar aglomeraciones.

noticias de deia