ÚLTIMA HORA
196 contagios en Euskadi, 106 de ellos en Bizkaia

La moción de censura al alcalde de Mundaka deberá esperar

El PNV acusa a Mikel Bilbao de "secuestrar al pleno", aún y cuando la Justicia ha avalado su posible cese

19.05.2021 | 14:57
El alcalde de Mundaka, Mikel Bilbao, durante el pleno de hoy

La moción de censura al alcalde de Mundaka impulsada por el PNV deberá esperar. En una tensa sesión plenaria, rodeada de reproches mutuos, los jeltzales han acusado hoy a Mikel Bilbao de "secuestrar al pleno" para que no debatiera su más que posible cese.

Avalada esa posibilidad además por dos sentencias, de la Audencia de Bizkaia y una más reciente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Bilbao ha evitado que se presentara una moción de urgencia para que los 9 concejales del Consistorio votaran el asunto. Se escudó en el derecho a la "tutela judicial efectiva", ya que la sentencia aún no es firme -pende la posibilidad de presentar un recurso de casación ante el Tribunal Supremo-.

Nada más conocerse la sentencia del TSJPV, que valida poder presentar la moción de censura contra Bilbao y tumba una resolución contraria al proceso emitida por un informe del secretario municipal, el PNV mundakarra presentó el jueves por la tarde –también el viernes por la mañana, cuando se abrió el registro municipal- pasado un escrito reclamando incluir un punto en el orden del pleno celebrado hoy mismo para dirimir la cuestión.

Sin embargo, este no se ha incluido. "Y habida cuenta de que, a día de hoy, tampoco se ha recibido del alcalde, ni de la secretaría, noticia alguna respecto de la moción presentada", los jeltzales han presentado hoy mismo un nuevo escrito "a fin de que conste expresamente la solicitud de su inclusión en el orden del día del pleno, en virtud del trámite de urgencia previsto en el artículo 91.4 del ROF". Esta segunda opción tampoco fue posible. El secretario tuvo que mediar reclamando más tiempo, incluso algunos días más, habida cuenta de la "profundidad del asunto. No es un tema que se pueda dirimir en 15 minutos", aseveró.

Los jeltzales no han podido ver votada la moción de censura, aunque sí que han podido finalmente leer el texto presentado –tras reclamarlo insistentemente y tras un parón antes de proceder al punto de ruegos y preguntas-, acusando además a Bilbao de "secuestrar al pleno para vaciarlo de sus funciones".

"Has privado –le ha señalado la concejal del PNV Irati Gondra a Bilbao- a este pleno de su derecho debatir, de su derecho a pronunciarse y a adoptar una decisión. Otra vez más, has privado a los concejales solicitantes de dicha moción, al ejercicio de su derecho fundamental de participación política en este pleno, en lo que supone una nueva vulneración de derechos fundamentales, que ya dos sentencias han establecido".

Cabe reseñar que Bilbao se presentó como candidato a alcalde en las propias filas jeltzales, como independiente. "Pretendes, sin tener mayoría alguna que te sustente" –Mundaka cuenta con nueve concejales: cinco del PNV, tres de EH BIldu y Bilbao, expulsado del partido-, "mantenerte en tu cargo a toda costa, aun despilfarrando para ello dinero público. Estas sometiendo a las arcas de este Ayuntamiento a un innecesario coste defendiendo tu interés personal, cuando ya, dos sentencias y un informe de la Fiscalía se han pronunciado, estableciendo que esa moción de censura se debía haber celebrado", ha resaltado .

Y es que los costes procesales corren a cargo de la administración local. "Y este pleno no conoce ni el contrato, ni el importe comprometido, ni las facturas que han sido abonadas a los letrados designados por el Alcalde. Ninguna información se ha facilitado al respecto", concluyeron.

Bilbao, por su parte, ha contraatacado señalando que el asunto aún está sub iudice, y que la sentencia no es todavía firme. "Existe un derecho, que es la tutela judicial efectiva", una figura no solo reconocida por la Constitución Española, sino "enmarcado dentro de los derechos fundamentales", ya que de lo contrario el primer edil estaría en "una situación de indefensión jurídica. Que sea el Tribunal Supremo quien dicte sentecia", ha espetado.

No en vano, el alcalde mundakarra puede presentar recurso de casación en el Tribunal Supremo, algo que parece que hará pese a no confirmarlo expresamente. De la misma forma, ha acusado al PNV de atacar a su persona "por no haberme plegado a validar chapuzas administrativas", cometidas a su juicio en anteriores legislaturas –como una permuta de terrenos-, que aún podrían ser llevadas a la Fiscalía "para analizar si ha existido la comisión de posibles delitos". "Es una posibilidad que actualmente estamos estudiando", ha adelantado. "Soy una persona molesta, preferís poner en mi lugar a un títere", ha concluido.

ACCIONES LEGALES


El PNV se guarda además en la manga la posibilidad de "ejercitar las acciones legales que correspondan y a depurar las responsabilidades personales que, administrativa o penalmente, puedan corresponder por dichos hechos a quienes priven al pleno del conocimiento de este asunto".

Según han reflejado, la negativa a incluir en el orden del día del pleno la citada moción "da lugar a una nueva vulneración de los derechos fundamentales de los concejales integrantes de EAJ-PNV". Y los jeltzales han vuelto a reclamar a Bilbao que deje el cargo. "Estás a tiempo de dejarlo, de dimitir, de reconocer que los tribunales no te han dado la razón, de acatar su fallo, de no recurrir. No malgastes más recursos públicos de este Ayuntamiento en la defensa de tu causa, sí, la tuya, que no es la de Mundaka".

noticias de deia