Un bidegorri de alta capacidad unirá Amorebieta y Iurreta en el 2023

El objetivo será facilitar los desplazamientos diarios entre ambos pueblos con seguridad y comodidad

30.03.2021 | 13:20
El proyecto de la bicipista que unirá Amorebieta y Iurreta ha sido presentado esta mañana

Una bicipista –un bidegorri de alta capacidad– de 7,5 kilómetros unirá los municipios de Amorebieta-Etxano y Iurreta, y estará en servicio a principios de 2023.

El proyecto lo ha presentado este martes el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, junto a los alcaldes de Amorebieta y Iurreta, Andoni Agirrebeitia e Iñaki Totorikaguena.

El objetivo será facilitar los desplazamientos diarios entre ambos pueblos con seguridad y comodidad, con un presupuesto para la obra de 12,6 millones de euros y un plazo de ejecución de quince meses, a partir de su comienzo en octubre.

El trazado de la bicipista discurre asociado a la autopista AP-8, lo que facilita su construcción y la conexión de los centros residenciales y de actividad económica del entorno.

En sus dos extremos conecta con las redes de bidegorris que llegan hasta los centros urbanos de Amorebieta y de Iurreta, y a lo largo de su recorrido ofrece accesos a y desde los polígonos industriales de Tolsan, Zubieta, Arriandi y Mallabiena, los barrios de San Miguel de Dudea, Erkoles, Euba, Berna y Arriandi y un centro educativo, la Ikastola Lauaxeta.

En Iurreta, la conexión con la red de bidegorris se realizará mediante la construcción de dos alimentadores, en Akiñena y en Arandia, habilitando un carril para bicicletas en las vías ya existentes.

Así mismo, en Akiñena se construirá una plataforma para que los peatones puedan cruzar con seguridad la N-634. Esta pasarela discurrirá casi 7 metros sobre la carretera y tendrá una longitud de 17 metros. En sus dos extremos, esta pasarela será accesible por escaleras y en ascensor.


REFORZAR SEGURIDAD

Para reforzar la seguridad y la comodidad de los usuarios, la bicipista entre Amorebieta y Iurreta ofrecerá una planta útil de 6,65 metros de anchura, diferenciando 3,8 metros para las bicicletas y 1,85 metros para los peatones.
Esta anchura, la mayor en la red de vías ciclistas de Bizkaia, se mantiene a lo largo de todo el recorrido e incluso se incrementa en los puentes y pasarelas para una mayor seguridad.

Otro elemento de la bicipista es que su trazado está completamente segregado y no cruza vías por las que circula tráfico motorizado.

El proyecto se ha realizado, además de con la colaboración de ambos consistorios, con la ayuda de expertos de la Universidad de Breda, en los Países Bajos.

Además, el diputado general ha adelantado que el proyecto contará con el sello del Tour de Francia; "como lo tienen numerosos proyectos de ciudades europeas como Londres, Utrecht o Copenhague"; pues su director, Christian Prudhomme, "se ha implicado en impulsar la movilidad en bicicleta en Bizkaia", ha añadido.

Rementeria ha destacando los tres elementos esenciales de esta bicipista, "que es lo que una autopista a una carretera convencional": une no solamente ambos municipios sino también sus barrios y polígonos industriales, su anchura "los más anchos de la red vizcaína" y, en último lugar, el sello del Tour ya explicado.

El diputado foral de Infraestructuras, Imanol Pradales, ha hecho hincapié en el número de desplazamientos de menos de ocho kilómetros que se realizan a diario en vehículo privado en Bizkaia: 685.000. "Aspiramos a que, en 2035, 135.000 de esos trayectos se realicen en bicicleta", ha anunciado.

noticias de deia