El aula de educación ambiental de Artigas se podrá visitar de forma virtual

Se podrá mantener la función didáctica del espacio sin que los asistentes tengan que acudir

04.01.2021 | 00:58
El aula muestra de forma didáctica los distintos procesos de reciclaje de residuos.

El aula de educación ambiental de Artigas tendrá una recreación virtual de forma que pueda seguir cumpliendo su función educativa y didáctica sin que los asistentes tengan que desplazarse físicamente hasta su espacio. La sociedad pública Garbiker ya venía trabajando en una alternativa a las visitas físicas del aula, cuya alta demanda hace que haya solicitudes que no se pueden atender, una necesidad que se ha vuelto más acuciante con la pandemia y sus restricciones de movilidad y aforos.

Dirigido tanto a escolares y estudiantes universitarios y de FP, como a asociaciones y otros grupos, el Centro de Educación Ambiental sobre Residuos de Bizkaia se ha consolidado como un espacio singular e imprescindible para divulgar el sistema de gestión de residuos del territorio. Su objetivo es dar a conocer a la ciudadanía todos los procesos de prevención, reutilización y reciclaje de los residuos generados en Bizkaia, realizando también una labor de sensibilización para impulsar hábitos de conducta más respetuosos con el medio ambiente.

Su actividad principal son las visitas guiadas, que se adaptan en función del público al que van dirigidas. En ellas se explican los procesos de reciclaje más conocidos, se dan a conocer los tratamientos de residuos a través de animaciones mecánicas, físicas e infografías, y se proyecta un vídeo sobre el proceso de reciclaje en el simulador del aula.

Pese a que la visita se apoya en elementos audiovisuales, implica la necesidad de acudir presencialmente al centro, por lo que la disponibilidad de realizarlas está condicionada por sus horarios de funcionamiento y un calendario limitado.

El proyecto para realizar una recreación virtual se enmarca dentro del proceso de renovación integral en el que se halla inmersa el Aula de Artigas, y que va a implicar tanto la renovación tecnológica de los dispositivos del espacio como la puesta al día de los contenidos, ya que ambos han quedado en gran medida obsoletos desde que se puso en marcha en 2004. "Nuestro objetivo es mantener la esencia del funcionamiento actual del centro, que tan buenos resultados ha obtenido, y al mismo tiempo mejorar la experiencia de las personas usuarias. Buscamos modernizar estas instalaciones para que puedan seguir prestando un servicio de calidad y permitan avanzar en nuestro objetivo de dar a conocer la gestión de los residuos que llevamos a cabo en Bizkaia e impulsar entre los ciudadanos hábitos de conducta más respetuosos con el medio ambiente", destacó la diputada de Sostenibilidad y Medio Natural, Elena Unzueta, al presentar el proyecto de renovación.

Alta demanda

Ya antes de la llegada de la pandemia del coronavirus, se hacía patente la necesidad de dar una respuesta a la elevada demanda de visitas que tenía el espacio y que sobrepasaba de forma recurrente su capacidad de atención presencial. Ello implica que, a lo largo del curso lectivo, existen solicitudes de visita por parte de diferentes colectivos que no se pueden atender. Un ejemplo; solo durante el curso 2019-2020 estaba prevista la asistencia a las instalaciones de más de 6.000 personas.

Pero además, la crisis sanitaria de la covid-19 ha puesto sobre la mesa la necesidad de contar con herramientas de comunicación y sensibilización alternativas que permitan continuar con la actividad del aula sin necesidad de que se tenga que realizar una visita física a las instalaciones.

Es por ello por lo que la sociedad pública Garbiker, dependiente de la Diputación, va a realizar una recreación virtual de aula, que incluya un paseo virtual por todas las áreas del centro y el acceso a todas las piezas audiovisuales y juegos. Las visitas se podrán realizar tanto en euskera como en castellano, de dos formas diferentes. Por una parte, una visita autoguiada, de forma que el usuario pueda navegar por las diferentes áreas del centro y acceder a los contenidos de forma autónoma y, por otra, una visita guiada por parte del personal del centro. Esta modalidad está pensada para que el personal del centro pueda simular una visita al aula de forma telemática, de tal forma que en remoto y mediante una videollamada o un soporte similar, se pueda realizar una presentación equivalente a la que se llevaría a cabo en el centro de manera presencial. El proyecto tendrá un coste de 72.600 euros.

Al detalle

Visitas. A lo largo del curso 2018-2019, el aula de educación ambiental de Artigas recibió la visita de 6.536 personas, distribuidas en 199 grupos de escolares y asociaciones. Desde su puesta en funcionamiento en 2004 –inicialmente el centro estuvo en manos del Ayuntamiento de Bilbao, que lo cedió a Garbiker en 2016–, por sus instalaciones han pasado 64.988 personas.

Público. El aula está enfocada tanto a alumnos de 3º a 6º de Primaria, Secundaria, Bachillerato, Formación Profesional y centros universitarios, como a ciudadanos pertenecientes a otros colectivos como asociaciones, familias...

"Buscamos modernizar estas instalaciones para que sigan prestando un servicio de calidad"

Elena Unzueta

Dip. Sostenibilidad y Medio Natural


noticias de deia