Las Juntas Generales de Bizkaia rechazan separar en espacios acotados a los usuarios de residencias

Elkarrekin-Podemos ha propuesto que, en colaboración con los Ayuntamientos, la Diputación pilotara las posibles peticiones de las residencias

10.12.2020 | 11:00
Bomberos desinfectan una residencia de Bizkaia durante la primera ola de la pandemia
La comisión de Acción Social acaba de rechazar la propuesta no de norma presentada por el grupo juntero de Elkarrekin-Podemos para el establecimiento de espacios seguros en torno a los centros residenciales de Bizkaia mientras se mantengan las circunstancias de la pandemia de covid. Los nueve votos de los junteros del PNV y PSE han tumbado una iniciativa que, aunque valoraban en el fondo, no coincidían en la forma de su habilitación. A favor votó EH Bildu, que ha enmendado la propuesta, mientras que la juntera del PP se ha abstenido.
 
El apoderado de Elkarrekin-Podemos, Héctor Fernández, ha propuesto que la Diputación de Bizkaia, en coordinación con los municipios, pilotara las peticiones que podrían llegar por parte de las residencias que lo necesitaran de habilitar espacios públicos en el entorno de estos centros para que los residentes pudieran "pasear y socializar sin riesgo a cruzarse con otras personas".

Fernández ha puesto como ejemplo varias residencias que ya han tomado estas medidas en Nafarroa y Gipuzkoa con la colaboración de sus correspondientes Ayuntamientos y ha indicado que "la Diputación tenía un papel para desarrollar esta iniciativa a toda Bizkaia" además de que "asumiera los gastos que podía suponer efectuarla, que son mínimos".
 

La propuesta contó con el apoyo de la juntera de EH Bildu, Izaskun Duque, que la ha ampliado con una enmienda particular, pero no obtuvo el consenso del resto de los grupos a pesar de estar de acuerdo con "su espíritu positivo".

La representante del grupo mixto-PP, Amaya Fernández, ha entendido que "la medida era discriminatoria" al circunscribirse solo a los residentes y no al resto de mayores que con características similares que se encuentran en sus domicilios.
 

Desde el grupo Socialistas Vascos, Ana Campo, se ha mostrado en desacuerdo al especificar que "acotar estos espacios es otra forma de aislamiento" aunque ha indicado que si hubiera residencias que solicitarán esta medida "tendría que ser Eudel quien determinara unos criterios comunes de aplicación en todos los municipios".
 

ESTIGMATIZACIÓN

Por su parte, Jose Antonio Lamborena, de Nacionalistas Vascos, ha razonado el voto en contra de su grupo en que "esta solución de segregación es la última en la que hay que pensar". Además de especificar que muchas residencias no podrían activar esta propuesta y que otras ya tienen espacios propios que la desarrollan, ha concretado que la acotación supone "un riesgo de estigmatización y discriminación".

La que ha calificado como "iniciativa bien intencionada de forma puntual" ha dicho que tiene que ser sustituida por acciones que "les permita estar en contacto con la sociedad con todos las medidas de seguridad sanitaria necesarias" y puso los paseos terapéuticos, actualmente en marcha en casi todas las poblaciones del territorio, como ejemplo positivo. Ha concluido afirmando que "segregar no va con nosotros".

 
noticias de deia