Ángela Eguia | Alcaldesa de Gordexola

Ángela Eguia: "La desescalada por provincias va a ser problemática para muchas personas"

El modelo elegido para el camino hacia la nueva normalidad condicionará la rutina de numerosos vecinos que tienen familiares en la limítrofe Araba

07.05.2020 | 00:09
Ángela Eguia: "La desescalada por provincias va a ser problemática para muchas personas"

Con 24 positivos por coronavirus confirmados ayer por Osakidetza en su balance diario y sin restricciones horarias para los paseos y salidas a hacer deporte por contar con menos de 5.000 habitantes –en concreto, alrededor de 1.700, "el 20%, personas mayores, según la alcaldesa– Gordexola mira hacia la desescalada. El proceso estará condicionado por la proximidad a Araba, territorio con el que el municipio encartado tiene muga.

¿Cómo valora que el gobierno central haya optado por un desconfinamiento por provincias?

—Creo que el modelo de movilidad propuesto con referencia a la vuelta a esta nueva normalidad por provincias, de entrada, va a resultar muy problemático para muchas personas. No parece muy lógico que, siempre que los índices de contagio estén controlados en estos municipios limítrofes, no se permitan los desplazamientos entre ellos. Y esto hasta finales de junio. Esperemos que la evolución de la pandemia permita reconsiderar esta medida, porque, efectivamente, numerosas familias de Gordexola tienen seres queridos en las localidades alavesas de Okondo, Amurrio o Artziniega.

¿Permanece el Ayuntamiento en contacto con las personas más vulnerables o esta atención se coordina desde la Mancomunidad?

—Ambas cosas. Desde el primer día, ese aspecto constituyó nuestra mayor preocupación: localizar a personas que viven solas, o en lugares de difícil acceso y a familias vulnerables. Mantenemos un contacto, tanto personalmente como a través de la trabajadora social, cuyo servicio tenemos mancomunado. Hablamos con ella semanalmente varias veces para cotejar la comunicación y la asistencia y ayuda que podemos ofrecer. También nos acercamos de forma continuada a vecinos de barrios mas alejados para proporcionar la ayuda que necesiten como farmacia, alguna compra y, sobre todo, para que sepan que estamos con ellos.

¿Cuándo empezaron a intuir que la alerta por coronavirus tocaría tan cerca?

—Bueno, con respecto a la crisis sanitaria, ya la primera semana de marzo veíamos que lo que se avecinaba iba a ser muy grave, y ya cuando se declaró el estado de alarma no cupieron dudas. Ya el 12 de marzo comenzamos por suspender las clases saludables de mayores y lo demás llegó todo seguido. Al día siguiente, suspendimos cursos municipales deportivos y culturales, cerramos los parques infantiles, la kultur etxea, el Gazte Txoko, los frontones y los centros sociales.

¿Qué servicios siguen operativos?

—El Ayuntamiento funciona a puerta cerrada, salvo ciertas gestiones presenciales. Atendemos llamadas, consultas, solicitud de certificados, licencias, facturas€ Sobre estas últimas, estamos haciendo un esfuerzo, para en estos momentos difíciles no demorar los pagos. Las prestaciones esenciales se están manteniendo. La brigada, aparte de la limpieza viaria habitual, efectúa una importante desinfección dos veces al día en zonas mas concurridas. El servicio de recogida de residuos también desinfecta los contenedores varias veces a la semana de los contenedores. Por supuesto el Área de Bienestar Social desde la Mancomunidad es la más activa, procurando detectar a cualquier persona o familia en riego y con especial atención a los mayores y a las familias con menores. Se está facilitando también actividad física on line de la mano de la empresa que ha venido gestionando los cursos municipales.

¿Cómo están las residencias y el centro asistencial de Zubiete?

—La residencia Villa Fali en estos momentos tiene diez residentes, y todos ellos, además de las trabajadoras, están perfectamente. No hemos registrado contagios. Las trabajadoras están haciendo un enorme esfuerzo personal para mantener las condiciones de seguridad dentro y fuera del centro, y mantener al virus a raya. La residencia de Azkai, Lasaitasun, también está libre de contagios. Y nos consta que los residentes del centro Zubiete están bien.

¿Modificarán el presupuesto para introducir ayudas económicas?

—Sí, requerirá algún cambio que nos permita disponer de parte de nuestro remanente. Estamos ultimando una ayuda a establecimientos destinados a comercio minorista, de hostelería o autónomos con actividad en Gordexola que fueron cerrados por el decreto del 14 de marzo y continúan sin ingresos. La ayuda a las personas es ahora nuestra preocupación. Hay que pensar en las consecuencias económicas que sufren muchas personas y trabajar para no dejar a nadie atrás.

"El presupuesto requerirá algún cambio que nos permita disponer de parte del remanente y estamos ultimando una ayuda?