"Kreo en ti"

BBK amplía su campaña de bonos de apoyo al comercio de Bizkaia

Ha puesto en circulación a partir de hoy un nuevo paquete de bonos con otras 5.000 unidades de 40 euros, las más solicitadas

27.04.2020 | 13:29
La plataforma solidaria "Kreo en ti".

La fundación BBK amplía a partir de este lunes su campaña de bonos "Kreo en ti", de apoyo al comercio de Bizkaia, después de que en apenas cinco horas se agotaran los 5.000 bonos de 40 euros puestos a la venta el sábado para realizar compras anticipadas en los comercios que actualmente están cerrados.

Más de 2.000 comercios están inscritos en el sistema que ha ideado BBK para apoyar la supervivencia del sector por medio de bonos directos canjeables por productos o servicios.

Debido a la buena respuesta ciudadana, BBK ha decidido poner en circulación a partir de hoy un nuevo paquete de bonos con otras 5.000 unidades de 40 euros, las más solicitadas.

El precio de venta al público será de 30 euros y BBK pondrá los 10 euros restantes. Además, todavía quedan bonos de 20 euros, en los que BBK aporta 5 y el comprador 15.

El comercio minorista emplea a más de 45.000 personas en Bizkaia, con más de 13.000 establecimientos abiertos. La falta de liquidez para afrontar los pagos mensuales referentes a personal, alquiler, etc. se ha revelado como el principal escollo.

Los nuevos bonos se pueden adquirir ya en la plataforma kreoenti.bbk.eus y canjear en el establecimiento comercial, una vez se levante el estado de alarma y hasta el 31 de diciembre de 2020. Cada persona podrá adquirir hasta 2 bonos y gastarlos juntos o por separado.

El bono no está destinado a una categoría concreta de producto: con él se puede comprar en cualquier de comercio que haya tenido que cerrar sus puertas por el estado de alarma, como zapaterías, tiendas de ropa, peluquerías, bares, restaurantes, librerías, perfumerías, etc.

Los comercios recibirán en pocos días el ingreso de las compras adelantadas, es decir, un total de 600.000 euros, para comenzar a hacer frente a sus pagos durante este tiempo y, así, poder volver a abrir la persiana, una vez pase esta situación.