Arte con un sentido arraigo social y cultural

La artista gatikarra Nekane Arrieta dona al municipio tres obras en agradecimiento "al pueblo y a los vecinos"

23.12.2019 | 06:18

SENTIDO de pertenencia significa amar el sitio donde nos desempeñamos o vivimos", afirmó el canadiense Robin S. Sharm, uno de los gurús en liderazgo y desarrollo personal. Un sentimiento especial de arraigo del que siempre ha hecho gala la artista gatikarra Nekane Arrieta, orgullosa de ese sentido de pertenencia que ha marcado su carácter y personalidad desde la infancia.

Con el objetivo de tratar de devolver todo lo que le ha dado su entorno va a donar a la localidad tres obras muy representativas del municipio. Tres "relatos pictóricos", tal y como los define, que hacen referencia a algunos de sus elementos diferenciados.

"Son tres cuadros surgidos de la necesidad de expresar mi agradecimiento al pueblo y los vecinos que me vieron crecer, me dieron su calor y color, pese a las limitaciones y carencias propias de la época y, en definitiva, me hicieron pertenecer a una comunidad humana con identidad propia", señala.

En este sentido, uno de ellos, "cedido al Ayuntamiento de Gatika", presenta un retrato del antiguo castillo de Butrón, "quizás no muy conocido y del que puede disfrutar ahora todo aquel que se acerque a la casa consistorial". Hace referencia a una imagen de la torre de Butrón en 1860. El segundo refleja uno de los grupos culturales más destacados de la localidad. "Está pensado para donarlo a la kultur etxea, en homenaje directo a los que formamos parte de Intxurtxu Dantza Taldea", indica Arrieta. Y el tercero, que representa una estampa de las tradicionales idi probak, "a la Nagusien Etxea, por su proximidad al antiguo probaleku". "Son tres obras hechas con mucho cariño y carga emocional. Estoy segura que compartida por la mayor parte de vecinos y amantes de nuestros lugares y costumbres", sostiene.

Por otro lado, respecto a su pintura, la gatikarra destaca la evolución que ha experimentado. "Ahora pinto en formatos de distintos tamaños, la mayoría en clave de abstracción, con las herramientas adquiridas en mi paso por la universidad, para explicar algunas reflexiones. Como diría mi amigo Roberto Molero: "donde la palabra no alcanza, donde la reflexión no acierta, donde la emoción se esconde; el pincel llega, la luz propone y el misterio del arte revela".

Abstracción Sobre esta línea, observa que "el mundo del arte se encuentra en un proceso de cambio desde que se dejó de tratar de reflejar la realidad y se priorizó la expresión de ideas y sentimientos propios del artista". "La abstracción ahora, sobre todo en las nuevas generaciones, me atrevería a decir, es la forma casi exclusiva que se utiliza para expresarse, digamos que ya no está de moda el realismo, para eso está la cámara fotográfica dicen los que están en esa corriente. A mí me suele gustar aportarle algo a esa fotografía y es lo que he pretendido con estas tres composiciones. Ocurre algo parecido en la mayoría de los grandes restaurantes, ya solamente se degustan platos muy exóticos, con unas composiciones increíbles, auténticas obras de arte, pero siempre estamos dispuestos a saborear, por ejemplo, un tradicional plato de alubias rojas", concluye.

noticias de deia