El Surne Bilbao Basket incorpora a Stefan Peno

El base serbio de 24 años, propiedad del Alba Berlín y formado en el Barcelona, llega para paliar los problemas físicos de Rafa Luz

30.11.2021 | 14:42
Stefan Peno, en un encuentro con el Alba Berlín.

Tras los recientes movimientos generados con los fichajes de Damien Inglis, por la salida de Regimantas Miniotas rumbo al Zalgiris, y Khyri Thomas, por la lesión de Andrew Goudelock, el Surne Bilbao Basket ha cerrado una nueva incorporación este martes. Se trata de Stefan Peno, base serbio de 1,94 metros y 24 años propiedad del Alba Berlín que llega para paliar los problemas de rodilla de Rafa Luz y cuyo fichaje ha adelantado Onda Vasca. Peno, que había recalado hace un par de semanas en el Prienai lituano en calidad de cedido, apenas ha jugado en la presente temporada y su progresión en el conjunto alemán se vio truncada en la campaña 2019-20 por una grave lesión de rodilla.

Peno es un director de juego de gran estatura que destaca por su capacidad para dirigir el juego, su inteligencia en cancha y su magnífico desempeño en labores de retaguardia, pudiendo ocupar puntualmente la posición de escolta. La principal tara de su juego se centra en el lanzamiento exterior. Le cuesta hacer daño desde la distancia de tres puntos porque ni se prodiga demasiado en el tiro ni luce buenos porcentajes. Eso sí, su condición de cupo de formación le convierte en una pieza muy apetecible para un conjunto como el bilbaino, que actualmente cuenta con dos de ellos fuera de circulación por lesiones (Rafa Luz y Álex Galán) y a otro, Tomeu Rigo, renqueante y recién salido de otra lesión.

Se espera que Peno aterrice en las próximas horas en la capital vizcaina y su debut, al igual que el de Thomas, podría producirse este mismo domingo en el Bilbao Arena en el importantísimo encuentro frente al Río Breogán. Para este duelo causará baja Luz, lesionado en el último choque frente al Valencia Basket, y queda como único base puro Jonathan Rousselle, con los relevos que le pueda ofrecer Ludde Hakanson desde la posición de escolta y el propio Peno, si Álex Mumbrú lo estima oportuno.

GRAN PROMESA


Stefan Peno, cuyo padre es serbio y su madre procede de la Guayana Británica, empezó a formarse en la cantera del OKK Belgrado y tras brillar con luz propia en el Europeo Sub'16 de 2012 fue incorporado por el Barcelona a su cantera, coincidiendo con Hakanson. Fue subiendo escalones en el conjunto azulgrana. Debutó en la Liga Endesa en el curso 2014-15 y en la Euroliga en el ejercicio 2016-17, pero no pudo hacerse con un puesto en el equipo catalán y en el verano de 2017 recaló en el Alba Berlín.

No tardó en hacerse importante en el conjunto alemán pese a su juventud, llegando a medirse al Bilbao Basket en la Eurocup, pero en el curso 2019-20 solo pudo jugar cuatro encuentros por una grave lesión de rodilla. Sin sitio en un equipo que lucía ya galones de Euroliga, la pasada campaña fue cedido al Rasta Vechta alemán, cuyo descenso no puedo evitar. Disputó 32 encuentros con una media de 19,4 minutos de presencia en cancha y sus números no fueron nada llamativos: 5,3 puntos y 4,3 asistencias con pobres porcentajes en el tiro penalizados por su 23,5% en triples.

Sin sitio de nuevo en el Alba, con el que esta temporada solo jugó un encuentro liguero (tres minutos, dos tiros libres anotados), fue cedido hace dos semanas al Prienai, equipo en el que milita el exjugador del Bilbao Basket Jovan Kljajic y que marcha colista en la competición lituana. En su único encuentro allí, ante el Jonava, disputó 26 minutos, en los que anotó seis puntos (2 de 7 en triples), repartió cuatro asistencias, capturó tres rebotes y robó dos balones.

noticias de deia