Nueva oportunidad para el Bilbao Basket para mejorar

El Bilbao Basket recibe al Bamberg con el objetivo de seguir formando una estructura grupal más sólida

10.11.2020 | 07:07
Imagen de archivo del partido ante el Pinar Karsiyaka.

Tras estrenarse con una derrota en casa ante el Pinar Karsiyaka en un encuentro que se le escapó en el último cuarto, el Bilbao Basket vuelve a vestirse esta noche (20.00 horas) con galas continentales para recibir al Brose Bamberg, líder del Grupo F de la Basketball Champions League tras superar a la Fortitudo Bolonia por un inapelable 63-100 en la jornada inaugural. El conjunto vizcaino tiene como premisa básica competir cada vez que salta a la cancha, pero es plenamente consciente de que donde se juega el futuro es en la Liga Endesa, por lo que los encuentros europeos deben servir, además de para tratar de conseguir victorias que sirvan como rearme moral, principalmente para seguir mejorando prestaciones y continuar formando una estructura grupal más seria y compacta que aumente su rendimiento.

En este amanecer de curso hay un puñado de jugadores muy necesarios para el buen funcionamiento del grupo cuyo rendimiento está lejos del esperado y encuentros como el de hoy deben ser utilizados para que den un paso al frente. Es el caso, por ejemplo, de un cabizbajo Arnoldas Kulboka, muy alejado del jugador descarado del pasado curso y cuya amenaza exterior es imprescindible para generar atención de las defensas y huecos para sus compañeros. Otros como Ludde Hakanson y Aaron Jones tienen que seguir ganando en regularidad, algo que también necesita un Jaroslaw Zyskowski que, sin embargo, se espera que sea baja por lesión para este duelo y posiblemente tampoco se vestirá de corto Álex Reyes por su problema en el muslo. Tampoco se espera a Kingsley Moses, ausente ante el Pinar Karsiyaka por tema de cupos y sin minutos en las dos últimas contiendas por decisión técnica.

El Brose Bamberg se salió en Bolonia, pero llega a Bilbao tras caer en la Bundesliga ante el Hamburgo por 75-78. Si puede correr y practicar su juego directo es peligroso tanto tirando de tres de la mano de Dominic Lockhart, Michele Vitali, Tyler Larson y Devon Hall como jugando interior con David Kravish y Chase Fieler. En estático le cuesta bastante más.