Aitor Elizegi termina con su vía crucis

El presidente del Athletic admite que tras la final de Copa ante el Barcelona se quedó sin fuerzas para liderar el club

30.11.2021 | 23:22
Aitor Elizegi, en un momento de su intervención en la Asamblea Extraordinaria

El via crucis de Aitor Elizegi ha tocado a su fin. El presidente del Athletic no tendrá que volver a someter las cuentas y los presupuestos del club a una nueva votación ante la Asamblea, que este martes le ha aprobado los números del presente ejercicio contable con el 57% de los votos a favor. Puede respirar tranquilo el máximo dirigente rojiblanco. No deberá pasar de nuevo por un mal trago como el que le tocó vivir en diciembre del pasado año, que tuvo su reválida, con aprobación mediante en febrero, y repitió después en octubre, donde no le acompañaros los resultados. A la cuarta, la Junta Directiva del club ha conseguido convencer al socio y cerrar unos presupuestos marcados por la pandemia del coronavirus y que han tenido en la cuota covid, que tras el voto favorable de anoche será lineal, esto es, idéntica para todos los dueños de la entidad (85 euros), su principal punto de fricción.

Elizegi aseguró un día después de la celebración de la Asamblea General Ordinaria de Socios Compromisarios del pasado 23 de octubre que no volvería a defender unos estatutos desde ese atril. Sus palabras podían dar pie a que no comparecería, como viene siendo habitual entre los presidentes del Athletic, al inicio de cada cita con los compromisarios, pero sí lo hizo. No habló de números, cuestión esta en la que tomó las riendas el contador de la Junta Directiva, Jon Ander de las Fuentes, pero sí de otras cuestiones. Su mensaje tuvo aroma de despedida. Por lo pronto, a la espera de ver si finalmente se celebran una o dos citas extraordinarias más, que tendrían la ampliación de la grada de animación y la renovación de los estatutos como puntos principales –esta se dar por segura, aunque aún no hay fecha para la misma–, no volverá a hablar ante el órgano soberano del club.


SIN CAPACIDAD DE LIDERAZGO


En un discurso más breve de lo habitual, arrancó asegurando que la reprobación de los presupuestos en la Asamblea Ordinaria del pasado mes de octubre fue "uno de los momentos más complejos" que ha "vivido" tras las dos derrotas en las finales de Copa en abril, con mención especial a la segunda, la que enfrentó al conjunto rojiblanco con el Barcelona también en el estadio de La Cartuja. "Admito haber perdido mi sensación y capacidad de liderar las mesas a las que intentaba acudir y abrir", expuso.

Unas horas después, ya con el sí de los compromisarios y en su comparecencia ante los medios, Elizegi ahondó en esta cuestión: "Lo he querido reconocer, no estaba fresco desde la derrota con el Barcelona. No lideraba, lo notaba en las mesas de trabajo. Y me preocupaba porque no sabía dónde terminaba esa situación. Esa incertidumbre no te permite afrontar el día a día. No he querido obviarlo".

En las cinco semanas que han separado las citas ordinaria y extraordinaria, la clave para revertir la situación y recibir la aprobación de los socios ha tenido que ver con el trabajo que tanto él, en primera persona y a través de un mensaje que hizo llegar en la víspera de la Asamblea por medio de un WhatsApp, como el resto de miembros de su Junta Directiva –el tesorero, Aitor Bernardo, y el vocal y cabeza visible de la comisión deportiva, Iker Goñi, sin descartar a otros directivos, se han reunido con distintos grupos de compromisarios– han realizado. Así lo aseguró el propio presidente. "Hemos trabajado. Los compañeros han hecho un gran trabajo. Hacemos las cosas de corazón. No teníamos experiencia en afrontar estas situaciones y seguro que se podían haber hecho mejor, pero creo que los socios han pensado que la Junta, los jugadores y, en definitiva, el club, ha hecho las cosas de corazón. Es un día importante".

"EN MUCHOS CASOS LLEGABA TARDE"


En este sentido, Elizegi desveló que han realizado muchas reuniones, "tantas o más que días tiene esta legislatura", y entonó el mea culpa: "Eso no significa que en todas hayamos estado a la altura. Sentía que en muchos casos llegaba tarde o no con todas las respuesta. Sigo pensando que vienen tiempos ilusionantes a la vez que difíciles. Creo, después de observar desde la cercanía y desde dentro, que los rivales están acelerando. Eso no quita que siga creyendo a ciegas en este proyecto. Espero que después de esta etapa, con errores y espero que algún acierto, podamos ayudar al próximo proyecto".

Ahora, con el presidente dando "un paso a un lado", como así aseguró en el mensaje que hizo llegar a varios compromisarios el lunes, la Junta Directiva seguirá dirigiendo el club hasta el próximo verano, cuando está previsto, en una cita aún no fijada, que se celebren las elecciones. El club seguirá su rumbo con Aitor Elizegi en un segundo plano y con su particular via crucis acabado. Eso sí, le tocará defender, ya en 2022, la reforma de estatutos, pero aseguró que no quiere que "volvamos a hablar de Elizegi cuando hablemos de reforma estatutaria". 

noticias de deia