Espanyol 1 - 1 Athletic

Un plan casi perfecto del Athletic ante el Espanyol

El inocente penalti cometido por Vesga y la sensacional actuación de Diego López impiden al Athletic sumar la victoria en un encuentro en el que Marcelino realizó hasta cinco cambios

27.10.2021 | 00:58
Oihan Sancet supera con un regate a Manu Morlanes en un instante del encuentro entre el Espanyol y el Athletic.

Avisó Marcelino García Toral en la previa del encuentro ante el Espanyol que realizaría varios cambios. Y así fue. No adelantó cuántos, por lo que hubo que aguardar hasta poco antes del arranque del choque. Fue entonces cuando se supo que serían cinco las caras nuevas, además de un sexto cambio, puesto que Iñigo Lekue actuó en el lateral zurdo y no en el diestro, e irremediablemente a muchos se les vino a la cabeza lo acontecido en el partido ante el Rayo Vallecano. El técnico se refirió semanas después a aquel encuentro como la única "cagada" del curso. Pues bien, la de ayer martes pudo ser la segunda –omitiremos esta vez la palabra empleada por Marcelino–, puesto que como ante el Rayo, los rojiblancos comenzaron perdiendo, pero el desempeño propio y los merecimientos de uno y otro debieron dibujar un resultado distinto.

En una semana intensa que tocará a su fin con el derbi frente a la Real Sociedad en Donostia, el plan de Marcelino y sus muchas rotaciones resultó casi perfecto. Pero como el fútbol es un deporte de aciertos y de errores, a la hora de explicar el reparto de puntos tras el 1-1 final no puede pasarse por alto que Mikel Vesga quedó señalado de nuevo, como ya sucediera ante el Rayo, tras cometer un inocente penalti por mano y que a Diego López, quien cumplirá 40 años la próxima semana, le dio por revivir sus mejores actuaciones en el día menos propicio para los intereses rojiblancos.

El Espanyol - Athletic, en imágenes. Fotos: Athletic Club y EFE

Solo le faltó hacer un gol más al Athletic para llevarse los tres puntos de una visita que más que al dentista parece a San Pedro . No ganan los leones en liga en el campo del Espanyol desde 1998 y, si no lo hicieron anoche, parece difícil imaginar que lo harán en el corto plazo. Dominaron el choque con bastante facilidad y dispusieron de un buen puñado de ocasiones, de todos los colores además, para marcar, pero les resultó imposible.

Quien quiera mirar más allá del marcador podrá sacar conclusiones muy positivas, como la intensidad, el buen trabajo coral y las muchas recuperaciones en campo contrario que dejó la eficiente presión realizada por el equipo, pero como en el fútbol también hay lugar para los resultadistas, estos podrán decir que el Athletic empató por no jugar con los habituales.

Ese análisis, seguramente muy simplista, resulta cuando menos injusto tras la actuación del Athletic de ayer lunes. Más aún porque resulta complicado no pensar que de ahora en adelante Yeray Álvarez y Oihan Sancet, sin olvidar a Nico Williams, se harán acreedores de tal condición. Al primero, de vuelta tras muchas semanas de baja, le ayudará la lesión de Dani Vivian; al segundo, su gran rendimiento; algo similar a lo que acontece con el menor de los Williams, toda vez que Berenguer no termina de carburar en este arranque de temporada. Sea como fuere, el Athletic sigue con una única derrota en su casillero, cerca de los puestos nobles y con muchos jugadores a un gran nivel.

Unai Simón

100

El portero disputó anoche ante el Espanyol en el RCDE Stadium su partido número cien con el Athletic, si bien no pudo celebrarlo con una victoria. Encajó un tanto de penalti pese a que le adivinó las intenciones a Raúl de Tomas. Sus partidos se reparten de la siguiente manera: 86 de liga, 12 de Copa y 2 de Supercopa.

noticias de deia