Athletic 1 - 2 Rayo Vallecano

La pesadilla de Falcao continúa para el Athletic

El gol sobre la bocina de Falcao, verdugo en la final de la Europa League de 2012, acaba con la imbatibilidad del Athletic en el exitoso regreso de Iraola y Unai López a San Mamés

22.09.2021 | 01:44
Momento en el que Falcao, absolutamente libre de marca, cabecea para lograr el segundo gol de los de Iraola en el minuto 95.

San Mamés, en su tercera apertura del curso, albergó anoche un partido con morbo dentro y fuera del terreno de juego que acabó con Radamel Falcao como protagonista para desazón de la parroquia rojiblanca, que revivió en cierto modo el destrozo ocasionado por el colombiano en la final de la Europa League de 2012 con el Atlético. Nueve años después, esta vez sobre el verde de La Catedral, los focos apuntaron de entrada a Unai López, titular por primera vez desde el arranque de la temporada tras verse obligado a hacer las maletas y regresar a la disciplina del Rayo Vallecano con la liga en marcha. En la banda, mientras tanto, no fue Marcelino García Toral quien acaparó la atención, sino un mito rojiblanco sentado en el banquillo visitante. Andoni Iraola, el cuarto jugador con más partidos en la historia del Athletic con un total de 510 compromisos oficiales repartidos en las doce temporadas que acumuló como león, visitó por primera vez San Mamés como entrenador rival. Y no pudo tener un mejor estreno.

Las mejores imágenes del Athletic - Rayo Vallecano. Fotos: Pablo Viñas y Borja Guerrero

El de Usurbil, comedido en la celebración de los dos goles de su equipo, ganó la partida a Marcelino e hizo valer su librillo en el santuario bilbaino, donde un imponente Rayo secó a un desconcertante Athletic carente de juego e ideas hasta tumbarlo sobre la bocina. Después de cuatro visitas en blanco al nuevo San Mamés, el cuadro madrileño sumó sus primeros puntos en la capital vizcaina para hacer hincar la rodilla a los rojiblancos por primera vez en lo que va de curso. Iraola, activo como de costumbre en la zona de banquillos, solo tuvo que esperar cinco minutos para ver cómo sus hombres se adelantaban en el marcador para obligar así a remar a contracorriente al Athletic por primera vez también esta temporada. No celebró el gol con la intensidad que le caracteriza el técnico guipuzcoano. Tampoco Unai López, quien se exhibió durante la primera media hora de juego y se limitó a formar parte de la piña en torno al goleador Álvaro García.


Unai López, que rindió a buen nivel, conduce el balón ante Muniain. Foto: Borja Guerrero

Hasta su sustitución en el minuto 76 en medio de los aplausos de San Mamés, el centrocampista donostiarra se reivindicó ante los ojos de Marcelino, quien no acertó con el plan de rotaciones. Ni en los primeros 45 minutos, ni tras la reanudación se sintió cómodo en ningún momento el Athletic, enjaulado por un Rayo que tuvo más posesión de balón (47%-53%), disparó más a portería (1-3), dio más pases (387-436) y fue más preciso en las entregas (71%-76%), en los envíos lejanos (47%-52%) y en los centros al área (8%-24%). Nadie, con las estadísticas en la mano, pudo discutir la victoria de los pupilos de Iraola, un equipo de autor que se desenvuelve con un tremendo empaque pese a figurar como un recién ascendido a la categoría.

Mérito absoluto del preparador usurbildarra, que enlaza ya cuatro jornadas consecutivas sin conocer la derrota y devuelve las dudas al seno del Athletic, que pinchó anoche el globo de la ilusión generada tras un comienzo de campaña en el que se mantenía invicto hasta ayer. Unai Simón, sin ir más lejos, encajó ante el Rayo sus dos primeros goles del curso. Mikel Vesga, en su partido número 100 como rojiblanco, originó el primer gol del Rayo tras cometer un grosero error en la medular e Iñaki Williams, que alcanzó los 201 encuentros ligueros consecutivos sobre el césped quedándose así a solo uno de los 202 de Juan Antonio Larrañaga, tampoco tuvo su noche. Fue la de Iraola, Unai López y Falcao, con quien la pesadilla continúa.

lesión de villalibre

Marcelino García Toral avanzó en la rueda de prensa al término del partido que Asier Villalibre podría causar baja en los próximos partidos, frente al Valencia y el Alavés, porque sufrió un pinchazo en el tramo final del encuentro. Con respecto a Iker Muniain, que también abandonó el terreno de juego con algunas molestias, el entrenador asturiano se mostró más o menos convencido de que el capitán rojiblanco sí podrá ser de la partida en Mestalla el sábado.

noticias de deia