El jeroglífico del dos en el Athletic

04.09.2021 | 01:03
Lekue conduce el balón durante el entrenamiento del pasado jueves.

Las lesiones de Ander Capa, Óscar De Marcos y Alex Petxarroman han impedido saber cuál es la idea de Marcelino, que ha tirado de Iñigo Lekue y frente al Mallorca podría tener a los cuatro a su disposición

Después de la sucesión de contratiempos que en el comienzo de la liga han afectado a la posición de lateral derecho, lo más sensato sería no intentar siquiera anticiparse al escenario que pudiera darse de cara al siguiente compromiso. La prudencia sería aconsejable visto lo ocurrido en las tres jornadas celebradas, pero también por lo que dicta la actualidad. La última noticia procedente de Lezama hablaba de unas molestias en el muslo izquierdo que el jueves apartaron a De Marcos de la sesión de entrenamiento. A expensas de conocer el alcance del problema en un próximo parte médico, queda en suspenso la posibilidad de que Marcelino disponga por fin de todas las bazas que le ofrece la plantilla para cubrir esa demarcación concreta.

Durante la pretemporada existían dudas razonables en torno a cómo gestionaría el técnico una situación tan poco común como la que supone que haya tres, o cuatro, candidatos a un mismo puesto. Dudas que persisten porque llegada la hora de la verdad el infortunio se ha cebado en los protagonistas, de manera que no solo Capa y Petxarroman permanecen inéditos, sino que De Marcos únicamente ha participado en el partido que abría el calendario y encima cayó lesionado. Como consecuencia de lo descrito, Lekue ha sido el encargado de jugar en el costado derecho de la defensa y ha rendido bien, tal como reconocía Marcelino tras la victoria en Balaídos

Lekue estaba destinado en principio a ser el relevo de Balenziaga en el ala opuesta. Fue la función que se le encomendó en los amistosos del verano a raíz de que Yuri Berchiche quedase fuera de circulación al ser operado de pubis. Las probabilidades del bilbaino, un comodín sin demasiadas oportunidades en los últimos tiempos, parecían reducirse todavía más a raíz de la apuesta del club por Petxarroman. Objetivamente este fichaje generaba un exceso de personal y ubicaba a Lekue en la parte más baja del escalafón.

En la campaña anterior, Capa y De Marcos doblaron ampliamente la participación de Lekue, quien no sumó ni mil minutos y solo gozó de ocho titularidades. Bueno, pues ahora acumula ya 218 minutos en liga y dos presencias en el once de salida. De la manera más inesperada, Lekue se ha visto relanzado y convertido en el más rodado de todos los laterales derechos, por lo que se antoja razonable incluir su nombre entre los aspirantes a jugar contra el Mallorca. El hecho de que haya sido capaz de aprovechar sus oportunidades, en teoría eleva aún más la fuerte competencia que se anunciaba antes del arranque del campeonato.

No obstante, lo vivido hasta la fecha puede ser considerado como un episodio coyuntural porque normal no es que se lesione todo el mundo de golpe y haya que tirar de un recurso de urgencia, del elemento peor colocado sobre el papel. Sigue siendo un misterio cuál será el criterio de Marcelino en el lateral derecho, aunque acaso deje de serlo en la serie de cinco encuentros que antecede al siguiente paréntesis en el campeonato.

fichaje y contratos 

La incorporación de Petxarroman asoma como un movimiento del club realizado con una proyección a medio y largo plazo que, de momento, ha recibido el visto bueno de Marcelino, de lo contrario hubiese salido cedido. Muy desenvuelto con la pelota, está por ver cómo se amolda a la categoría, es decir, si plasma con puntos en liza lo que enseñó en los ensayos. Por otra parte, se debe considerar que De Marcos (33 años en abril) puede estar cubriendo su último año en el equipo y que a día de hoy el futuro de Capa tampoco está claro. Recordar que el vizcaino no aceptó la propuesta de renovación que meses atrás le extendió Ibaigane, el tema ha quedado aparcado pese a que el jugador insista en que se retomará en breve porque quiere continuar de rojiblanco. Al igual que el veterano, Capa acaba contrato en junio. Aspectos que no pueden obviarse y cuyo sentido real lo establecerá la marcha de la competición.

Dentro de siete días empezarán a despejarse las incógnitas. Frente al Mallorca se descubrirá por ejemplo y más allá de las palabras, qué valor otorga Marcelino a los servicios prestados por Lekue. Asimismo, quizá se pueda comprobar en qué estado de forma llegan Petxarroman y Capa. El primero no juega desde la visita a Anfield del 8 de agosto, mientras que el segundo no aparece desde que dispusiera de un rato ante el Unión Berlín el 31 de julio, dentro de una pretemporada donde intervino poco, lo mismo que De Marcos, ambos muy condicionados por las lesiones musculares. Este último tomó parte en el cruce con el Elche, fue relevado y contra el Barcelona su lugar fue el banquillo. A Vigo ni se desplazó, sí lo hicieron Capa y Petxarroman que se tuvieron que conformar con seguir las evoluciones de sus compañeros desde la banda.

Lekue, destinado en principio a ser el relevo de Balenziaga en el ala opuesta, acumula dos partidos y medio en el lateral derecho

No solo Petxarroman y Capa permanecen inéditos, sino que De Marcos solo ha participado ante el Elche y encima cayó lesionado


noticias de deia