Athletic 2 - 1 Atlético de Madrid

Un resurgir inesperado del Athletic ante el Atlético de Madrid

El Athletic de los meritorios saca su mejor versión ante el líder y vuelve a ganar nueve partidos después, en un partido en el que los infortunios no generaron un nuevo disgusto

26.04.2021 | 01:12
Alex Berenguer celebra su gol, el octavo de su cuenta personal en esta liga, que abrió la victoria del Athletic ante el líder.

El más difícil todavía. Como si se tratara de un reclamo circense. El Athletic se subió al trapecio, ensayó el triple salto mortal y le salió casi perfecto. Porque así hay que entenderlo cuando el conjunto rojiblanco estaba hecho unos zorros, e incluso el entrenador reconoció en la previa ese déficit físico y mental que generó los fiascos de las dos finales de Copa; enfrente asomaba un Atlético de Madrid que prácticamente se jugaba en San Mamés media liga, durante el partido llega la grave lesión de Ander Capa, que estaba cuajando un encuentro notable; y una nueva cantada de un Unai Simón que en ciertas decisiones juega con fuego. Es decir, solo había motivos para lamentarse y no muchos para confiar en una victoria que quizá sorprendió a propios y extraños, pero a la que se hizo acreedor el colectivo de Marcelino García Toral, que, por momentos, hizo un fútbol coral y supo apretar y sacar las uñas para defender un triunfo que le sirve para reanimarse y poner un poco de chicha para lo que resta de liga pese a que apenas emergen objetivos clasificatorios.

Las mejores imágenes del partido ante el Atlético de Madrid. Fotos: Juan Lazkano

El plan de Marcelino funcionó. El asturiano supo bloquear a un conjunto colchonero que no proyectó la condición de líder y al que la presión puede que le quite un título que acariciaba no muchas semanas atrás. Athletic y Atlético de Madrid se han visto las caras en dos ocasiones en mes y medio. Se midieron el pasado 10 de marzo en el Wanda Metropolitano y entonces a los leones se les escaparon por lo menos un punto que merecieron por juego y ocasiones, y anoche volvieron por sus fueros de manera inesperada. Aquel duelo en terreno colchonero fue el último en que se recordaba a un Athletic creíble y cercano al que ganó la Supercopa, porque desde entonces solo se había empeñado en depreciarse. Perdió en el Wanda, pero con buena pinta. Celta, Eibar, Real Sociedad, Alavés y Betis le sacaron sus carencias pese a no ser capaces de ganar, al margen de las manchas que dejaron las dos finales de Copa. Es decir, los rojiblancos encadenaban ocho partidos, entre las dos competiciones, sin ganar y en los que solo habían sido capaces de ver puerta en tres ocasiones durante 720 minutos; mientras que anoche presumieron de ejecutar dos dianas ante la meta de Oblak, lo que solo le sucede al meta esloveno por cuarta vez en este curso.

El Athletic reencontró al Athletic. Como se reencontró Alex Berenguer con el gol. El de Barañain es el máximo goleador de los rojiblancos en liga, con una tarjeta de ocho goles, pero el navarro no veía puerta desde el partido ante el Granada en San Mamés, curiosamente cuando se detectaba hasta noche la última victoria de los leones. Berenguer dio entonces los tres puntos en una última acción del partido y ayer domingo rentabilizó la primera ocasión en la que metió las narices en el área colchonera para rescatar su inspiración y cerrar una sequía que también venía acompañaba por un mal juego en clave personal. Fue el principio de una noche entrañable para el Athletic, que se eleva hasta la novena plaza aunque a una distancia importante de los puestos europeos que marca el Villarreal, que saca ocho puntos a los rojiblancos, que tienen un partido menos y que se ponen al día el miércoles con una nueva cita en San Mamés, en esta ocasión ante un Valladolid situado en la zona de descenso. Sin embargo, al Athletic le toca saborear un triunfo que, paradojas del fútbol, le viene de perlas al Barcelona, verdugo sin piedad de los leones en la última final de Copa, en su lucha por arrebatar el liderato al Atlético de Madrid de Simeone, que ya no asusta tanto cuando comparece en La Catedral, donde solo se ha llevado un punto en sus tres últimas visitas.

la cifra

294

Los minutos que encadenaba el Athletic sin ver puerta, después de no hacerlo ante el Alavés, Barcelona, en la final de Copa, y el Betis. Berenguer rompió la sequía y, para más inri, Iñigo Martínez hizo un segundo tanto.

noticias de deia