La reválida de Aitor Elizegi

La Junta Directiva del Athletic vuelve a examinarse ante los socios compromisarios en una crucial Asamblea Extraordinaria. Mañana síguela en directo en la web de DEIA

20.02.2021 | 17:28
Aitor Elizegi, en la última Asamblea del Athletic

La Junta Directiva liderada por Aitor Elizegi, con una nueva previsión de presupuestos sobre la mesa, vuelve a examinarse mañana ante los socios compromisarios en una trascendental Asamblea General Extraordinaria que se desarrollará en San Mamés de manera telemática a partir de las 9.45 horas en primera convocatoria y de las 10.00 en segunda. El cónclave se celebra tras el contundente rechazo sufrido por el equipo de gobierno de Elizegi en la Asamblea Ordinaria del pasado 27 de diciembre. Los compromisarios dieron entonces la espalda a los regidores del club en los tres puntos que se sometieron a votación y que supusieron un duro golpe para el presidente, que vio cómo 277 compromisarios votaron a favor de las cuentas correspondientes al ejercicio 2019-20 y 439 en contra, mientras que 256 respaldaron los números de la 2020-21 y 454 los rechazaron.

Una clara derrota que también se vio reflejada en la votación del proyecto de la grada de animación, plan estrella de Elizegi que obtuvo 348 votos negativos y 339 favorables. Con tan contundente y desfavorable respuesta al trabajo realizado en los meses previos, todo quedó pendiente de la celebración de una Asamblea General Extraordinaria a la que también tuvieron que recurrir en su día José Julián Lertxundi, Jose Mari Arrate o Fernando García Macua. En el primer orden del día se someterá a votación la gestión de la junta directiva durante la temporada 2019-20, apartado que quedará separado de las cuentas anuales correspondientes a la misma campaña y que se presenta como uno de los puntos calientes de la mañana, que tocará a su fin con los tradicionales ruegos y preguntas tras votar también el controvertido presupuesto para el ejercicio económico 2020-21.

La directiva, tras pedir en diciembre el 30% de la cuota a la masa social para el mantenimiento del club por los estragos provocados por el coronavirus, pasó a proponer para mañana no considerar ingresos por cuotas de socios en 2021 bajo la hipótesis de que desde el inicio del curso 2021-22 pueda asistir público a los estadios. "En todo caso, ante la imposibilidad de prever escenarios ciertos sobre la evolución de la pandemia, en el supuesto de que en la temporada 21-22 tampoco hubiera público o el aforo estuviera limitado, las compensaciones que pudieran corresponder se propondrán en la Asamblea Ordinaria del año 2021 regularizando el cobro de las cuotas de socio del año 2022", explicaba asimismo el Athletic mediante un comunicado en el que daba a conocer el renovado plan trazado para la intensa jornada de hoy, en la que está por ver el impacto que adquiere la mejoría exhibida por el primer equipo masculino en el plano deportivo.


La rebaja salarial


Los regidores rojiblancos, a lomos de una nueva previsión de presupuestos en la que el déficit aumenta en 9,4 millones de euros –7,4 kilos por el no cobro de cuotas con consideración covid que irían contra el resultado neto y otros dos millones por el resto de los conceptos–, que conllevan una mayor aplicación de las provisiones existentes- para proyectar así unos números rojos que ascienden a 23,6 millones respecto a los 14,2 kilos presentados en el cónclave de diciembre, encaran la esperada cita de este domingo tras la consecución de la Supercopa de la mano de un Marcelino García Toral que reemplazó a Gaizka Garitano atendiendo a la demanda de un amplio sector de la afición y con la opción de disputar dos finales de Copa en abril sobre la mesa. A las renovaciones firmadas por Mikel Balenziaga, Óscar de Marcos, Unai Vencedor, Oier Zarraga y Mikel Vesga, amén de la que rubricará más pronto que tarde Raúl García tal como aseguró el propio Elizegi días atrás, se une además el acuerdo alcanzado con la totalidad de la primera plantilla rojiblanca para proceder a una segunda rebaja salarial en un intervalo de diez meses, la cual alcanzará esta vez el 8,43% de las fichas, pudiendo llegar al 10,26% en función de determinadas circunstancias variables que se pudieran producir.

En manos de los más de 900 socios compromisarios –703 participaron on line en la Asamblea Ordinaria–, así las cosas, queda el segundo intento de Elizegi de sacar adelante una gestión y unos números que vuelven a ser sometidos a examen después de las seis horas de duración que tuvo la asamblea del 27 de diciembre en el mismo escenario, donde el presidente del Athletic espera evitar una nueva respuesta negativa que dibujaría un escenario sumamente delicado para el máximo mandatario rojiblanco y su equipo, que anunció el viernes que propondrá en la siguiente Asamblea de octubre una ayuda covid a los socios.