Betis 1 (1) - Athletic 1 (4)

El Athletic se mete en semifinales de Copa tras ganar al Betis en los penaltis

El Athletic accede a las semifinales en la tanda de penaltis tras empatar Raúl García en la última jugada del tiempo reglamentario el gol que Juanmi marcó diez minutos antes

05.02.2021 | 01:28
Momento en el que Unai Simón detiene el penalti a Sergio Canales en el partido de Copa en el que el Athletic logró el pase a semifinales ante el Betis

El Villamarín acogió la enésima demostración de la fortaleza mental que mueve al Athletic. El acceso a la semifinal no es sino la reedición de las eliminatorias coperas que ha disputado el equipo en los últimos trece meses y que ya le otorgaron el derecho a pelear por el título de la anterior edición del torneo. En la actual sigue por la misma senda y cabría incluir en la lista de hazañas o triunfos cortado por el patrón de la épica, la reciente final de la Supercopa

Que juegue mejor o peor resulta indiferente, lo que prevalece es la certeza de que nunca puede darse por acabado al Athletic en partidos a vida o muerte. Buscar una razón distinta a la expuesta supone una pérdida de tiempo porque a la hora de la verdad, y son demasiados los antecedentes, prevalece sobre cualquier otra cuestión su instinto de supervivencia, que es sinónimo de inconformismo y rebeldía para no dejarse engullir por el desánimo y negarse en redondo a asumir la derrota. El Betis, que anoche en absoluto fue inferior, puede dar fe de ello.

El encuentro no figura entre lo más destacado de la aún breve etapa de Marcelino. Dentro de la igualdad, hay que admitir que por momentos el Betis gestionó mejor y apuntó maneras para salirse con la suya, una observación que no sería extensible al Athletic, al que en general se le vio más incómodo y atenazado. El estilo envolvente de los andaluces afloró, es verdad que sin el brillo preciso, pero se echó de menos la constancia en el tipo de fútbol que practican los rojiblancos. Hubo un déficit de verticalidad y remate en los dos bandos, pero en esa tónica de defender la parcela propia con uñas y dientes y reducir al máximo los fallos, el conjunto local se desempeñó con algo más de soltura. En los turnos en que el dominio les correspondió, los de Pellegrini se mostraron más amenazantes, pese a que los lances de auténtico peligro fuesen muy contados, en un lado y en el otro, y más nítidos los del Athletic.

Ambos técnicos apostaron por la prudencia en las alineaciones. Seis cambios hizo el local respecto al partido anterior y cuatro el visitante, uno forzado por lesión de Muniain. La identidad de las parejas de centrocampistas también revelaba un especial interés por asegurar la solidez con gente más bien estática, de corte defensivo. Acaso preveían que la cosa iría para largo y lo cierto es que dieron en la diana. Y acaso también los jugadores lo entendieron así, al menos esa impresión ofreció el desarrollo del primer tiempo, donde la consigna mutua fue no perder el control de la situación.

Las imágenes del Betis-Athletic de Copa



El Athletic plasmó mejor esa idea inicial, dominó la primera media hora, su presión alta mantuvo al rival encogido, sin opción de avanzar líneas, con sus piezas creativas desconectadas. A la propuesta le faltó algo de profundidad, decisión para percutir. El balance se redujo a un par de apariciones de De Marcos y Villalibre, poco, insuficiente para intimidar al Betis que despertó gracias a sendas internadas de Ruibal, la primera acabada con un remate defectuoso de Canales al lateral de la red. Hasta el descanso mandó el Betis, aunque la ocasión sonrío al Athletic, con un cabezazo picado de Yeray en falta botada por Yuri y buena respuesta de Joel.

Quizá la peor noticia para los rojiblancos fuera el alto número de tarjetas: los centrales, Dani García y Yuri antes de la hora de juego. La sensación de equilibrio se mantuvo en la reanudación. Pese a que de entrada la posesión correspondió al cuadro local, se impuso el sistema defensivo del Athletic, sin la más mínima concesión, Canales y Fekir galvanizaban una iniciativa inocua que además no impidió que el peligro se gestase en el área opuesta. Una combinación de Raúl García y Berenguer permitió a Yuri pisar área y fusilar a Joel, que repelió con los pies. Poco después, Yuri puso un centro precioso y el cabezazo de De Marcos se marchó acariciando el larguero.

Espíritu indomable

Sustos que desembocaron en lo inesperado: el gol de Juanmi, de volea tras despeje de Capa para cortar un avance de Fekir. Restaban seis minutos, la suerte de la semifinal se antojaba echada. Trató el Betis de contemporizar, el Athletic no hallaba vías para progresar. Fue un tramo angustioso, no se adivinaba cómo podría generarse una acción que evitase el adiós al torneo. Ahí emergió el espíritu indomable del equipo personificado en Iñigo, quien a falta de segundos para el pitido final arrancó y condujo a la posición de extremo, desde donde trazó un centro muy tenso para que Raúl García luciese su habilidad rematadora con un testarazo picado imparable.

Se repetía la historia de la final de la Supercopa y en teoría el Athletic recibía un impulso para afrontar la prórroga y, por qué no, la tanda de penaltis. Es lo que se interpretó cuando Morcillo agarró una volea que Joel despejó con seguridad. Pero el tiempo extra dio poco de sí. El cansancio y el exceso de responsabilidad presidieron un toma y daca que el Betis aprovechó mejor merced a su manejo; el Athletic no supo gobernar la contienda. Los más frescos no estuvieron inspirados, ni Morcillo, ni Williams, ni los dos medios, Vencedor y Unai López.

Deslavazado, el fútbol de los de Marcelino fue un continuo sobresalto, plagado de errores y repliegues, con varios hombres acalambrados, aunque el Betis, con acometidas estériles, tampoco acertó a darle sentido a su mayor entereza. Yeray desbarató la única oportunidad andaluza, repeliendo desde el suelo un disparo de Joaquín.

Y llegó el trance definitivo, los penaltis. Ahí sí que logró el Athletic establecer una diferencia clara. Marcaron Raúl García, Williams, Morcillo y Yuri, Simón adivinó los envíos de Canales y Juanmi y solo encajó el lanzado por Mandi. La capacidad agonística del equipo impuso su ley. Se diría que al Athletic le va la marcha.

BETIS: Joel Robles; Emerson, Mandi, Víctor Ruiz, Miranda (Min. 105, Emerson); William Carvalho (Min. 105, Tello), Guido Rodríguez (Min. 91, Joaquín); Aitor Ruibal (Min. 74, Juanmi), Fekir (Min. 93, Sidnei), Canales y Borja Iglesias (Min. 88, Guardado).

ATHLETIC: Unai Simón; Lekue (Min. 78, Capa), Yeray, Iñigo Martínez, Yuri; De Marcos, Dani García (Min. 78, Unai Vencedor), Mikel Vesga (Min. 87, Unai López), Berenguer (Min. 87, Morcillo); Raúl García y Villalibre (Min. 67, Williams).

Goles: 1-0: Min. 84; Juanmi. 1-1: Min. 94; Raúl García.

Tanda de penaltis:. 1-0: Raúl García. 1-1: Mandi. 2-1, Iñaki Williams. 2-1: Canales (para Unai Simón). 3-1: Morcillo. 3-1: Juanmi (para Simón). 4-1: Yuri.

Árbitro: Hernández Hernández (C. Las Palmas). Amonestó a los locales Aitor Ruibal y Carvalho (m.83), y a los visitantes Yuri, Yeray, Dani García, Iñigo Martínez, Lekue y Raúl García.

Incidencias: Partido de los cuartos de final de la Copa disputado en el Benito Villamarín. Sin público.

estadísticas

BetisAthletic

1Tiros a puerta4

9Tiros fuera4

3Paradas del portero0

2Tarjetas amarillas6

23Faltas cometidas25

82Balones recuperados91

187Balones perdidos195

2Fueras de juego4

56,2%Posesión 43,8%

noticias de deia