Portero del Alcoyano

José Juan: "Me ha llegado un final de película espectacular"

José Juan, portero del Alcoyano convertido en héroe a sus 41 años tras su homérica actuación en Copa ante el Real Madrid, se prepara para frenar al Athletic en El Collao

27.01.2021 | 00:49
José Juan, portero del Alcoyano.

José Juan (Vigo, 1979) se ganó a pulso la pasada semana convertirse en uno de los futbolistas de moda a nivel estatal. Sus diez paradas contra el Real Madrid sirvieron para que un humilde equipo de Segunda División B dejara en la cuneta a la multimillonaria constelación blanca, que se estrelló contra el muro que levantó un portero al que el destino tenía reservada una noche mágica. Dieciocho años después de disputar su primer y único partido en Primera División con el Celta y tras militar varias temporadas en Segunda en las filas del Lugo, coincidió brevemente con Unai Simón en el Elche en 2018 y puso después rumbo al Alcoyano, rival el jueves del Athletic en los octavos de final de Copa.

Se ha convertido en el héroe de la Copa y en uno de los futbolistas de moda. ¿Cómo lo lleva?

—Bien, ha sido todo un boom, pero me lo tomo con tranquilidad.

¿Le ha sobrepasado en algún momento el ruido mediático tras eliminar al Real Madrid o está disfrutando cada instante al máximo?

—Nada más acabar el partido contra el Madrid no es que me agobiara, pero sí me cogió por sorpresa ver todos los mensajes que recibí y que los seguidores en redes sociales como Instagram y Twitter me subieran un montón. Aun así, lo estoy disfrutando todo al máximo y viviéndolo a tope, porque esto solo pasa una vez.

¿Cómo es su día a día?

—Como el de una persona normal. Tengo dos niños, los llevo al colegio, después voy a entrenar, vuelvo y los recojo. Nada fuera de lo común.

¿Algún mensaje de felicitación le sorprendió especialmente?

—Me llamó mucho la atención que Ibai Llanos se acordara de mí en redes sociales. También me hizo ilusión que me escribieran varias personas de las que hacía tiempo no sabía nada.

El presidente del Alcoyano le prometió un piso en la playa si se lo pedía. ¿Lo ha gestionado ya?

—Todavía no, pero cuando se recupere del covid-19 y lo vea le preguntaré si lo dijo de cachondeo por la euforia del momento o iba en serio.

El reconocimiento general, en su máxima expresión, le ha llegado a los 41 años. ¿Ha sido injusto el fútbol con usted?

—No lo sé. He labrado mi carrera deportiva a base de mucho trabajo y sacrificio y no me quejo. He jugado mucho tiempo en Segunda A, también en Segunda B y como suelo decir soy un obrero del fútbol al que a los 41 años le ha llegado un final de película espectacular. Dicho esto, intentaré disfrutar del momento y seguir dando barrigazos en los campos de España.

¿Se ha acordado muchas veces de la mala fortuna que tuvo en su primer y único partido en Primera División?

—No, porque el fútbol son momentos, segundos, y en aquel partido que me tocó debutar en Primera con el Celta había hecho dos o tres buenas paradas antes de ese error al final del partido que no sé si pudo significar algo o no. A partir de ahí me labré una carrera y estoy orgulloso de lo que he hecho.

¿Dónde cree que podía haber estado su techo?

—No sé, pero me gustaría haber jugado más tiempo en Primera. Esa es mi única espinita, porque cualquier futbolista que empieza a jugar desde pequeño sueña con eso y con ir a la selección española.

Ante el equipo de Zinedine Zidane sumó diez paradas. Se dice pronto. ¿Cómo fueron evolucionando sus sensaciones en el campo?

—Recuerdo que la primera parada fue a Valverde abajo y me dio mucha confianza. A partir de ahí me fui encontrando bien y me salieron las cosas, pero hay que dar importancia también al gran trabajo defensivo que hizo el equipo para pasar la eliminatoria. Cuando pitó el final el árbitro sentí una enorme felicidad y me di cuenta de que la habíamos liado, aunque hasta que no pasen unas semanas o incluso unos meses no sabremos del todo lo que conseguimos aquella noche.

¿Le felicitó algún jugador del Real Madrid?

—Courtois. Cuando se iban al autobús nosotros estábamos fuera del vestuario y vino a darme la enhorabuena por el partido. Fue un gran detalle.

El destino ha querido que el siguiente rival del Alcoyano en Copa sea el Athletic. ¿Cómo encajó el emparejamiento?

—Muy contento. Es uno de los mejores equipos de España, el que más Copas tiene después del Barcelona y el actual campeón de la Supercopa. Sabemos que dan mucha importancia a este torneo y será otro partido muy complicado para nosotros, pero como hicimos contra el Huesca y el Real Madrid saldremos a disfrutar con el objetivo de volver a pasar.

En Bilbao hay quienes temen un nuevo milagro de José Juan.

—Bueno, es otro partido y puede pasar cualquier cosa (risas). Yo entreno todos los días al máximo y el trabajo del equipo en general está dando sus frutos, porque en liga también estamos muy bien.

A estas alturas se creerán capaces de todo. ¿Cuesta mantener los pies en la tierra?

—No, sabemos el equipo que somos, de Segunda B, y tenemos los pies en el suelo. Debemos luchar cada balón como si fuera el último y eso hacemos en Copa y liga. El equipo es una piña.

¿Qué partido y qué rival se va a encontrar el Athletic en El Collao?

—Intentaremos volver a estar juntitos en el campo, dar el máximo, disfrutar como comentaba antes y llegar al final del partido con opciones para aprovechar algún contraataque o alguna jugada de estrategia para pasar de ronda.

¿Le motiva especialmente medirse a algún jugador rojiblanco?

—Lo que me motiva es jugar contra el Athletic en sí. Más allá de eso es un auténtico equipazo con jugadores como Williams, Muniain, Raúl García€

Se va a reencontrar con Unai Simón. Coincidieron en el Elche en verano de 2018, aunque solo fueron apenas veinte días.

—Sí, hicimos buenas migas. Se veía que iba a ser un portero que iba a jugar en Primera y ahí está en el Athletic y en la selección española. Me alegro mucho por él. Como dato curioso, recuerdo que debutó con el Elche en pretemporada en un partido contra el Alcoyano en El Collao, donde perdimos a penaltis.

Firmaría con sangre que se repitiera mañana la historia con el Alcoyano imponiéndose en los penaltis.

—Sería increíble ya. Otro sueño. En el fútbol uno más uno nunca son dos y por falta de ilusión y moral no va ser. Es una eliminatoria muy bonita y esperamos tener nuestras opciones.

"He labrado mi carrera a base de mucho trabajo y sacrificio y no me quejo; soy un obrero del fútbol"

"Contra el Athletic intentaremos estar juntitos, dar el máximo, disfrutar y llegar al final con opciones"

"Tras eliminar al Madrid Courtois vino a darme la enhorabuena por el partido. Fue un gran detalle"


noticias de deia