Números para la inquietud del Athletic

02.01.2021 | 00:44
Iñigo Martínez da un puñetazo al césped fruto de la rabia, en un momento del derbi.

El Athletic, a tres puntos de los puestos de descenso, no ha rematado a puerta en dos de sus tres últimos partidos en casa y cerró 2020 con récord de derrotas como local al sufrir ocho en diecisiete citas

EL Athletic, a siete puntos de Europa y con solo tres de margen sobre el descenso a las puertas de la decimoséptima jornada de liga, encara un exigente carrusel de partidos para arrancar el año con la figura de Gaizka Garitano seriamente tocada por enésima vez. El técnico, si bien había logrado coger aire tras la victoria ante el Huesca en San Mamés y el empate firmado a domicilio contra el Villarreal, volvió a quedar señalado el último día de un atípico 2020 en el que fue devorado por el planteamiento de Imanol Alguacil en el derbi. No encontró el de Derio la manera de que el Athletic, impotente de principio a fin frente a una Real que se llevó los tres puntos de vuelta a Donostia con absoluta justicia, hincara el diente a un rival que ni siquiera tuvo que poner a trabajar a Alex Remiro.

El exrojiblanco, en su primera actuación como visitante en Bilbao, disfrutó de uno de los encuentros más plácidos en lo que va de curso, toda vez que los leones, al igual que ocurrió el pasado 4 de diciembre ante el Celta en San Mamés, no fueron capaces de rematar a portería en los más de noventa minutos de juego. Tampoco lo hicieron hasta el tramo final del choque ante el Huesca, ni contra el Alavés en Mendizorrotza, por lo que el problema, acentuado en dos de los tres últimos encuentros disputados en casa, viene de lejos para tortura de un equipo que cerró además 2020 con récord histórico de derrotas en La Catedral.

Como se encargó de reflejar Adurizpedia a través de Twitter, el Athletic, que desde 2012 nunca se había quedado sin probar al portero rival en San Mamés y puede lamentar haberlo hecho ahora en dos ocasiones en el último mes de competición, ha empeorado en el último año natural los peores registros firmados como local al sufrir ocho derrotas en diecisiete partidos. Empeoró así los ocho tropiezos en diecinueve choques del año 1991, un dato demoledor que no cabe achacar en exclusiva a la ausencia de público en las gradas, lo cual supondría tapar las notables carencias que proyecta sobre el verde un equipo que tampoco había caído derrotado nunca en su feudo ante nueve futbolistas, lo cual sucedió en la visita del Cádiz a San Mamés el pasado 1 de octubre.

Con cinco victorias, tres empates y ocho derrotas en las dieciséis jornadas disputadas esta temporada, en la que los leones cabalgan en duodécima posición, el futuro inmediato se antoja incierto a todos los niveles. Con la continuidad de Garitano en el aire en caso de no sacar adelante el compromiso de mañana ante el Elche, lo cierto es que las dudas se multiplican en torno a un bloque al que le cuesta horrores generar ocasiones de gol y regala más de la cuenta en área propia. El factor San Mamés, para mayor preocupación, ha desaparecido al haber cedido nueve de los veintiún puntos que se han puesto en juego en el coliseo rojiblanco, donde han vencido Cádiz (0-1), Celta (0-2) y Real Sociedad (0-1).

Los números lejos de casa son aún peores, pues los de Garitano solo han sumado seis de veintisiete puntos posibles. La única victoria lograda hasta la fecha llegó en la tercera jornada a costa del Eibar en Ipurua, donde los bilbainos se impusieron 1-2. El resto de partidos se han resuelto con los empates firmados ante Getafe (1-1), Valencia (2-2) y Villarreal (1-1) y las cinco derrotas frente a Granada (2-0), Alavés (1-0), Osasuna (1-0), Valladolid (2-1) y Real Madrid (3-1).

SOLO TRES PORTERÍAS A CERO 

Sabido es que la principal fortaleza del grupo de Garitano residía en la solidez defensiva, la cual, pese a las escasas opciones de gol concedidas a los adversarios, también se ha visto seriamente afectada como consecuencia de todo tipo de regalos y fatales desconexiones. En total, no en vano, son solo tres los encuentros en los que Unai Simón ha dejado a cero su portería tras dieciséis jornadas, mientras que en la faceta ofensiva son seis los envites completados sin goles a favor a la espera de lo que suceda mañana ante el Elche en un nuevo partido con Garitano en el alambre y con números, cuando menos, para la inquietud.

El Athletic ha cedido nueve de los veintiún puntos en juego en San Mamés y solo suma seis sobre veintisiete a domicilio


noticias de deia