Muniain resta importancia a la situación en el Athletic y apoya a Garitano

Muniain pide tranquilidad: "habláis de una crisis como si fuera el fin del mundo"

09.12.2020 | 13:46
Iker Muniain celebra el gol que le marcó al Sevilla en el partido disputado recientemente en San Mamés.

La plantilla del Athletic cierra filas en torno a la figura de un cuestionadísimo Gaizka Garitano. El técnico, que vive en el alambre desde hace unas semanas, enderezó el rumbo ligeramente tras los partidos de liga ante el Betis y el Getafe, pero la derrota frente al Celta volvió a ponerle en el disparadero, hasta el punto de que la Junta Directiva del club se reunió de urgencia esa misma noche en San Mamés para debatir sobre su continuidad. Aitor Elizegi hizo una defensa a ultranza de la figura del técnico, que se sentará en el banquillo del Athletic en el choque de pasado mañana en Mestalla. Pero además de contar con el respaldo del presidente, Garitano cuenta también con el apoyo de la plantilla, como así se encargó de dejar claro  Iker Muniain, el capitán.

El navarro, protagonista el miércoles en una rueda de prensa telemática en Lezama, aseguró que "la situación dentro del vestuario y en el equipo está tranquila". "Estamos preparando los partidos y los entrenamientos como hasta ahora. El ruido que hay fuera es más del que tenemos aquí dentro. La gente está con muchas ganas de conseguir un buen resultado, de coger una buena racha de victorias. La gente está muy centrada en lo que tiene que hacer en el equipo", agregó.



Muniain consideró también que las críticas en torno al equipo son excesivas: "Estáis hablando de una crisis como si esto fuera el fin del mundo. Hay que tener más tranquilidad. No paramos de entrenar, de buscar cosas nuevas, de hacer lo que nos pide el míster". En este sentido, cuestionado acerca de si le está tocando trabajar más por su papel de capitán del equipo, dijo que "nada más fuera de lo normal". "Como siempre, siempre hay que lidiar con todo un poco. La sensación que tengo es que el equipo está enchufado, que quiere revertir esta situación. Hemos jugado partidos buenos contra rivales de envergadura, aunque quizá en otros momentos nos ha costado más. Queremos conseguir esa regularidad que nos permita estar más arriba".

Insistido sobre la figura de Gaizka Garitano y las voces que dicen que este se juega su puesto, el navarro aseguró que eso es algo que va "con todos". "Con nosotros, con él... Queremos ganar porque queremos conseguir los tres puntos, que es lo mejor para todos. Si está en la cuerda floja no lo sé, nadie nos ha dicho nada".

En palabras del propio capitán, las declaraciones que el técnico realizó tras la derrota frente al Celta y que levantaron cierta polvareda, al menos entre algunos miembros de la directiva y un buen número de aficionados, no han sentado mal en la caseta: "Nosotros le restamos importancia a eso. Estamos tranquilos. Sentimos plenamente la confianza del míster en los jugadores, en el equipo. Siempre nos lo ha transmitido así. No es cuestión de potencial, de jugadores jóvenes o no jóvenes. Es una cosa del conjunto. Nos gustaría estar en una situación más privilegiada en la tabla, que lo estamos intentando conseguir, pero esa una cuestión de todos".

Asimismo, admitió que la situación actual y la que se vivió hace dos años con Eduardo Berizzo "son diferentes". "Con el Toto en las doce-trece primeras jornadas solo conseguimos una victoria y estábamos más metidos en el pozo. Ahora hay muchos equipos en muy pocos puntos entre el sexto y el décimo cuarto y ganando un partido te metes arriba. Tenemos un partido menos, que vale que es contra el Barça, pero también le está costando mucho. Yo, a los pesimistas cuanto más lejos mejor. A los optimistas, a esa gente la quiero al lado".

¿Suficiente autocrítica?


Al margen de Garitano, Muniain habló también sobre la autocrítica que realiza el vestuario, lo que generó un momento tenso en la sala de prensa. "Pienso que contra el Celta hicimos cosas bien. Obviamente hicimos muchas mal también, por eso la balanza se decantó a favor del Celta. Tienen jugadores de mucha calidad y nos ganaron el partido. Puedo salir aquí y decir que es todo un desastre, pero estaría mintiendo porque no lo veo así. A nosotros, lo que tenemos que corregir y los errores nos los muestran en vídeo. Los analizamos y corregimos en el campo para que no se repitan. La autocrítica es buena y somos los primeros en hacerla. De ahí a decir que no hacemos autocrítica no lo comparto", explicó el capitán, que cerró filas en torno a la figura del entrenador.







noticias de deia