Las notas de Aitor Martínez

El mejor del Athletic: Yeray, menos mal...

05.12.2020 | 01:13
Yeray Álvarez durante el encuentro ante el Celta.

EL Athletic volvió a las andadas. Los pasos al frente de los partidos ante el Betis y el Getafe sufrieron un frenazo en la noche de ayer en un partido en el que los rojiblancos ni siquiera dispararon a puerta.

Simón. No tuvo mucho trabajo, cierto es, pero falló incomprensiblemente en el segundo gol del Celta cuando buscó, sin acierto, a Capa con la mano. Reaccionó rápido, pero no evitó el tanto de Aspas.

Capa. Apareció con cuentagotas en ataque. No está en su mejor nivel físico y eso le penaliza. No dio profundidad al equipo por su banda y permitió que Santi Mina rematara muy solo en el primer gol celtiña.

Nuñez. La ausencia por sanción de Iñigo le devolvió al once tras más de dos meses sin jugar. No notó la inactividad y en líneas general completó un partido serio. Fue amonestado en la primera mitad.

Yuri. La suya fue, por segunda jornada consecutiva, la peor noticia del equipo. Al margen de su mal choque, dio síntomas de no estar recuperado de su mareo de la semana pasada. Solo jugó una mitad.

Vencedor. Tuvo una noche de contrastes. Estuvo bien por momentos, dando salida de balón ante la presión del Celta e inventándose un gran pase a Williams, pero demasiado flojo en las disputas. Fue sustituido.

Vesga. Salió despistado, con dos pérdidas de balón evitables, pero fue creciendo con el paso de los minutos. Recuperó un sinfín de balones y piso área rival en varios ocasiones. Debe afinar la puntería.

Williams. Solo se le recuerdan dos cabalgadas por banda derecha. En una asistió a Muniain, que no encontró portería, y en la segunda, ya a la vuelta de vestuarios, mandó el centro a la grada. Acabó en punta, donde tampoco brilló, antes de ser cambiado.

Muniain. Sus primeros minutos recordaron al Iker de las mejores tardes. Provocó un buen puñado de faltas debido a su continua presencia en zona de tres cuartos, pero se diluyó como un azucarillo a la media de hora. No acabó el partido.

Berenguer. Fue de menos a más, al contrario que Muniain, pero con una incidencia mucho menor. No encontró portería en los dos disparos que intentó y no acompañó a su par en el gol primer del Celta.

Villalibre. No fue su mejor partido, ni mucho menos. Remató alto un centro lateral y volvió a demostrar sus virtudes en el juego de espaldas. Fue sustituido con 0-1 en el marcador.

Balenziaga. Cumplidor, como siempre, salió del banquillo por la indisposición de Yuri. Pudo hacer algo más en el primer gol del Celta.

-Raúl García. Entró con 0-1 en el marcador y su presencia apenas se notó. Además, jugó en banda derecha.

-Unai López. Aportó posesión, pero sin la incidencia deseada en ataque.

-Sancet. Fue el único que intentó algo de todos los que entraron en la segunda mitad.

-Morcillo. Saltó al campo con 0-2. Su presencia fue casi testimonial.

3 Yeray álvarez

Defensa

El central de Barakaldo asumió el testigo de Iñigo Martínez, cogió sus galones y se erigió en el líder de la defensa. Cortó varios balones muy peligrosos y se mostró muy seguro con el balón en los pies, especialmente en la segunda mitad, cuando peor estuvo el Athletic.

noticias de deia