Berenguer o nadie: Javi Martínez rechaza volver al Athletic

Javi Martínez descarta regresar al Athletic porque no está dispuesto a asumir la sustancial rebaja de ficha que le propuso Ibaigane

24.09.2020 | 02:36
Alex Berenguer, en un partido con el Torino.

Las dos alternativas que el Athletic manejaba para pescar en el mercado de fichajes se han reducido a la mitad. De momento continúa abierta la posibilidad de que Alex Berenguer (Iruñea, 25 años) recale en la plantilla de Gaizka Garitano, pero Javi Martínez ha quedado definitivamente fuera de la órbita de la entidad rojiblanca. El motivo es puramente económico, pues el centrocampista quiere percibir por sus servicios una cantidad de dinero que supera ampliamente lo que el Athletic puede ofrecerle. Con una temporada más de contrato en el Bayern Múnich, donde no cuenta para el entrenador, Javi Martínez baraja otros destinos, clubes dispuestos a abonar una cifra que se aproxime más a la que percibe en la actualidad, que entre el fijo y las variables supera con suficiencia los siete millones de euros anuales.

Semanas atrás el Athletic estableció contacto con el agente de Javi Martínez, rol que desempeña su hermano Álvaro, y puso sobre la mesa unos números que en ningún momento han hecho dudar siquiera al futbolista que jugó en San Mamés entre 2006 y el verano de 2012, cuando el club bávaro pagó los 40 millones estipulados en su cláusula de rescisión. De hecho, en los despachos del Athletic no había habido noticias procedentes de Alemania, permanecían a la espera de una respuesta, hasta que recientemente se reestableció el contacto para conocer cuál era la intención de Javi Martínez. Como cabía presumir a partir de su prolongado silencio, se ha concretado la negativa explícita a abrir una segunda etapa vestido de rojiblanco.

La explicación es bien simple: el Athletic se plantó en una ficha que no alcanzaba los tres millones, es decir menos de la mitad de lo que el navarro gana en la actualidad sin contar los premios que ha estado obteniendo por los múltiples títulos conquistados por el Bayern en todos estos años. Era el único modo de que la directiva de Aitor Elizegi pudiese asumir una operación que en cualquier caso se disparaba hasta situarse en torno a los 25 millones, puesto que hay que contabilizar el dinero que pide el conjunto germano para abrirle la puerta a Javi Martínez, que acaba de cumplir los 32 años. Es posible que el Bayern hubiese transigido con rebajar sus pretensiones, pero ya no se sabrá porque el jugador le ha dejado claro a Rafa Alkorta que no contempla Bilbao como destino para desarrollar sus últimos cursos en el fútbol profesional. Está convencido de que podrá enrolarse en un equipo con más posibles que el Athletic y se ha decantado por aguardar la llamada de otro pretendiente.

el favorito

Cerrada esta vía, sigue activa la opción contratar a Berenguer, en realidad el hombre que interesaba a Garitano, quien así se lo trasladó al director deportivo antes del verano. El club ya tiene apalabradas las condiciones del contrato con el extremo, existe un acuerdo pleno por ese lado, pero falta por consensuar el precio de salida con el Torino, que en 2017 pagó cerca de seis millones a Osasuna. Por lo que ha trascendido el Athletic debería desembolsar entre diez y doce en concepto de traspaso. Al menos ahí es donde se plantó el conjunto italiano, aunque no se descarta que a medida que se aproxime el cierre del mercado, 5 de octubre, el precio pudiera bajar algo. Sucede también que no parece que Berenguer tenga más novias que el Athletic, una baza que por lógica refuerza la posición del Torino.

Prueba de que Garitano empuja para tener a sus órdenes a Berenguer serían algunos de los comentarios que ha ido deslizando, con referencia expresa al déficit de gol de los elementos que ocupan las bandas en la actualidad. La cuestión es que tampoco el exosasunista se ha revelado como un rematador consumado. Entre sus virtudes se ha de citar la polivalencia, se amolda a ambos costados y lo mismo ejerce de extremo que parte de una posición más retrasada, siempre cerca de la cal, algo que resultó habitual en la etapa que consumió en su club de origen. Pero el gol precisamente no destaca en su tarjeta de presentación. Si bien durante la última campaña hizo media docena, solo firmó tres sumadas sus dos temporadas previas en el calcio.

La llegada de Berenguer plantea alguna incertidumbre en el sentido de que sin ser un futbolista que haya llamado la atención, pese a que haber completado tres años en Italia le habrán curtido, sería un competidor directo para algunos de los jóvenes valores que empiezan a asomar en el primer equipo. Hay que considerar que al tratarse de una petición del técnico y de haberse invertido un dinero en él, ocupará un puesto en el once en detrimento de Morcillo o Córdoba, pero asimismo de Sancet y Villalibre, dado que por delante en el escalafón se hallan los clásicos Raúl García, Muniain o Williams, que hasta la fecha han acaparado tres demarcaciones de ataque.